Miguel Lozano y el cuento posmoderno en Baja California

Una combinación profesional algo inusual es el Mtro. Miguel Angel Lozano Chairez. Cachanilla licenciado como ingeniero en Sistemas y Maestro en Estudios Culturales titulado con Mención Honorífica, Lozano escribe cuentos desde el 2004 en el medio donde encontró el espacio perfecto para darle libertad máxima a sus letras: Internet.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

A lo largo de su trayectoria como escritor, el joven cuentista también se ha desenvuelto en la música y en otros medios como son la radio y televisión, donde ha participado con diferentes programas de análisis cinematográficos y literario, realizando reseñas, artículos e inclusive a producido su propio podcast.

En 2017 el escritor publicó su primero libro con la UABC, mismo al que bautizó con el nombre de “Sombreros blancos: tres hackers programan un mundo mejor.”, publicación en la que desarrolla una investigación sobre los hackers de sombrero blanco en Baja California, maestros informáticos que se dedican a romper los candados de la red con un fin noble y en busca del bien común, como han hecho Edward Snowden y Julian Assange a nivel internacional.

El cuentista-ingeniero también ha participado en revistas y suplementos como Aquilón, Magín, El Septentrión, Guardagujas y Escenario, fue antologado en el libro “Ni desierto, ni maquila, ni frontera” (2010) y fue coordinador de la antología de cuento breve “Navegador de historias: 30 cuentos cortos y un prólogo desesperado” (2014). De igual manera, ha sido ponente en una variedad de congresos he impartido talleres literarios.

Actualmente el Maestro Lozano da clases en la Facultad de Arte de UABC Unidad Valle Dorado y se encuentra trabajando en la publicación de su segundo libro “Fuera de la caja” (realizado en coautoría con Carla Madonado), en el que desarrolla una investigación sobre las galerías de arte en Baja California.

A los 4vientos entabló una amena entrevista con el escritor, con el objetivo de conocer un poco más sobre su trayectoria literaria, su preferencia por el cuento y los temas que abordará en la conferencia de este sábado 2 de diciembre en la Academia Ópalo, donde hablará sobre el cuento posmoderno.  

El Mtro. y cuentista Miguel Angel Lozano Chaidez

¿Cómo empezaste a escribir?

Siempre leía mucho desde niño, pero comencé a escribir más en serio cuando era adolescente, cuando tenía 16 años comencé a editar una revista electrónica de hackers con mis amigos. Veía muchas de esas en Internet y decidí hacer la mía, le pusimos el radioactivo news. Duramos 2 años haciendo eso.

Después, cuando comencé a estudiar ingeniería, comencé a escribir en un blog que le puse “Botellas al mar”. Por ese entonces también entré a un taller de poesía y cuento, y la parte del cuento fue la que más me llamó la atención, porque escribía anécdotas e historias, pero no sabía bien lo que estaba haciendo, ya con el conocimiento y las herramientas comencé a escribir tramas más elaboradas.

Más adelante me uní a un colectivo que se llamaba algo como “Movimiento Literario de la Generación Breatnik”, éramos varios conocidos que nos juntábamos semanalmente en la biblioteca de la UABC central, allá en Mexicali, con la idea de escribir algo nuevo cada sesión, era un ejercicio muy interesante.

Llegó un punto en el que el blog era muy visitado, la métrica que puedo citar para decir esto es que por aquella época en que estaba la “blogosfera”, en el 2007, un bloggero que se llamaba “El Pato Pascual” decidió hacer una lista de los 75 blogs más leídos de México, y me incluyeron como en el número 31. Me acuerdo que en el top 10 había como 5 de Mexicali, y de esos 75 blogs había muchos de Mexicali.

Es importante esto de ejercer la práctica literaria en diversos espacios: en Internet, en círculos literarios, en otros medios…

Claro. En lo personal yo desconfío mucho del mundillo literario, se me hace que tiene muchas tradiciones absurdas, entonces como yo no crecí en ese mundo ni me formé en él, no lo veo como nostálgicamente ni románticamente, y algunas cosas que hay en el mundo de la literatura se me hacen bastante absurdas. Por eso a veces me mantengo al margen, me gusta mucho escribir pero no tanto estar ahí en los eventos de la ciudad.

Es muy resistente la literatura, muy tradicional, en la región no les gusta que se muevan las convenciones, no están abiertos a la innovación, y pasa lo mismo con los rituales de presentaciones de libros, cómo hacer una lectura en voz alta, y pienso que si algunas de estos procesos se hicieran de otro modo habría más gente interesada.  

 

¿Cuáles son las posibilidades que ofrece escribir un cuento?

Son muchas. A mí me gusta escribir cuento porque me gusta mucho el cine, y en algún momento quería hacer cine, tenía que aprender a escribir historias interesantes, desarrollar personajes complejos, crear algo cautivador.

Empecé a escribir cuentos porque escribía lo que quería ver en pantalla, y con el tiempo me di cuenta de las posibilidades, porque el cuento te da una libertad increíble, y comprendí que no necesitaba un ejército de gente, de equipo ni nada para hacer una historia igual de vívida.

Cada medio tiene sus recursos, entonces para mí el cuento ofrece muchas posibilidades, pero siento que hay un punto en el que el cuento tiene que transformarse. Ya todas las historias están contadas, entonces ¿qué más puede ofrecer el cuento además de historias?

¿Qué temas se abordarán en la conferencia del cuento contemporáneo?

Hablaré del cuento contemporáneo situándonos en la posmodernidad. Entonces el afán de un escritor que se considere como un escritor actual, pienso yo que debería ser escribir en la posmodernidad, no en la modernidad, que ya pasó.

Hay ciertos recursos que tiene el cuento posmoderno, y no es fácil escribirlos, pero es un reto que tendríamos que enfrentar, además de que este enfoque te permite experimentar mucho. Vamos a analizar qué recursos podemos usar, qué es la literatura posmoderna (específicamente el cuento) y luego ver cuál es el panorama de aquí, el de Baja California, qué autores y qué libros hay que podemos llamar como posmoderno, que estén a la vanguardia.

Las historias siguen siendo las mismas, lo que cambia son los recursos: a veces fragmentan el discurso, a veces la historia es no lineal, a veces es intertextual y utiliza diferentes tipos de texto. Entonces hay buenos escritores en Baja California que han escrito cuento y narrativa posmoderna, y eso es lo que vamos a abordar. Al final vamos a cerrar con una lectura.

Claro que no todos son cuentistas posmodernos, y eso está bien porque da diversidad. Está Gabriel Trujillo, por ejemplo, cuentista moderno, y hay un libro de antología de cuentos de Baja California. Entonces este sábado vamos a dar un panorama de dónde estamos parados en la región.

Puedes consultar el blog de Miguel Lozano aquí: http://badbit.org/