SALTO CUÁNTICO: Carta abierta para Andrés Manuel

Estimado Andrés Manuel:

“Cuando las miserias morales asolan a un país, culpa es de todos los que por falta de cultura y de ideal no han sabido amarlo como patria: de todos los que vivieron de ella sin trabajar para ella.”

José Ingenieros

El devenir histórico de nuestro país, nos ha enseñado a desconfiar de la clase política, nos es muy difícil creer en un proyecto de nación incluyente y democrático, nunca lo hemos visto, no sabemos como se viviría en un ambiente de concordia y convivencia ciudadana, las últimas décadas hemos convivido entre la muerte y la desolación. Hemos ajustado el tiempo en virtud de la incertidumbre, pensar en el futuro como una posibilidad dejó de formar parte del diccionario de los mexicanos.

José Luis Treviño Flores* / A los 4 Vientos

Observamos con amargura cómo nos han quitado la esperanza, la fe, vemos que a usted lo atacan cual ente demoniaco, como si fuera un personaje de la más oscura historia de terror.

También observamos cómo ha resistido usted un ataque tras otro y jamás ha dado un paso atrás, no ha cambiado su discurso y eso parece infundir miedo en sus detractores. ¿Cómo un hombre permanece de pie en una sola pieza y sin inmutarse? ¿Acaso usted no tiene miedo? Entre todos y cada uno de los políticos han dicho cosas horribles de su persona, lo han acusado hasta de ser un verdadero peligro para México, y dicen que usted nos quitará nuestras posesiones y nuestras libertades elementales.

Luego pensamos… Si no tenemos posesiones y tampoco libertades elementales, ¿qué otra cosa nos puede quitar si ya nos quitaron todo?

Usted habla de fomentar millones de empleos a través de proyectos nacionales donde no quepan la corrupción ni los monopolios; habla de rescatar la industria petroquímica y la autosuficiencia alimentaria; de fortalecer el mercado interno. Dice que el campo será una prioridad así como una educación basada en principios éticos, cívicos y filosóficos, ni siquiera sabemos como se come eso.

Foto de Morena/ Internet

Nos es tan difícil soñar, que pensamos que una República Amorosa es un mito inventado por usted.

Luego nos dicen que la única salida de ésta maldita crisis, es continuar con los “proyectos progresistas neoliberales” de siempre.

Enseguida y de manera peyorativa nos asustan con el populismo como si las clases populares fueran de otra especie distinta o de otro planeta.

Estamos muriendo de muchas formas, tantas, que no alcanzamos a contarlas ya.

Usted sale en las redes sociales hablando de dar trabajo a los jóvenes, de quitarles la pensión a los ex presidentes, bajarle el salario a los diputados y senadores, además de no permitir que políticos corruptos se roben el presupuesto de la nación, que todo lo va a destinar a beneficio de los más pobres y que el salario estará por encima de la inflación para que el poder adquisitivo no se pierda.

El PRI, el PAN y El PRD, juran que si votamos por ellos, ésta vez sí harán lo correcto, que usted sigue siendo el diablo… Reflexionamos y caemos en cuenta de que tienen décadas diciéndonos lo mismo y no ha cambiado nada, ha empeorado, ¿Por qué ahora serían diferentes?

Luego comienzan a surgir candidatos ‘independientes’ como matas entre el maizal y también dicen que no se deben a nadie, que no tienen intereses contraídos. 

Andrés Manuel y su esposa Beatriz Gutiérrez

Volviendo a usted, muchos lo acusan de demagogo, de falso líder y que su único interés por necedad es ser presidente. Dicen que detrás de su discurso populista y acusatorio de la mafia del poder está un grave proyecto controlador y que está dispuesto a lo que sea para salirse con la suya y que no permite otra palabra más que la propia. Se dice eso y más, entonces ¿por qué votar por usted?… Tal vez también por necedad, porque lo queremos poner a prueba, para saber qué se siente elegir un presidente, nosotros, sin que nos lo impongan.

 

A lo mejor somos más necios que usted y no hemos perdido el sueño de vernos en un sistema más justo y menos desigual; o quizás su rostro se nos ha pegado en la memoria y a tanto dale y dale que AMLO, que ‘el peje’, que lo peligroso, ya forma parte del imaginario popular.

Hace un rato vimos un vídeo en youtube donde su esposa Beatriz Gutiérrez Mueller, se observa como una mujer inteligente, sencilla, madre dedicada, de ideas sólidas, y pensamos, si una mujer así se enamoró de usted, entonces algo hace bien, porque ninguna señora tan auténtica estaría a su lado si fuese el demonio que mencionan. El vídeo es muy simple y sin mucha producción, no se aprecia la venta de una imagen al estilo Televisa.

Andrés, sabemos que tal vez no llegué a usted esta misiva, pero igual le queremos externar que tiene un compromiso histórico sin precedentes, de ganar las elecciones presidenciales, no olvidaremos la promesa de una República Amorosa, no permitiremos que olvide el imaginario de una nación libre, justa e incluyente, no lo dejaremos solo si usted no nos engaña. Tampoco esperaremos más de un año, para observar cómo les quita los privilegios a la clase política imperante, no le perdonaremos que se siente a disfrutar del triunfo que le daremos: usted nos regresará a nuestro México amado. Por mantener promesas por cerca de 20 años, está obligado a cumplirlas, por haber retado a poderes fácticos, corruptos y despóticos  de frente, está obligado a hacerlos talco y que no vuelvan a ocupar puestos públicos.

No lo consideramos un Mesías político, ni una especie de tlatoani iniciado, los mexicanos ya no estamos para superhéroes inverosímiles, pero sí lo consideramos un hombre, sólo un hombre que ha luchado y permanecido, esperamos que sea para lo que promete.

Estamos en el colmo de la depravación social, económica y política, ya no es posible soportar otro presidente salido  del grupo Atlacomulco, el Yunque o algún ‘independiente’ con charola de ambos. Nos han llevado al límite, por ello lo consideramos, pero no se le ocurra hacer lo mismo que Cuauhtémoc Cárdenas en su momento, no suelte el triunfo, no acepte otro fraude, no negocie en aras de chantajes amenazantes de desestabilización y estallidos sociales; ya vivimos en la completa ignominia y violencia, ya estamos en emergencia, ya nos están matando, ya todo el territorio es una tumba, ya no caben más pobres, ya no queda mucho de dignidad, no queda otro camino que arrebatarles lo que nos han quitado. Hemos sido respetuosos de las urnas, hemos callado, hemos soportado, hemos creído, hemos dado oportunidad y beneficio de duda… No más, ésta vez defenderemos nuestro voto.

 

México es nuestro, no de ellos, no de usted. Y si lo llevamos a que nos represente, lo hará y lo hará bien, porque otro sexenio de muerte y mentiras ya no lo soportaremos. Ya nos cansamos de luchar por intereses neoliberales, de ser vasallos de países ajenos. Otros pueblos se han emancipado ¿por qué nosotros no?

No sabemos cuantos somos quienes deseamos ésta otra realidad, ni cuantos exactamente votarán por usted, las encuestas no son confiables.

“Cuando la patria esta en peligro, todo esta permitido, excepto, no defenderla.”

José De San Martín

Imagen de portada: En un mitin que abarrotó la explanada del Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México, fue suscrito el Acuerdo de Unidad por figuras de la política ligadas al PRD en la Ciudad de México, como Alejandro Encinas, Ifigenia Martínez y Alejandra Moreno Toscano. Foto: internet/ Formato Siete

* José Luis Treviño Flores, Coordinador Académico en el subsistema de secundarias.