«La muerte de una especie permite la evolución de otra»: investigadores de CICESE

“Estamos desencadenando fuerzas naturales que nos pueden aniquilar. Eso representa una oportunidad para que otras especies ocupen nuestro lugar. No acabaremos con el planeta, pero sí con nuestra presencia como especie, eso si no actuamos para evitarlo”

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Lo anterior fue expresado el miércoles pasado por el Dr. Juan Carlos Herguera en la Sala Muñoz Acosta de Cearte durante el conversatorio “En este mundo matraca, de morir nada se escapa: reflexiones sobre la muerte en la naturaleza”, mismo que también contó con la participación del Dr. Stephen Bullock y el Dr. Horacio de la Cueva (ambos investigadores del CICESE) y una amplia asistencia ciudadana.

Durante el evento los ponentes abordaron el problema de la muerte en la naturaleza desde diversas perspectivas evolutivas y ecológicas: “Los organismos, al morir, van dejando a espacios a otras especies. Hay que entender además que sin competencia y muerte no hay evolución, expuso el Dr. Horacio, quien también mencionó que los seres humanos, a través de la medicina, la higiene y la nutrición, han prolongado la vida en un intento por negar la muerte.

“Las plantas, como la mayoría de las especies, se resisten a la muerte, buscan escapar de ella, eludirla”, comentó en su momento el Dr. Stephen Bullock, quien también agregó que “somos una de las fuerzas que más arrasan con las plantas, favoreciendo en el proceso a algunas especies y perjudicando a otras”.

Por su parte, el Dr. Juan Carlos Herguera mencionó detalles de la historia del día de muertos y su relación con el concepto del “eterno retorno”, retomando modelos sobre la expansión del universo que coinciden con esta concepción temporal, así como con citas de Octavio Paz como la siguiente: “Damos vueltas con las vueltas del tiempo, con las revoluciones de las estaciones y las revueltas de los hombres, al cambiar, como los años y los pueblos volvemos a lo que fuimos y somos. Vuelta a lo mismo y al dar la vuelta descubrimos que ya no es lo mismo: el que regresa es otro y es otro a lo que regresa”.

El investigador también abordó el fenómeno de la extinción como parte del proceso existencial de la vida en el planeta, utilizando para ello gráficas con porcentajes de extinción de especies en diferentes periodos históricos: “Tenemos que pensar la extinción como borrón y cuenta nueva, como un reinicio del reloj biológico que abre la puerta para la evolución de otras especies. Así ocurrió con los dinosaurios y la renovación del planeta tras la caída del meteorito”.

Y agregó, “y bueno, también tenemos que ser conscientes de que estamos desencadenando fuerzas naturales que nos pueden aniquilar. Eso representa una oportunidad para que otras especies ocupen nuestro lugar. No acabaremos con el planeta, pero sí con nuestra presencia como especie, eso si no actuamos para evitarlo. ¿Seremos capaces de sobrevivir a nuestra civilización industrial y el calentamiento global?”.

Durante la ronda de preguntas y respuestas destacaron comentarios como el hecho de que los seres humanos sean la única especie que han conceptualizado el problema de la muerte, desarrollado un ritual muy complejo al momento de despedir, enterrar y recordar a los difuntos: “El Día de Muertos es un evento muy interesante porque manda el mensaje de que, a pesar de que nuestros seres queridos ya se han ido, no los tenemos abandonados, nos acordamos de ellos, viven en la memoria”, comentó el Dr. Helguera.

El último comentario de los asistentes invitó a reflexionar sobre los procesos de “extinción política” en México: “si la muerte es un proceso que permite la renovación, ¿no necesitamos ya un meteorito político? Para deshacernos de una vez por todas de esta clase política inepta que nos tiene hundidos en tantos problemas”.