Hablar, comer, ser y apestar a teatro: 30 años de Fernando Rojero

“Fernando siempre está buscando hablar del dilema de la vida, de la naturaleza íntima de la vida. Es un placer ver el andamiaje que monta en sus obras: actores, música, escenografía, todos esos peones del ajedrez que utiliza Rojero para impresionar al público”.

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Con un ameno conversatorio en el que se evocaron épocas históricas doradas y recuerdos sobre la incursión de actores regionales en el teatro, dio inicio la Celebración de los 30 años de trayectoria teatral en Baja California, del Maestro Fernando Rodríguez Rojero.

El evento inaugural llevó como título “Hablemus Teatro: disertaciones en torno a la trayectoria teatral de Fernando Rodríguez Rojero”, mismo que se desarrolló en la Galería de la Ciudad con la participación figuras como Carlos Pérez, Pita Domínguez, Laura Castanedo, Enrique Botello y Lauro Acevedo, con la moderación de Virgina Hernández.

Durante el conversatorio la actriz Pita Domínguez recordó su primer acercamiento con las artes escénicas con el grupo “Compañía de Teatro de Ensenada (hoy Compañía Ensamble-teatro), bajo la dirección del Maestro Rojero en el teatro del COABCH:

“En cada obra había una labor titánica de montar, reclutar actores, trabajar el texto de cerca con ellos. En aquellos tiempos todos estábamos locos. Había una efervescencia en Ensenada, se estaban haciendo muchas cosas juntos, había una transversalidad entre fotógrafos, pintores, escritores y actores muy enriquecedora”.

La actriz trajo al presente la ocasión en que realizó su primera interpretación con desnudo en la obra Susana San Juan: “La desnudez del alma, exponerse también frente al escenario, fue un trabajo que nos costó mucho, y Fernando siempre estuvo ahí apoyándonos, dirigiéndonos”.

La actriz y promotora cultural compartió cómo Fernando la impulsó a ir más allá de Ensenada: “‘Vete Pita, tienes talento, no quieras quedarte aquí y ser la estrellita de Ensenada’, me dijo. Tomé maletas y me fui. Así recuerdo la primera etapa de oro de Ensenada, era un época histórica, un momento en que todos teníamos una necesidad enorme de expresarnos”.

Por su parte, Laura Castanendo, intérprete del monólogo de “Ilegala”, ilustradora de libros de teatro infantil y actriz con larga trayectoria, inició su participación comentando la “mezcla de amor y odio que se le profes al Maestro Rojero”, comentario expresado tras 20 años de trabajar con “uno de los directores más controversiales” de la región: “Todavía recuerdo cómo nos decía ‘quiero que coman teatro, sean teatro, que se apesten a teatro’”.

Castanedo rememoró su participación en obras como “Cumbia hasta las 3 de la mañana” y “Caricias”, siendo ésta última censurada por exhibir figuras “indecorosas” como parte de la escenografía que manejaba el Taller Universitario de Teatro de Tecate.

Laura Castanedo en «Ilegala»

La participación siguiente correspondió a Enrique Botello, quien habló de su acercamiento al teatro tras egresar de la universidad e ir en busca de formas de expresarse:

“Yo me acerco al teatro del COBACH con la obra ‘alucinada’. En aquel entonces estaba haciendo mis pininos con la fotografía, y entrar en contacto con el grupo de Fernando fue muy enriquecedor, aprendí mucho en cuestión técnica, era un reto muy grande para mí sacar fotos de las obras. Fue una gran experiencia, porque veía el trabajo que hay detrás de la producción teatral, lo que no se ve en la puesta en escena, los desvelos, los enojos, los choques de egos. Esas vivencias que te hacen ver que las cosas no son fáciles, sino que requieren esfuerzo y disciplina”.

Quien tomó la palabra a continuación fue el poeta local Lauro Acevedo, quien habló de la “locura entrañable” del artista: “las artes le permiten al hombre tener humanidad”. Acevedo recordó cómo el taller de teatro del COBACH se cerró tras la salida de Fernando Rojero. El poeta concluyó su intervención con la lectura del poema “La otra verdad”, un homenaje a la trayectoria de Rojero.

Durante la sesión de preguntas y respuestas, la moderadora Virgina Hernández incentivó el diálogo al preguntarles a los participantes “¿Qué dice el teatro de Fernando?”, a lo que Carlos Pérez respondió que “el teatro de Rojero siempre se ha distinguido por abordar temas fuertes y darle vida a personajes increíbles. La manera de trasladar los textos a espacios reducidos y la confluencia de elementos (sonoros, efectos especiales, desnudos, iluminación rica en temas que dejan imágenes increíbles) condensan escenas que se quedan como parte de tu vida”.

Para Laura Castenda, el Maestro Fernando “siempre está buscando hablar del dilema de la vida, de la naturaleza íntima de la vida. Es un placer ver el andamiaje que monta en sus obras: actores, música, escenografía son los peones del ajedrez que utiliza Rojero para impresionar al público”.

Al preguntarles a los participantes por las condiciones que permitieron que el teatro floreciera en Ensenada en los 90´s, Enrique Botello comentó que por aquel entonces “se sentía que las cosas iban a cambiar, había un apoyo institucional a las iniciativas culturales, así como una convergencia no intencional, natural”.

Por otro lado, Pérez comentó que “éramos más apasionados, lo dábamos todo, todo lo compartíamos, la realidad colectiva nos hacía crecer. Teníamos bien presente que el ser humano necesita hacer una actividad artística o se atrofia su sensibilidad”.

El evento también contó con una participación del Maestro Rojero, quien agradeció a todas las generaciones teatrales reunidas y comentó sobre los ciclos que cierra y su sorpresa al descubrir que hay jóvenes que quieren estudiar teatro: “yo me pregunto qué los motivó a estudiar teatro, este arte que te exige tanto, que te deja sin dinero y sin tiempo. Creo que el teatro te elige, te atrapa. ¿Qué sigue ahora que se cierra este ciclo en UABC? Necesitamos buscar un espacio y crear una nueva era de teatro en Ensenada”.

Finalmente, la moderadora Virgina Hernández dio su opinión sobre la escena teatral en Ensenada: “En Tijuana y Mexicali hay un público que exige, aquí en Ensenada no, lo que se ve es egoísmo, es muy cansado estar trabajando todo el tiempo para que la gente pueda tener acceso a pensar a través del arte. A todos nos concierne cambiar esto: gremio, instituciones, público. Y necesitamos crítica también, es la que nos va a ayudar a crecer”.

Maestro Fernando Rodríguez Rojero

A continuación, la cartelera de puestas en escena dirigidas por el Maestro Fernando Rodríguez Rojero, que se estarán presentando a lo largo de la semana en diferentes espacios culturales de la ciudad de Ensenada: