Al fin, propuesta para legislar en materia de salud mental en BC

En nuestro país, solamente 19 por ciento de las personas que padecen un trastorno mental reciben tratamiento, y en el mundo hay más de 450 millones de personas con trastornos mentales; es decir, alrededor de 8 por ciento de los habitantes del orbe: diputado Miguel Osuna Millán.

La propuesta legislativa contempla que en cada uno de los cinco municipios del Estado, en donde poco más de un millón de personas padece algún trastorno mental como la depresión y la ansiedad, se cuente mínimamente con un Módulo Comunitario de Atención en Salud Mental.

A los 4 Vientos / Congreso de Baja California

Tijuana B.C. a 16 de octubre, 2017.- Dado que los trastornos mentales ocasionan, además de altos costos económicos, un importante impacto social, familiar, emocional y personal por el rechazo social, estigma, discriminación y falta de oportunidades de trabajo para las personas afectadas, el diputado presidente de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, Miguel Osuna Millán presentó en días pasados la iniciativa de Ley de Salud Mental para el Estado de Baja California.

“Desgraciadamente, la incapacidad para brindar servicios de salud a la población, aunada a la falta de cultura a favor del cuidado de la salud mental por parte de la población, ha generado como consecuencia que las personas que padecen algún trastorno mental y del comportamiento no busquen ayuda ni se acerquen a las autoridades competentes para recibir un tratamiento, externó el legislador.

Resaltó que la iniciativa contempla el acceso y prestación de servicios de salud mental dentro del ambiente comunitario, y su vinculación con los servicios de protección.

Asimismo, tiene como objetivo regular las bases y modalidades para garantizar el acceso a los servicios de salud mental a toda la población del estado, con un enfoque de derechos humanos y perspectiva de género.

Foto: internet.

“En Latinoamérica –dijo el inicialista-, el mundo los trastornos mentales constituyen un serio problema de salud pública con un alto costo social que afecta a las personas sin distinción de edad, sexo, nivel socio-económico y cultural. Por ello, el objetivo de la presente ley es el de asegurar el derecho a la protección de la salud mental de la población y garantizar el pleno goce de los derechos humanos de las personas con trastornos mentales y adicciones.”

Mencionó que su proposición asimismo contempla los mecanismos y lineamientos para promover la participación de la población en el desarrollo y la ejecución de los programas emitidos por la Secretaría de Salud del Estado en materia de salud mental.

Finalmente, Osuna Millán reconoció que un reciente análisis realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el diagnóstico de la situación en materia de salud mental, detectó que cinco de las causas líderes generadoras de discapacidad en el mundo se refieren a trastornos mentales.

“El estudio arroja que en el mundo hay más de 450 millones de personas con trastornos mentales; es decir, alrededor de 8 por ciento de los habitantes del orbe”, dijo el médico, mientras hace un año el director Médico del Instituto de Psiquiatría de Baja California, Salvador Rico Hernández, reveló que alrededor de un 30 por ciento de la población de la entidad –poco más de un millón de personas- padecía algún trastorno mental, entre los que destacaban la depresión y los trastornos de ansiedad.