Juez federal ampara a vecinos contra negligencia del gobierno de Ensenada

Conceden amparo a vecinos de El Sauzal por negativa de la Dirección de Administración Urbana a responder solicitud de información.

Los ciudadanos denuncian irregularidades en el acuerdo de creación del Fraccionamiento Colinas del Sauzal

4 Vientos / Info Colinas El Sauzal

Jueves 4 de enero de 2018.- El Juez Noveno de Distrito en Baja California, Alexis Manríquez Castro, concedió amparo a los vecinos de tres colonias de la delegación municipal de El Sauzal, al resolver que la Dirección de Administración Urbana del XXII Ayuntamiento de Ensenada fue omisa en dar una respuesta expedita a los solicitantes respecto a la petición de información técnica que fundamentó la creación del Fraccionamiento Colinas de El Sauzal.

El pasado 25 de octubre, residentes de las colonias Colinas del Mar, Colinas del Sauzal y Cuatro Milpas presentaron una denuncia ante la Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente del Municipio de Ensenada, por haber autorizado el Proyecto Ejecutivo denominado Fraccionamiento “COLINAS DEL SAUZAL”, el cual se publicó en el Periódico Oficial del Estado No. 24, Tomo CXVI, de fecha 22 de Mayo de 2009.

Ante la negativa de la Dirección de Administración Urbana de dar una respuesta, el 22 de Noviembre del 2017 los interesados solicitaron al juez federal un amparo ante la negligencia de la autoridad municipal en darles una respuesta. Finalmente, ayer 3 de enero los vecinos fueron notificados de la resolución definitiva y favorable del juzgador. 

La denuncia en contra de la autorización del Fraccionamiento “COLINAS DEL SAUZAL” se presentó por los siguientes motivos:

Por exceder significativamente la densidad de viviendas establecidas en el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Ensenada. El Proyecto Ejecutivo plantea un uso habitacional unifamiliar con una densidad de 51.81 viviendas por hectárea, mientras que el Programa establece como máximo 32.

También por no tomar en consideración los estudios de impacto urbano y vial, no tener una evaluación de impacto ambiental, y no contar con estudios de factibilidad de servicios públicos.

Foto: Internet

Con estos argumentos, los sauzalenses solicitan la suspensión de las obras y actividades englobadas en el fraccionamiento que hoy se encuentra en ejecución con el respaldo del ayuntamiento que ´preside Marco Antonio Novelo Osuna.

“Si bien es una buena noticia que se nos otorgue el amparo, nos confunde mucho la actitud de las autoridades. “No entendemos por qué simplemente la Dirección de Administración Urbana no nos presenta la información solicitada, siendo que deberían tenerla, sin necesidad de llegar a estas instancias”, dijo Adriana Martínez, vecina de la zona.

Incluso dentro del juicio la Dirección de Administración Urbana fue omisa de presentar un informe justificado de su omisión en tiempo y forma, y sólo presentó, hasta después de la audiencia constitucional, el acuerdo de inicio del procedimiento administrativo AJ/464/2017, derivada de la denuncia ciudadana.

“La concesión del amparo, no obstante, obliga a la Dirección de Administración Urbana a notificar a los vecinos de El Sauzal del acuerdo de inicio del procedimiento administrativo AJ/464/2017”, comentaron los vecinos.

En su denuncia los residentes expresaron que “de negarse la suspensión (amparo) en los términos solicitados, se causarán daños irreparables al medio ambiente y al entorno urbano, afectando sustancialmente la calidad de vida no sólo de quienes ya residen actualmente en las zonas construidas, sino que tiene el potencial de causar daños y perjuicios a toda la ciudad de Ensenada.”

Explicaron que “al permitirse una densidad mayor en la construcción de viviendas, es evidente que el impacto ambiental, urbano, social y económico sería mayor al previsto por el mismo.  Así también, el permitir la construcción de las obras previstas, sin contar con los estudios de factibilidad de servicios públicos, es evidente el alto riesgo que corre la comunidad de El Sauzal al comprometerse el abastecimiento de dichos servicios a sus habitantes”.

Y consideraron que aumentar la densidad de la zona en contra de lo previsto en el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población, sin contar con un estudio de impacto urbano y vial, no sólo afectaría el acceso de quienes residan en el fraccionamiento Colinas del Sauzal, quienes cuentan con una sola calle de entrada y salida, “sino que comprometería la movilidad de toda la metrópoli de Ensenada puesto que el fraccionamiento desemboca a la carretera a Tijuana, que es la única entrada o salida hacia el norte de la ciudad de Ensenada”.

Con éstos y otros argumentos, ahora los denunciantes esperan:

1.- Que se emita una nueva resolución en donde el Ayuntamiento de Ensenada requiera al urbanizador todos los requisitos legales que ha omitido, tales como adecuar el proyecto a lo permitido por el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Ensenada, la evaluación de los impactos ambiental, urbano y vial, así como contar con la factibilidad de servicios públicos; todo ello previo a que se autorice el fraccionamiento.

2.- Tomando en cuenta las obras ya ejecutadas y las que se encuentran en ejecución, se exija al urbanizador que cumpla con todos los requisitos legales que haya omitido, con el fin de regularizar las obras.

“Los vecinos de la zona hemos insistido en lo siguiente: No estamos en contra del desarrollo; simplemente queremos ejercer nuestro derecho de participar y ser informados sobre las decisiones y los posibles impactos a nuestra ciudad”, dijo Paula Pérez, vecina de El Sauzal. 

“Queremos trabajar en conjunto con el municipio en pro de un desarrollo adecuado y ordenado para esta delegación. No entendemos por qué no se nos avisó ni se nos ha hecho parte de estos procedimientos”, concluyó.