Migración, sequía, educación, salud y envejecimiento, retos para el Cómputo Ubicuo transfronterizo

Esta semana en la Escuela de Verano de Cómputo Ubicuo, organizada por el Departamento de Ciencias de la Computación del CICESE, enfocan esta área hacia retos binacionales.

Todos@Cicese

Doctora Mónica Tentori, en una charla sobre aplicaciones del Cómputo Ubicuo (Cortesía).

Ensenada, Baja California, México, 22 de septiembre de 2017.- Integrar la tecnología a la vida diaria, en este caso, para hacer frente a retos binacionales entre México y Estados Unidos, es el enfoque de la Escuela de Verano sobre Cómputo Ubicuo en la que participan 32 estudiantes de México y California, y que se realizó en el CICESE.

Migración, sequía, educación y desafíos de la salud relacionados al envejecimiento, son algunos de los retos fronterizos a los que se dirige esta escuela de verano, organizada por el Departamento de Ciencias de la Computación del CICESE y la Asociación Mexicana de Interacción Humano-Computadora (AMEXIHC), a la que pertenecen los organizadores.

El encuentro da seguimiento a la agenda de la AMEXIHC, siendo la sexta ocasión en que comparten experiencias sobre cómputo ubicuo, desde 2010.

Esta escuela, que se realizó del 19 al 23 de septiembre, tuvo la colaboración de investigadores y estudiantes de doctorado del CICESE, UABC, del Instituto Tecnológico de Sonora (ITSON) y la Universidad de California en San Diego y en Irvine.

“Las actividades programadas generan una interacción entre estudiantes e investigadores que fortalece y retroalimenta el trabajo de investigación”, coincidieron los organizadores Mónica Tentori, investigadora del CICESE, y Luis Adrián Castro, investigador del Departamento de Cómputo y Diseño del ITSON, y actual presidente de la AMEXIHC.

El programa comprende un coloquio en el que estudiantes de posgrado presentaron sus investigaciones de tesis para recibir retroalimentación de un panel de expertos. Por las mañanas los participantes recibieron clases magistrales de investigadores invitados y por las tardes se desarrollaron trabajos en equipo, a modo de competencia.

Cada equipo fue multidisciplinario e interinstitucional, con el objetivo de promover aún más la interacción. Se realizó también una sesión de carteles científicos y, como actividad adicional, los estudiantes tuvieron reuniones 1 a 1 con investigadores, cuya experiencia ayuda a fortalecer los trabajos de tesis.

Alumnos de postgrado en la Escuela (Cortesía).

Para los estudiantes da una perspectiva diferente conocer lo que hacen en otras instituciones, comentaron Franceli Cibrian Robles y Dagoberto Cruz Sandoval, estudiantes del doctorado en Ciencias de la Computación y organizadores del evento.

“Muchas veces ya estamos habituados a la forma de trabajo de nuestros profesores, de nuestros asesores… entonces, encontrar puntos de vista diferentes y platicar un poco más extenso… obtener muchos comentarios y experiencias que ellos tienen acerca de sus investigaciones, de alguna forma enriquecen la nuestra y la mejoran, o vemos puntos débiles de nuestras investigaciones, los cuales nos pueden servir para tener mejores resultados”, indicó Dagoberto.

La reunión tuvo dos cualidades especiales ya que es la primera vez que se extiende la invitación a instituciones académicas de otros estados mexicanos; normalmente las reuniones de la AMEXIHC son entre Baja California y California. La segunda es el apoyo del Grupo de Interés Especial sobre Interacción Humano-Computadora de la Asociación de Sistemas Informáticos (AMC SIGCHI, por sus siglas en inglés), que recibieron por primera ocasión.

La investigación y el desarrollo tecnológico sobre cómputo ubicuo se caracterizan por integrar la tecnología en el entorno social.

El cómputo ubicuo dio un gran salto con la implementación del internet y tomó fuerza a partir del uso común de dispositivos móviles.