SALTO CUÁNTICO: Calavera mexicana

La muerte anda cabalgando

desde el 12 muy oronda

¡Ah, cuántos muertos!

uno tras otro y en ronda.

José Luis Treviño Flores/ A los 4 Vientos

Lo malo de tanto fiambre

es que muchos mueren temprano

asesinados o con hambre.

Imagen publicada en internet, en el sitio de Pinterest

La pelona anda con lamentos

pues llega mucho niño

periodistas y talentos.

Gente buena y de valía

muriendo por todo y nada

¡Ah, que justicia tan tardía!

 

Calavera a nuestra Patria, publicada en internet por Marcela Casab

Patas de catre está consciente

a prematuros no se lleva

ni siquiera lo tiene en mente,

ahora sí está molesta.

Ya la tiene muy pendiente

quién de manera modesta

le tumba la chamba de muerte.

 

Este dos de noviembre

vendrá muy bien equipada

¡Qué tiemble mucho el presidente!

junto con su manada.

Del copete, tenlo presente

te llevará la tiznada.

 

Ya llegó el rumor candente

de que la tilica viene

la  clase política entera

trae el asterisco caliente.

¡Vámonos a casa blanca!

Ahí nos pelará  los dientes.

Agarraron las pijamas

pantuflas y parientes,

ya el copetón los esperaba

¡Pasen todos! no hay pendiente.

Desde Anaya hasta Barrales

y el Congreso ya saliente,

fueron llegando de prisa

muy seguros  y elocuentes,

aquí estaremos seguros,

comentaban risa y risa

nomás que pase la noche

que la calaca se vaya,

y si no, le damos su moche.

 

Qué equivocados estaban

ni siquiera las olían,

porque ya los esperaba

la pelona disfrazada,

pura nada lo notaron porque iba de diputada.

 

Grabado de José Guadalupe Posadas, en imagen publicada en internet

Ya con todos adentro

y con copas de por medio

¡Que la muerte se pone al centro!

¡Así los quería agarrar!

Zánganos de sus gentes,

aquí ya van a marchar

con todo y sus parientes.

¡Ten piedad… Perdónanos el pellejo!

Llévate al del copete

porque es el más pendejo.

 

Calavera revolucionaria imagen publicada en internet

Ustedes llenaron el panteón

de gente inocente y valiosa,

se les acabó la canción

ahora se van a la fosa

 

¡Aaaay! Gritaban y pataleaban

¡Perdónanos por favor!

¡Regresaremos lo robado!

aunque nos dé mucho temor.

 

Lo robado se regresa,  pero las vidas no,

así que derechito

se me van para el panteón,

en una tumba y de apechito

sin falda y sin pantalón,

pa  que vean lo que se siente

morir solito y sin compasión.

Al otro día cuando amaneció

Casa Blanca, Los Pinos y el Congreso

según se sentenció…

Desiertos y abandonados

ningún político apareció,

ya todos estaban muertos

La calaca se los cargó.

 

Ahora gobierna el pueblo

la clase política murió.

Muy contentos y contentas,

hay altares al por mayor,

para los muertos de la gente,

para los políticos no.

Imagen de portada: Calavera eléctrica, obra de José Guadalupe Posada, publicada en internet

* José Luis Treviño Flores, Coordinador Académico en el subsistema de secundarias.