«Poder Judicial en BC, a la merced del Gobernador del Estado»: Mexicali Resiste

El movimiento social de Mexicali Resiste publicó el 25 de diciembre un texto de nombre «Las falsas acusaciones contra Jorge Benítez», en el que comparte su versión sobre los hechos acontecidos hace unas semanas en el Congreso del Estado ylas posteriores acciones legales emprendidas por un Poder Judicial que, dicen, está al servicio de los intereses del Gobernador Francisco Vega y los caprichos del Congreso Estatal. Reproducimos a continuación la carta íntegra de los activistas cachanillas. 

Mexicali Resiste / Jose Fierro Q. / A los 4 Vientos 

El gobierno ha intentado por todos los medios callarnos, intimidarnos, amedrentarnos. A fines de enero de este año, envió a más de 400 agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y a ministeriales para intimidarnos y no lo consiguió.

El lunes 13 de febrero, Gustavo Sánchez ordenó que se detuvieran, golpearan y asilaran a 13 compañeros, violando varias leyes, todo para crearnos miedo, no lo logró, al contrario, creció el descontento. Nos han calumniado diciendo que MORENA nos paga o que los zapatistas nos manejan; les pagan a periodistas y seudo periodistas para calumniarnos. Pero nada de eso les ha dado resultado.

Ahora la nueva forma de intimidarnos es con acusaciones ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE). Acusaciones que rápidamente les dan cauce legal, aunque nosotros tenemos acusaciones desde febrero contra Gustavo Sánchez, Ulises Mendez y otros funcionarios públicos y ninguna ha prosperado.

Ahora se presenta esta acusación de la diputada perredista Rocío López Gorosabe, que, por cierto, votó junto con los panistas por el dictamen 95 que viene a endeudar el erario público por más de 80 mil millones de pesos, poniendo en peligro los gastos para educación y salud para los bajacalifornianos. Las acusaciones en concreto es que le rompió la blusa y le causó lesiones en la quinta y sexta cervical.

Las audiencias se llevaron a cabo los días 8, 13, y 14 de diciembre. El día miércoles 13, la defensa de Jorge, encabezada por el Lic. Fernando Rosales demostró que no había ninguna prueba clara de que Jorge haya tocado a la diputada. El perito en video de la PGJE reconoció que no podía asegurar que Jorge haya tocado a la diputada, teniendo 2 videos que proporcionó el MP. El ortopedista Maya Quevedo dejó sentado que, por la edad de la diputada, las lesiones pueden tener un origen crónico degenerativo, es decir vengan de años atrás.

¿Qué le quedaba a la fiscalía? Únicamente los testimonios del hermano de la diputada, los asesores de la misma y el jefe de guardias del congreso, Ortiz Paniagua. Casi todos los testigos de la diputada son o familiares o sus empleados, menos Ortiz Paniagua, quien se ha distinguido por represivo y ha golpeado directamente a compañeras mujeres del movimiento. Todos los testigos presentaron su dicho el mismo día que Roció López Gorosabe presentó su querella. Todos afirmaron que Jorge Benítez vestía ese día una camisa verde, mientras que el perito en video aseguró que Benítez traía una camisa gris, total que todas las supuestas pruebas que llevaba la fiscalía cayeron una a una, sin poder sostenerse.

Para el día jueves 14 venía el alegato final de la parte acusadora y de la defensa, la agente del ministerio público leyó directamente de la carpeta de investigaciones los testimonios que ellos presentaron, cuando se trata de un juicio oral, cosa que protestó la defensa, pero la jueza justificó el procedimiento alegando que ella no tenía la carpeta y desconocía varios datos.

La agente del MP leía pausadamente como en un dictado de primaria y la jueza fuera la alumna, escribiendo las mentiras de la fiscal. Ahí se practicó la consigna de Goebels. Jefe de propaganda de Hitler, “repite una mentira mil veces y será verdad”. Hubo un receso después del alegato de la defensa, que dejó claro que no había elementos de donde asirse para dictar una vinculación a proceso. Al volver la jueza volvió a repetir lo que había leído pausadamente la fiscal, como demostrando que había tomado bien el dictado. Fue un insulto a la inteligencia. Si hubiera un sociólogo que quisiera saber porque México vive en un atraso, bastaría con narrar lo que hizo la jueza. Como la jueza ya traía una consigna, sentenció a Jorge Benítez se le vinculara a proceso, aunque no había pruebas para ello.

Aquí se muestra, una vez más, que el Poder Judicial está supeditado al Gobernador del Estado: no hay una separación de poderes. Fue todo un proceso amañado, acelerado, sin pruebas, sin fundamentos. Solo se trata de parar un movimiento que ha cuestionado al gobierno y al congreso, desde sus raíces, toda su política, todas sus corruptelas, toda su sucia política del agua, toda su política favorecedora de los empresarios poderosos de la región y de afuera, como es el caso de la Constellation Brand’s. Pero de nueva cuenta se van a topar con pared. No podrán callarnos, porque lo que nosotros sostenemos es el sentir del pueblo entero. Por eso Mexicali Resiste se sostendrá y continuará luchando por una sociedad mejor.