Ley de Seguridad Interior legaliza una dictadura militar: usuarios

De acuerdo con el sondeo levantado por 4vientos en su portal de Internet, el 61.46% de los usuarios opinaron que la Ley de Seguridad Interior en una pésima idea, ya que su aprobación representa legalizar una dictadura militar.  

A los 4 Vientos

Aprobada en el pasado periodo legislativo por diputados y senadores —en su mayoría del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN)— y promulgada el 21 de diciembre por el presidente Enrique Peña Nieto, la Ley de Seguridad Interior ha generado múltiples reacciones a nivel nacional e internacional por las graves violaciones a los derechos humanos que supone que facilita la ambigüedad con que han sido redactados varios de sus artículos. 

Entre las voces que se han alzado en contra de esta legislación está el máximo Comisionado de la ONU, la Comisión Nacional y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, organismos de la sociedad civil como #SeguridadSinGuerra y Cencos, así como  intelectuales, académicos, artistas, partidos de oposición y múltiples sectores de la sociedad civil.

Entre las razones que han enarbolado los opositores a su aprobación están: hay una falta de contrapesos para la acción de las fuerzas armadas; implica legalizar el uso de la fuerza letal para la represión de la protesta pacífica; implica darle seguimiento a una estrategia de seguridad que tras 10 años de implementación ha demostrado ser un fracaso. 

De igual manera, las voces antes mencionadas han denunciado que se trata de una herramienta legislativa para legitimar un posible fraude electoral en los comicios del 1ro de Julio del presente año. 

A continuación presentamos los resultados del sondeo realizado por 4vientos en su portal de internet, mismo que se realizó con una encuesta abierta en el periodo del 12 de diciembre 2017 al 10 de enero 2018. 

La pregunta realizada a los usuarios fue ¿Qué opinas de la Ley de Seguridad Interior?a lo que el 64.46% de los votantes respondió que es Pésima idea, pues su aprobación representa legalizar una dictadura militar.

La segunda opinión más popular, con un 27.08%, fue que esta ley es Mala idea, pues no tiene controles suficientes sobre el actuar del ejército.  

El procentaje de estas dos primeras opiniones, que en conjunto suman el 91.54% de la votación total, contraste con el 9.38% que consideró la Ley de Seguridad Interior como Buena idea, ya que las fuerzas armadas necesitan operar bajo un marco legal, y todavía más con el 1.04% que aplaudió esta legislación como una Excelente idea, pues el ejército está facultado para brindar seguridad pública, siendo ésta la opinión más impopular de todas las expresadas en el sondeo. 

Por último, el 1.04% de los participantes dijo desconocer el contenido de la propuesta.