Las finanzas de Ensenada, un barril sin fondo

El Ayuntamiento de Ensenada continúa inmerso en una severa crisis administrativa que hace crecer su pasivo a un ritmo diario de un millón de pesos durante los primeros nueve meses de 2017, periodo que arrojó un déficit histórico de mil 938 millones de pesos.

Javier Cruz Aguirre / A los 4 Vientos

Ensenada, B.C., 16 de noviembre de 2017.- El débito representa un brutal aumento de casi mil 500 por ciento en un periodo de 16 años, en que priistas y panistas se han alternado el gobierno del municipio más grande de México.

Esto porque en 2001 el pasivo era de tan sólo 132.4 millones de pesos, pero en septiembre de 2017 cerró en mil 938 millones; sin embargo, en agosto pasado la tesorera Guadalupe Méndez Maldonado lo situó en dos mil 205 millones de pesos, en un juego de declaraciones y cifras que ni los expertos descifran.

No sólo eso. Entre 2001 a septiembre de este año, el monto del pago de servicios personales, es decir nómina y prestaciones a los trabajadores de todos los niveles de la administración municipal, subió casi 500 por ciento al pasar de 236.4 millones en el gobierno de Daniel Quintero Peña, a mil 160 millones de pesos con Marco Antonio Novelo Osuna.

Un tercer análisis de especialistas contables independientes al estado financiero que el XXII Ayuntamiento de Ensenada reporta en su plataforma digital para el tercer trimestre del año, concluye que contrario a la versión mediática del edil en el sentido de que las finanzas del municipio se recuperan gracias a un programa de reingeniería administrativa, existe “una tendencia peligrosa de incremento en todas sus cuentas de pasivo, así como en el rubro de Servicios Personales”.

El estudio subraya también el aumento de casi 22 veces más que reporta el monto de la deuda pública del ayuntamiento con instituciones bancarias, al crecer de 32.9 millones de pesos al terminar el gobierno de Quintero a 706.7 millones al último día de septiembre pasado.

Guadalupe Méndez en su toma de protesta. Eran días de esperanza (Archivo).

Precisa que al cierre del tercer trimestre de 2017, el incremento de la Deuda Publica fue de 4.71% (31.8 millones de pesos) por el préstamo contratado con el Banco Interacciones, propiedad de las familias Hank Rhon y Hank González, por un monto de 77 millones 695 mil pesos para cubrir necesidades a corto plazo. Esto con una Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a 28 días, más el 2%, con vencimiento al 30 de Noviembre de 2017.

“Este incremento del 4.71% -explican los especialistas- claro que no es de importancia. Podemos decir que no se ha pedido ni prestado casi nada, pero la realidad es que la Tesorería se está financiando con los otros pasivo y retenciones, como lo son el Issstecali, el Impuesto sobre la Renta y otros rubros.”

A continuación, el documento detalla que el incremento de la deuda por pagar al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, Municipios y sector paramunicipal y paraestatal (ISSSTECALI) fue de 94 millones 360 mil pesos: es decir aumentó 16 por ciento.

“Si promediamos este importe entre los nueve meses de administración, tenemos como resultado que ese déficit fue de 10 millones 484 mil pesos por mes.”

A ello, los contadores sumaron los aumentos que se registraron en todos los rubros del pasivo. Por ejemplo, con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) la deuda creció 2.3 millones de pesos; con la Secretaría de Hacienda por los impuestos sobre el Producto del Trabajo (ISPT)  fue de 39.3 millones y sobre la Renta (ISR) y sobre Honorarios Asimilables ascendió a 2.5 millones.

Además, en cuentas por pagar a corto plazo el débito acrecentó 72.4 millones de pesos; a proveedores al corto plazo en 23.6 millones y al sindicato de burócratas en 6.1 millones.

Uno de los grandes acreedores de Ensenada (Archivo).

En total, del 1 de enero al 31 de septiembre del presente año el incremento del pasivo fue de casi 271 millones de pesos.

“En el caso de los conceptos considerados como retenciones y contribuciones por pagar, como son ISSSTECALI, SAT e IMSS, se tiene un aumento global de 138 millones 600 mil pesos, Si promediamos este importe entre los 9 meses de la administración, tenemos como resultado que por mes son 15 millones 400 mil pesos los que se desviaron, creemos, a gasto corriente del ayuntamiento.”

Y precisan los profesionales: “Pero a estos importes que se generan mensualmente por retenciones no enteradas, habrá que aplicarles su actualización, recargos y multas, tal como lo marca las leyes de la materia; esto desde el momento de su retención hasta la fecha de su pago a quien legalmente corresponde. ¿Cuándo sucederá esto? ¡Quién sabe!”

Finalmente, al enfatizar en el pago por Servicios Personales a septiembre de 2017, concluyen que al promediar lo que se gastó en este período de la administración de Marco Antonio Novelo, se obtiene un promedio mensual de 86 millones 865 mil pesos.

“Pero el ayuntamiento pagara al cierre del ejercicio 2017, un monto de mil 40 millones de pesos más los aguinaldos por unos 120 millones, dándonos un importe anual de mil 160 millones de pesos. ¿Cuál ahorro tenemos entonces con la presunta reingeniería administrativa puesta en marcha por el actual gobierno municipal?”

Al respecto, la tesorera Guadalupe Méndez Maldonado afirmó en reunión con los integrantes del grupo Madrugadores de Ensenada, el pasado 22 de agosto, que para el ayuntamiento no hay otra alternativa que cumplir con la reestructuración tanto de la deuda como de la plantilla de trabajadores.

Esto para detener “la bola de nieve que se ha formado en el rubro de egresos” del gobierno, en donde -afirmó- “se ha aplicado una disciplina financiera que consiste en mantener un gobierno de austeridad, sin lujos para los servidores públicos”.