Propone legisladora de BC que el salario mínimo general alcance los 120 pesos

La diputada Claudia Agatón solicita a legisladores federales, Secretaría del Trabajo y Comisión Nacional de Salarios Mínimos, se autorice el citado incremento para 2018.

Dice: “Que se aplique salario especial de un 70 por ciento del salario mínimo pagado en empresas de origen extranjero que procesen productos para el mercado de E.U. o Canadá”.

Congreso del Estado

Mexicali, B.C., jueves 9 de noviembre de 2017.- La diputada del Partido del Trabajo (PT), Claudia Josefina Agatón Muñiz, presentó un punto de acuerdo para solicitar a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión,  a la  Secretaría del Trabajo y a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (CONASAMI), que analicen la posibilidad de que se autorice un incremento al salario mínimo general vigente de por lo menos un 50 por ciento para el año 2018, que alcance los 120 pesos.
 
Así mismo, que se aplique un salario mínimo especial que deberá ser aplicado en todas aquellas empresas de origen extranjero que procesen partes o que ensamblen productos, cuyo destino final sea el mercado de los Estados Unidos de América o Canadá, en donde dicho salario sea de por lo menos un 70 por ciento del salario mínimo pagado en dichas naciones.

Foto: Internet.

Resaltó la legisladora en su exposición de motivos, que el artículo 123 constitucional de la Carta Magna, establece que en México los salarios mínimos deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos, indicó la diputada Claudia Josefina Agatón Muñiz.

Sin embargo, dijo que en la realidad laboral de nuestro Estado y país, el salario mínimo pagado a los trabajadores no cumple con el mandato constitucional, ni es suficiente ya para salvaguardar el derecho a la alimentación de las familias más pobres.Por otra parte, Claudia Agatón mencionó que voces provenientes de los Estados Unidos de América y de Canadá, han manifestado que los bajos salarios en México, implican una práctica desleal ya que en sus naciones el salario de los trabajadores es superior y que por tanto las empresas extranjeras y nacionales que exportan productos a esas naciones, están compitiendo de forma desleal y que además están sometiendo a la explotación a los trabajadores mexicanos.

“Qué pena que sea desde el extranjero en donde se abogue por el incremento salarial de los trabajadores mexicanos, mientras que una gran parte del empresariado nacional y del mismo gobierno mexicano, insisten en que no se puede incrementar el salario de los trabajadores”, dijo la diputada.

Y concluyó: “Mientras tanto, el grueso de la población mexicana a través de impuestos directos e indirectos y pago de servicios y derechos, paga salarios millonarios a sus gobernantes.”