DANZAR HASTA QUE LLUEVA: UABC: la supuesta neutralidad del profesorado universitario

1.- Un gran número de profesores universitarios (varones y mujeres) intenta asumir una posición política neutral. Soy “imparcial”, suelen decir al cuestionárseles su opinión sobre el “modus operandi” de los gobiernos priianistas o de sus partidos políticos.

Daniel Solorio Ramírez* / A los 4 Vientos

2.- Detrás de la pretensión de neutralidad hay una explicación con dos vertientes. A mi ver los académicos adscritos suelen afiliarse conscientemente o no a alguna de esas formas de pasar por la vida pública sin definiciones ni compromisos políticos. Una vertiente es de índole académico y la otra puramente pragmática.

3.- La de índole académica dice creer en una supuesta imparcialidad de la ciencia. Asume sin cuestionamiento alguno que a la Biología, que el Derecho, que la Medicina, que la Ingeniería, etcétera, carecen de orientación política; que un buen profesor practica la ciencia pura, la cultiva, la transmite, pero es políticamente neutral, que su deber es ser imparcial frente a sus educandos.

Imagen: El Español.

4.-  La otra vertiente, la de índole puramente pragmática, sostiene que el trabajo académico es lisa y llanamente un trabajo y que hay que conservarlo ante la dureza de la crisis económica; suelen creer que si se definen políticamente puede perderlo porque a “los tatamandones” de las universidades públicas les desagradan los maestros políticamente definidos contra el “stablishment”.

5.- En la UABC por ahí va la cosa. Continuaré en cuanto pueda. Me voy al salón a explicar amparo, como ciencia no pura (que no es lo mismo que ciencia impura).

*Daniel Solorio Ramírez. Maestro en Derecho Público. Ex Magistrado Presidente de la Segunda Sala del Tribunal de Justicia Electoral del Estado de Baja California. Profesor de la UABC.