Los peces de Mexicali murieron asfixiados; van 3 años que pasa lo mismo (Video)

Una baja súbita en la cantidad de oxígeno en el agua, asociada a cambios de temperatura y la presencia de lluvias que pudieron arrastrar contaminantes que influyeron temporalmente en la oxigenación del líquido, provocaron la alta mortandad de peces en el lago del Bosque de la Ciudad, las lagunas México y Xochimilco, y el Río Hardy, humedales que se ubican en la capital del estado (Mexicali) y sus alrededores.

A los 4 Vientos / Conagua / Foto principal*: Internet

La mortandad en la laguna México (Foto: Alberto Valdez, El Mexicano).

21 de septiembre del 2017.- Esa es la conclusión técnica a la que llegó ayer el grupo de coordinación que trabaja en la investigación del suceso que se presentó entre los días 1 al 3 de septiembre.

El comunicado del grupo que integran técnicos de nueve dependencias de los tres niveles de gobierno, incluyó los resultados que obtuvieron dos instituciones académicas de educación superior y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

El primero de ellos destaca que de acuerdo con los estudios hechos por especialistas del Centro de Investigación Científica y Educación Superior de Ensenada (CICESE), en los humedales implicados no se detectó un florecimiento algal tóxico como causa de una enfermedad que provocó la mortandad súbita de miles de peces.

Asimismo, el Instituto de Ciencias Veterinarias de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), amplió la información que obtuvo de las necropsias hechas por sus investigadores a los peces muertos. Confirmó que no se detectó a simple vista -ni al microscopio- evidencia de daños morfológicos en los tejidos y órganos de los animales examinados.

Destaca el comunicado del grupo de trabajo que conforman –entre otros- la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la Secretaría de Salud de Baja California (ISESALUD), que la muerte masiva se debió “a cambios que generaron bajas significativas en el oxígeno contenido en el agua” de los cuatro humedales.

También se reportan los resultados de los análisis hechos por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM), para determinar los parámetros de la calidad del agua en los cuatro sitios perturbados, los cuales una vez más se confirmaron “aceptables para la vida acuática”.

Los representantes del grupo destacaron factores externos que pudieron incidir en el fenómeno, como la disminución de la temperatura atmosférica que se dio en la ciudad y el valle de Mexicali, así como las lluvias y los días nublados que se presentaron en la región en las fechas cuando sucedió el problema.

También el tipo de peces que fueron afectados, el entorno del complejo lagunar en Mexicali, específicamente en el lago del Bosque y en el Río Hardy, para coincidir en que al momento de la mortandad no se encontraban indicios de contaminantes tóxicos en los cuatro humedales.

Peces muertos (a la orilla, en color blanco) en el Río Hardy, Valle de Mexicali (Foto: Afn Tijuana).

“Cabe señalar –expresa el escrito- que dentro de los factores que se analizaron están las fuertes lluvias que hicieron un lavado de los terrenos aledaños a los cuerpos de agua, lo que pudo haber influido en las condiciones de su calidad, contribuyendo a la baja de oxígeno.”

El grupo de coordinación enfatizó en la importancia de fomentar en la comunidad una cultura ambiental que evite el depósito de basura de toda índole en los cuerpos de agua, y contribuya a mantener limpios los ecosistemas en beneficio de los humanos.

Finalmente, tomó el acuerdo de continuar de manera conjunta con los trabajos de monitoreo de la calidad del agua en los lagos, lagunas y ríos de Mexicali para protegerlos, e implementar acciones preventivas y un plan de contingencias que permitan establecer un protocolo de acción cuando se presenten éste tipo de problemas ambientales.

José Luis García, director del Bosque y Zoológico de Mexicali, frente al lago donde por tercer año consecutivo se presentó una alta mortandad de peces (Foto: La Crónica)

Cabe destacar que el pasado 9 de septiembre, el director del Bosque y Zoológico de Mexicali, José Luis García Chavira, adelantó que los peces murieron por falta de oxígeno al combinarse variantes climatológicas en la región y la falta de equipo de bombeo acuático para dotar constantemente de oxigeno al agua del humedal.

Asimismo destacó que al menos en los dos años previos se presentaron fenómenos similares de alta mortandad de peces en el sitio, que se abastece del canal de riego Tulicheck, sin que las autoridades realizaran un estudio del fenómeno para encontrar una explicación científica.

 

* Imagen principal: Decenas de miles de peces de la fauna nativa de la Laguna México, flotaron muertos en la zona norte del vaso, en la zona que está pegada al fraccionamiento Lagos del Sol al sur de la calzada Terán Terán, en la capital del estado.