Decretan alerta sanitaria para la almeja pismo en el sur de Ensenada

Se desconocen los orígenes del problema, pero se exhorta a la población a no recolectar ni consumir este producto marino ya que puede estar contaminado con bacterias que pueden producir graves enfermedades gastrointestinales.

Gobierno de BC / A los 4 Vientos

Ensenada, B.C., viernes 13 de octubre de 2017.- La Secretaría estatal de Salud, en coordinación con la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios, emitió ayer una alerta precautoria sanitaria ante el fenómeno de almejas pismo que son arrojadas por las olas del mar hacia las distintas playas de la zona sur del municipio, desde la Delegación Camalú hasta San Quintín.

El Director de Protección contra Riesgos Sanitarios, Leopoldo Jiménez Sánchez, indicó que si bien se desconoce la causa de muerte de estas almejas, la dependencia solicitó el apoyo de otras autoridades para determinar o descartar la ocurrencia de alguna enfermedad en los organismos.

Comentó que se descarta la presencia de biotoxinas marinas o la presencia de un mínimo de oxígeno en la zona por la ocurrencia de evento de marea roja, toda vez que las biotoxinas no afectan a éstos organismos y que en el caso de presentarse un mínimo de oxígeno, el efecto o daño sería para todas las especies bentónicas de la zona, y no solo produciría la muerte selectiva de las pismo.

Foto: Animal Gumet

Pidió a la población no recolectar ni consumir este producto porque se desconoce si estas almejas son aptas para consumo, y al estar enfermas o muertas entran en un proceso de descomposición que puede afectar la salud de la población con enfermedades gastrointestinales.

“Esto debido a la proliferación de bacterias patógenas que pueden desarrollarse en un corto tiempo ya que los organismos están muertos y no tienen la temperatura para su conservación”.

Añadió que la dirección trabaja coordinadamente con las dependencias federales, estatales y municipales para atender la problemática en la zona y prevenir los riesgos que pudieran provocarse a la población.

Para finalizar, insistió en hacer un llamado a la población  para que se abstenga de consumir o recolectar este producto y a denunciar a quien proceda a comercializarlo.