Opacidad, violencia y corrupción: la política de “Kiko” Vega y el Congreso de BC

Para José Guadalupe, integrante de Mexicali Resiste, Baja California vive una coyuntura política marcada por la opacidad, violencia y corrupción de los poderes ejecutivo y legislativo, ya que estos actores políticos se han distinguido por buscar la aprobación de dictámenes que representan “negocios privados concretados desde el poder público y a las espaldas de la población. ¿Y qué hemos conseguido al manifestarnos en las instalaciones del Congreso? Represión y violencia de las fuerzas públicas”.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Baja California se ha convertido en un referente a nivel nacional desde principios de año, cuando más de 80 mil cachanillas y otros miles de ciudadanos en el resto de los municipios salieron a manifestarse en contra del gasolinazo y la polémica Ley del Agua del gobernador Francisco “Kiko” Vega.

A partir de estas movilizaciones ciudadanas surgió el grupo “Mexicali Resiste”, movimiento que se ha dedicado a señalar y rechazar los negocios que actores políticos del estado (incluyendo al presidente municipal de Mexicali y al Gobernador del Estado) han buscado realizar desde sus cargos públicos.

Sin embargo, su actitud de oposición a los negocios bajo el amparo del poder política le ha valido al movimiento constantes hostigamientos, agravios y acciones represivas ejercidas desde todos los niveles de gobiernos.

El último acontecimiento de este tipo ocurrió el 30 de septiembre pasado, fecha en que fuerzas policiacas desalojaron con violencia a varios activistas que se encontraban al interior del Congreso del Estado, manifestándose en contra de los dictámenes 94 y 95, correspondientes a proyectos como la desalinizadoras (bajo esquema de Asociaciones Público Privadas) y el C5, que en conjunto implicarían una deuda de 82,000 millones de pesos a pagarse en un plazo de 37 años.

En entrevista con 4vientos, José Guadalupe, vocero e integrante de Mexicali Resiste desde su fundación, nos comparte su perspectiva de los recientes hechos de violencia contra la ciudadanía, así como su opinión sobre el actuar del Congreso local, el gobernador Francisco Vega y las polémicas Asociaciones Público Privadas.

Hace unos días pudimos presenciar el hostigamiento y posterior desalojo violento de activistas que se manifestaban pacíficamente en el Congreso del Estado, oponiéndose a la contratación de una deuda de 82,000 mil millones de pesos, ¿por qué se privilegió el uso de la fuerza sobre el diálogo ese fin de semana?

“La clase política, tanto a nivel municipal como estatal, no tiene capacidad política para resolver problemas sociales como se debe hacer en una democracia, es decir, a través del diálogo, el hecho de debatir las ideas con argumentos, por eso han recurrido a la fuerza.

“El Congreso local funciona igual que el federal, las diferentes fracciones se ponen de acuerdo en lo oscurito y hacen pactos que involucran negociaciones políticas a cambio de aprobar lo que les pongan enfrente. Así ocurrió con la Ley del Agua y con la Ley de Asociaciones Público Privadas. El gobernador y su equipo han utilizado a los diputados para pasar leyes. Esto habla de un poder legislativo que no es autónomo, que no está abierto al diálogo y que privilegia el uso de la fuerza sobre la participación ciudadana en la toma de decisiones”.

¿Qué opinas del actuar del Congreso del Estado en el manejo de los dictámenes 94 y 95? ¿Ha sido un proceso transparente o marcado por la opacidad?

“No ha sido para nada un proceso transparente. Los dictámenes los publicaron muy pocos días antes de la sesión, es decir, es muy poco tiempo para su análisis. La transparencia no es sólo entregarnos los dictámenes, sino que debe implicar un conjunto de esfuerzos para socializarlos, como foros y mesas de análisis con especialistas donde puedan participar y opinar todos los sectores de la sociedad, sobretodo dado la trascendencia de su aprobación.

“Entonces el proceso ha sido totalmente opaco. Ni siquiera los diputados los han analizado, la orden fue ‘aprueben estos dictámenes´, y ya. Esto te habla de un poder legislativo irresponsable e incapaz de tomar decisiones que nos impactan a todos. El actuar de los diputados sigue la lógica de los pactos políticos, ‘yo te doy esto y tú me das aquello, son negocios bajo el amparo del poder, eso es trágico, es un estado fallido”.

A partir de lo que ocurre el 30 de septiembre en el Congreso del Estado vemos varias reacciones del gobierno contra su organización, por ejemplo, la denuncia interpuesta por el diputado presidente Edgar Benjamín Gómez Macías, en la que acusa a 9 de sus integrantes de privación ilegal de la libertad, así como las declaraciones de Francisco Vega y Francisco Rueda, en lo que pareciera ser una campaña de desprestigio contra Mexicali Resiste, ¿qué piensas al respecto?

“Para esa pregunta voy a retomar un boletín que publicamos hace poco respecto a eso, que me parece es conveniente para responderte: ‘Pocas imágenes en la historia del fascismo dan tan en el clavo como el de las fuerzas policiacas tomando los parlamentos. Esto refleja que los disfraces de la violencia de un sistema capaz de matar y desaparecer con tal de conservar sus privilegios, no son más que un dique para las aspiraciones de las clases populares en su lucha por reclamar y defender su derecho histórico como seres humanos a la dignidad. Sin embargo, cuando el pueblo toma conciencia de sus capacidades y se organiza, el sistema de poder siempre intentará generar caos para después ofrecerse a reestablecer el orden.

“’Los hechos ocurridos el domingo 1ro de octubre en el Congreso del Estado de Mexicali, comprueban que nuestro movimiento ha tocado intereses de las clases dominantes, por esto les ha sido necesario desalojarnos violentamente y sin justificación alguna, aun cuando nos hemos manifestado de forma pacífica a lo largo de estos 8 meses. No nos engañemos, las fuerzas del orden público no están para defender al pueblo, sino para reprimirlo cuando ignora las advertencias’.

“Como te digo, creo que el boletín lo resume muy bien. La campaña de desprestigio y el uso, ya no sólo de la fuerza pública, sino también de la ley para hostigarnos, nos comprueba que el movimiento ha tocado los intereses de la clase política; inventarnos delitos sólo demuestra que se sienten amenazados.

“Frente a estas demandas los abogados de Mexicali Consciente nos van a apoyar, y ya nos han dicho que no son procedentes. Las acusaciones son para intimidar, para sacar a cierta gente de la jugada. Este caso también exhibe la complicidad que hay entre la Procuraduría y el gobernador.

“Lo que se tiene que hacer ahora es que la sociedad civil es ganarle a los representantes públicos la cancha de la política, y eso lo podemos hacer siendo políticos, siendo ciudadanos participativos, asumiendo como sujetos que tienen obligaciones pero también derechos, derecho a la transparencia, a la rendición de cuentas, a una representación legítima, ¿qué clase de funcionario público tiene miedo de salir con la gente y dar la cara? ¿Por qué no hablan con la gente y le preguntan qué opinan de las APP´s, de los dictámenes que quieren aprobar? Que salgan y expongan cómo sus decisiones ayudan al estado, en vez de estar legislando en lo oscurito. Este tipo de legisladores no quieren diálogo, por eso recurren a la fuerza.

Desde que Mexicali Resiste se consolidó como movimiento social en Baja California se ha conseguido abrogar la Ley del Agua, la cancelación del reemplacamiento y la aprobación del desafuero. Sin embargo, no han conseguido que se abrogue las APP´s ¿a qué creen que se debe esto?

“Varias de las victorias que mencionas se han alcanzado gracias la presión social, todos fuimos testigos de cómo la participación cívica multitudinaria obligó al gobernador a decretar la abrogación de la Ley del Agua; nunca se había visto que un gobernador abrogara una ley neoliberal por la presión ciudadana.

“Ahora, ese fue el primer paso, porque las intenciones de crear una ley que privatice el agua siguen en marcha, lo podemos ver con las contratos de APPs. La forma de frenar los intentos de privatizar el agua es que la ciudadanía proponga su propia Ley del Agua. Nosotros hemos estado trabajando con el grupo ‘Agua para todos, agua para la vida’, quienes plantean el agua como un derecho humano y la decretan como un bien común, bajo el principio de que todo el mundo debe tener acceso al agua de forma equitativa.

“Algo de lo que nos hemos dado cuenta este año es que a lo único que le teme el estado es a la gente organizada. En Mexicali Resiste, siendo relativamente pocos (a comparación de la población de la capital) hemos logrado frenar varias iniciativas de este gobierno neoliberal, ¡ahora imagínate si de nuevo fuéramos miles afuera del Congreso!

 “Creo que un factor clave que no nos ha permitido tumbar las APPs es que representan un negocio que implica mucho dinero, son muchos intereses que van más allá de lo local: está involucrado el poder ejecutivo federal con la Constellation Brands (hemos encontrado que Peña Nieto ha dado espaldarazos a este tipo de proyectos en Coahuila y Zacatecas, lo mismo con su visita aquí a Mexicali en Julio), un consorcio trasnacional que opera en Islas Caimán y lo integran la familia Mctaggart  y las financieras First Manhattan Company, Morgan Stanley y Dimensional Fund Advisors LP, entre otros accionistas; así como el magnate presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald Steven Lauder. Se están aferrando más porque son más los intereses”

¿Tienen mayor peso los intereses que los costos políticos que representa la privatización del agua?

“Claro, los intereses van por encima de todo. Por eso al gobernador y a los diputados no les importa sentenciar a la población a una vida llena de carencias de un recurso indispensable y encima ponerlos a pagar una megadeuda, todo esto en un mundo que se dirige a un desastre ecológico. Le quitas el agua al Valle y matas todos los cultivos; pones las desalinizadoras (pagadas con recursos públicos) y llenas de sal los hábitats de las especies.

“Es la lógica del neoliberalismo, que parte de la idea ridícula de que se puede tener un crecimiento económico infinito en un mundo con recursos finitos. El mundo se está acabando, ya estamos viendo las consecuencias de tanta voracidad con el calentamiento global, y aun así los políticos siguen aferrados a un modelo obsoleto de capitalismo depredador”.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: