Concede juez suspensión definitiva de la subasta de predios en El Sauzal por el Ayuntamiento

Sauzaleños celebran la suspensión y denuncian que la Dirección Municipal de Desarrollo Urbano no responde a su petición de información respecto a la autorización del Proyecto Ejecutivo denominado “Fraccionamiento Colinas del Sauzal”, en donde también se presume la inclusión de actos de corrupción.

A los 4 Vientos / Foto principal: Atardecer en El Sauzal (Facebook)

Ensenada, Baja California, martes 14 de noviembre de 2017.- El Juez Noveno de Distrito en el Estado, Alexis Manríquez Castro, concedió la suspensión definitiva a vecinos de las localidades El Sauzal y Cuatro Milpas inconformes con la autorización del gobierno local para vender un predio de casi 8 hectáreas de superficie en el fraccionamiento Colinas del Sauzal de esta ciudad.

Lo anterior derivado de la subasta de siete inmuebles propiedad del ayuntamiento por parte del gobierno municipal de Ensenada. 

Los residentes de los fraccionamientos Colinas del Mar en sus distintas secciones, Colinas del Sauzal y Cuatro Milpas presentaron el miércoles 25 de octubre una demanda de amparo pidiendo la suspensión de dicho acuerdo, en virtud de que no se garantizó la participación de la ciudadanía dentro del proceso de desincorporación del régimen de dominio público de bienes municipales, especialmente por tratarse de un área destinada para equipamiento urbano.

“En otras palabras, aunque el ayuntamiento es efectivamente propietario de dichos predios, su función es únicamente la de administrarlos para el bien público”, indicaron los vecinos en un comunicado.

Apenas el miércoles 8 de octubre, el mismo juzgado otorgó la suspensión provisional a los solicitantes y pidió a las autoridades responsables – el ayuntamiento y la Oficialía Mayor- la presentación de un informe previo, el cual se exhibió con el único argumento de que los actos reclamados por los sauzalenses “no son ciertos”. 

El Juez Manríquez Castro determinó que la negativa del ayuntamiento quedó desvirtuada con el contenido de la convocatoria pública del 2 de octubre de 2017 hecha por el Pleno del Cabildo, mediante la cual se autoriza la enajenación del predio en conflicto.

En El Sauzal también esta pendiente de resolver el reiterado tiradero de aguas negras sin tratar al mar (Archivo)

“Lo que siguió fue que el juez procedió a otorgarnos la suspensión definitiva. Y con esta resolución el ayuntamiento debe abstenerse de firmar algún contrato relativo a la subasta pública del bien inmueble en cuestión”, indica el documento de los amparistas. 

Destacaron que el Juzgado de Distrito condiciona la suspensión definitiva a que los quejosos otorguen en garantía una cantidad superior a tres millones de pesos para evitar ocasionar daños y perjuicios a terceros; esto sólo en caso de que la sentencia no fuera favorable. 

Ante esto, los vecinos se inconformaron y manifestaron que llevarán a cabo las acciones legales necesarias para impugnar esta condicionante.

Con respecto a la audiencia incidental señalada originalmente para celebrarse el 13 de noviembre, ésta se difirió para llevarse a cabo el 30 de noviembre.

“Como grupo participativo que buscamos calidad de vida para el Sauzal, estamos muy contentos por esta resolución del Juzgado y seguiremos dando los pasos que sean necesarios para que se garantice nuestra participación en las decisiones que nos afectan no sólo por tratarse de El Sauzal, si no por ser a la entrada a la ciudad de Ensenada,” comentó Martín Verdugo, habitante de Colinas del Mar.

“El Municipio no puede estar vendiendo la ciudad a su antojo sin consultarnos a los ciudadanos”, agregó.

El puerto y poblado El Sauzal (Foto: SCT).

Desarrollo Urbano no responde a denuncia presentada sobre Fraccionamiento Colinas del Sauzal

Por otra parte, los vecinos de El Sauzal que el 25 de octubre paralelamente presentaron una denuncia ante la Dirección de Administración Urbana, Ecología y Medio Ambiente del Municipio de Ensenada, por haber autorizado el Proyecto Ejecutivo denominado Fraccionamiento Colinas del Sauzal, expusieron que al día de hoy “no ha habido respuesta alguna por parte de la dependencia”.

Paula Pérez, residente de la zona, destacó: “Los vecinos solicitamos que se suspendan las obras y actividades englobadas en el fraccionamiento que se encuentren en ejecución. Esto, entre otras cosas, por exceder significativamente la densidad de viviendas establecidas en el Programa de Desarrollo Urbano de Centro de Población de Ensenada.”

Además, porque la autorización del fraccionamiento no tomó en consideración estudios de impacto urbano e impacto vial, no tiene una evaluación de impacto ambiental; y tampoco cuenta con estudios de factibilidades de servicios públicos.

«Somos un grupo de vecinos unidos y organizados por un objetivo común: hacer valer nuestros derechos como cualquier ciudadano lo puede hacer; también conservar y proteger nuestro patrimonio y el de la ciudad”, dijo Pablo Álvarez, vecino del fraccionamiento.

 Y sentenció: “Exigimos una respuesta por parte de la Dirección de Desarrollo Urbano; que demuestre cómo planean garantizar –antes de seguir construyendo- el abasto de los servicios como el agua, vialidades adecuadas, seguridad, y garantía de protección al medio ambiente.”