Noticiario 4V del Jueves 4 de Enero de 2018 (VIDEO en YOUTUBE)

El noticiario número 357 de “A los 4 Vientos”, el periodismo en internet, con la información y los comentarios a lo más relevante del mundo, del país y del terruño. En esta edición: CIENTÍFICOS JAPONESES DESARROLLAN ALGORITMO QUE PUEDE “LEERNOS” LA MENTE. Muchas gracias por seguirnos en internet y las redes.

El ADN de una niña reescribe la historia de los primeros americanos

Una niña está reescribiendo buena parte de la historia de los primeros americanos. Sus restos, hallados en Alaska, tienen una antigüedad de unos 11.600 años. Un grupo de investigadores ha logrado obtener su genoma completo. Al compararlo con el de nativos americanos tanto ancestrales como actuales, han comprobado que pertenecía a un pueblo desconocido hasta ahora. Más importante aún, los genes de la pequeña señalan que los primeros americanos son más antiguos de lo que se creía y cruzaron desde Asia antes de lo que se pensaba. La teoría más aceptada sobre los primeros americanos mantiene que cruzaron a América desde Asia por un puente terrestre que quedó sumergido al final de la última glaciación. Lo que no está tan claro es si aquellos primeros colonos pertenecían a un mismo grupo o vinieron en distintas oleadas. Tampoco se sabe con certeza cuándo cruzaron y qué paso en los milenios siguientes hasta llegar a la amplísima diversidad genética, lingüística y cultural de los actuales nativos americanos.

Hallazgo de los restos de las dos niñas en el yacimiento de Upward Sun River, en Alaska. Foto: University or Alaska Fairbanks (Diario El País).

“En 2015 mostramos que los ancestros de los nativos americanos entraron en una única oleada desde Siberia y que fue en América donde divergieron en dos grandes ramas”, dice el investigador en paleogenómica del Museo de Historia Natural de Dinamarca, el mexicano Víctor Moreno Mayar. Aquel trabajo, publicado en Science, señalaba que la división americana se produjo hace unos 13.000 años, cuando los hielos de la última glaciación estaban en retirada. Ahora, el nuevo estudio liderado por Moreno desvela que la niña de Alaska era una nativa americana “pero su ADN nos dice que formaba parte de una población externa, diferente de las otras dos ramas”. La niña, nombrada Pequeño Amanecer, solo vivió entre seis y doce semanas y fue enterrada en las cercanías del río Upward Sun, en la parte central de Alaska.

Ilustración de cómo debía ser el poblado de Pequeño Amanecer. Foto: Eric S. Carlson y Ben Potter (Diario El País)

El yacimiento ya ha dado algunos frutos, como el registro más antiguo de consumo de salmón en suelo americano. Su datación por radiocarbono la sitúa como uno de los fósiles humanos más antiguos localizados más al norte. Pero son sus genes los que más alegrías están dando a la ciencia. Al contar con los datos de todo su genoma, su ADN se convierte en un punto de referencia muy robusto a la hora de compararlo con otras poblaciones del pasado. Teniendo en cuenta mecanismos de diferenciación como la deriva genética, el flujo de genes entre grupos o la tasa de mutaciones, los investigadores lograron un reloj biológico muy preciso cuyos resultados publica la revista Nature (Texto: Miguel Ángel Criado / Diario El País).

Así se diseminaron los indígenas americanos que entraron por Siberia (Portal Materia)

Si te gusta nuestro programa ¡NO TE LO PIERDAS Y COMPÁRTELO!

Ensenada, B. C., Jueves 4 de Enero de 2018.