Recuerdan el 2 de Octubre en la Academia Ópalo

“En aquellos tiempos se vivía una ola de revolución que atravesaba a todo el mundo. Lo que se debe hacer hoy es recuperar la conciencia política y recordar lo necesario que es conocer la historia, y lo que ha costado tener los derechos que se han ganado”.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Como parte de las actividades culturales que impulsa la Academia Ópalo cada sábado, se realizó el pasado 21 de octubre la proyección y charla sobre el 2 de Octubre, a cargo de la Dra. y escritora Graciela Albert, quien viviera en carne propia los acontecimientos de la Plaza de las Tres Culturas en 1968.

“Quisiera iniciar exponiendo que yo no era estudiante, sino una feliz madre de familia con 3 hijos. Se ha expandido el mito de que eran un movimiento estudiantil, cuando en realidad participaron todos los sectores de la sociedad: médicos, obreros, padres de familia, profesionistas”.

“El movimiento inició de una forma totalmente ridícula: lo detonó el pleito entre estudiantes de las vocacionales 2 y 5 del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y  la preparatoria Isaac Ochoterena, incorporada a la UNAM. La intervención de la policía en este conflicto terminó en golpizas a estudiantes, profesores y empleados de estas escuelas, lo que prendió la llama de la indignación”, relató la profesora de UABC.

La Dra. Albert durante la proyección y diálogo sobre el 2 de octubre

Hurgando en su memoria, la Dra. hizo un recuento histórico de hechos como las primeras manifestaciones en el verano del 68, la Marcha del Silencio, la represión del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz contra los manifestantes, la presencia de tanques militares en el zócalo capitalino y al acarreo de “borregos” (o burócratas) a los espacios públicos para crear tensión e incitar a la violencia.

La plática de la académica y escritora fue acompañada por la proyección de fragmentos de distintos documentales en los que se presentaron testimonios de mexicanos que sufrieron la represión en Tlateloco. También se reprodujo música alusiva al himno que en aquel entonces se coreaba en todo el mundo: “En aquellos tiempos se vivía una ola de revolución que atravesaba a todo el mundo”, expresó la Doctora.

Al llegar a la narración de los hechos del 2 de octubre, la Dra. Albert expuso que ese día, contrario a sus hábitos, llegó tarde al mítin convocado por el Consejo Nacional de Huelga en Tlatelolco: “Había ido a dejar a mi hija menor a un lugar, sólo iba conmigo el mayor, mi hijo de 6 años. Cuando llegué había comenzado el caos, la gente corría por todas partes, iban cayendo cuerpos, los soldados no sabían de donde venía el fuego. Casi todos los líderes del movimiento fueron capturados esa noche; otros hoy viven en mansiones. Ese día la sangre de niños y mujeres fue derramada…”.

Imágenes de diversos documentales fueron proyectados durante el evento

La escritora mencionó durante su ponencia que detrás de la represión al movimiento del 68 estuvo involucrado el gobierno de los Estados Unidos: “La CIA estaba infiltrada, eso está muy bien documentado. Hoy se sabe que los norteamericanos pagaron mucho dinero para acabar con la unidad nacional que se estaba gestando en México. ¿El objetivo? Acabar con las universidades públicas, y ahora, con la reforma educativa, la privatización que habíamos logrado frenar vuelve a avanzar”.

La Dra. concluyó exponiendo que “de toda esa experiencia se aprendieron muchas cosas. Sin embargo, hoy vemos que estamos retrocediendo, tanto en las victorias democráticas como en la defensa de los derechos civiles. Lo que se debe hacer hoy es recuperar la conciencia política y recordar lo necesario que es conocer la historia, y lo que ha costado tener los derechos que se han ganado, para así poder defenderlos”,  enfatizó la académica.