Suicidios asistidos; autocracia ejecutiva

“Cuando el pueblo salta sus barreras, casi ningún esfuerzo es bastante poderoso para detenerlo”: Guadalupe Victoria

Para que una persona decida quitarse la vida, deben por fuerza influir muchos factores muy difíciles de explicar, justificar o tratar de entender. Se puede generalizar y etiquetar, una decepción amorosa, crisis financiera, depresión extrema, enfermedad psiquiátrica. Un suicidio es siempre tomado como caso aislado, no hay delito que perseguir y los familiares directos son los que deberán lidiar con el duelo y la frustración, diciéndose una y otra vez que tal vez pudieron haber impedido el trágico desenlace, culpándose por no haber atendido las señales de alerta.

José Luis Treviño Flores* /A los 4 Vientos

Las cifras son alarmantes solo en el estado de Chihuahua somos segundo lugar a nivel nacional, para una entidad, graves. Ya el INEGI, en toda la república, solo hasta el 2015 registró 2,685 suicidios y el sector salud lo considera un problema de salud pública.

Cuando la salida es matarse, la sociedad está enferma de gravedad, cuando el incremento es alarmante, sí hay culpables.

La mayor cantidad de suicidios los cometen jóvenes de 15 a 29 años. en su mayoría mujeres. Foto: internet

Cuando sectores diversos de la población no encuentran respuestas, salidas, futuro, proyecto de vida, se sienten rodeados de muerte, robos, violencia extrema y si se toma en cuenta, que la mayoría de los suicidios oscilan las edades de 15 a 29 años, son etapas cruciales desde la  formativa, hasta cuando se supone un hombre, una mujer, debieran tener resuelto un estatus. Si digo que hay culpables, con nombre y apellido es porque existen, son los encargados de las políticas públicas que ejercen una coerción económica y social además de completo abandono, son los culpables de que nuestros jóvenes estén optando por quitarse lo más valioso, irrepetible y hermoso, de lo que hablamos: la vida.

Un ser humano en plenitud física, intelectual y con todo el potencial para desarrollar inimaginables retos que pudieran enriquecer a un país, están muriendo por propia mano o asesinados por el crimen organizado, ya que al no encontrar opciones educativas o laborales, entregan su cuerpo y alma al submundo de las drogas y al sicariato, igual es un suicidio asistido.

Édgar Jiménez Lugo, alias El Ponchis, de 14 años, integrante del Cártel del Pacífico, fue capturado por el Ejército en diciembre de 2010 acusado de unas 300 muertes. El niño sicario reconoció haber matado a 4 personas. Después de 3 años en un reclusorio para menores fue liberado. En 2013  fue capturado, torturado y asesinado junto con otras cinco personas en Zacatecas.

A diario en los encabezados leemos que la gran mayoría apresada con drogas, armas y productos robados son chicos y chicas desde los 12 años, si todos éstos factores reunidos no son suficientes para entender cuan tóxica y nociva es la clase política que nos gobierna entonces agregaremos que hay una considerable cifra de adolescentes que se prostituyen a cambio de comida, entonces, cuando se acaban las opciones, el suicidio.

La respuesta no es un plan emergente del sector salud, como un curita ante una hemorragia femoral, la transformación de fondo, está desde la toma de decisiones a nivel legislativo, ejecutivo y judicial, pero no con quienes los ejercen actualmente, ya que han permitido tales aberraciones.

Las estadísticas siguen creciendo, para mal, mientras la alianza PAN, PRD,MC, conforman un frente muy similar a un culto donde cual pastores de la “luz verdadera” venden al pueblo la imagen de un demonio al cual, los únicos que le temen son ellos, porqué les promete quitarles  privilegios.

Hasta ahora, el supuesto ‘demonio’ no ha gobernado y vivimos en un infierno de impunidad, inseguridad, violencia, suicidios, delincuencia. Pregunto y vuelvo a preguntar: ¿Los que nos han venido gobernando, han transformado dicho infierno? No, lo han incrementado, han hecho crecer el fuego hasta alcanzar a nuestros niños y niñas, nuestros jóvenes que mueren prematuramente porque están rodeados de mediocridad e ineptitud y de indolencia.

Ya en elecciones presidenciales pasadas, han recurrido a los mismos engaños y manipulaciones, ellos aprobaron cada reforma estructural, fueron cómplices del gobierno de Peña Nieto, no se arrepienten, lo que están haciendo desde, primero su supuesta alianza legislativa y después electoral rumbo al 2018, es marear al electorado preparando el terreno, haciéndoles creer que el objetivo es sacar al PRI de Los Pinos, no, no es así, lo mismo hizo Vicente Fox y Felipe Calderón. Luego se acomodan, negocian y siguen el con el saqueo, la devastación y permitiendo que sucedan mas suicidios.

Los expresdentes panistas Vicente Fox y Felipe Calderón profundizaron las políticas neoliberales emprendidas por el priismo que encabeza Carlos Salinas de Gortari, y actualmente reciben las más altas pensiones como expresidentes de la República. Foto: internet

Es sacar, si, al PRI y al PAN, al PRD y sus partidos satélites que les hacen el caldo gordo. Dirán algunos, ‘-pero si el PRD es de izquierda, su origen es el Frente Democrático Nacional’, por supuesto, su origen, igual que éste ‘nuevo origen’, luego regresan al cultivo PRImigenio, a su cadena genómica, fuente de cada híbrido de aparente democracia, a su quimera parental, el monstruo camaleónico del cual surgen los falsos líderes: El mismo PRI.

Dos sexenios agazapado, cual fatídico ente, para surgir en 2012 a cumplir la profecía devastadora, para concluir la encomienda pendiente de entregar el territorio y sus riquezas comprometidas a entes mas poderosos y extraños, además de afianzar las masacres de sus dos críos previos del 2000 y 2006.

 Éstas, las actuales ‘larvas’, vienen mas hambrientas, más decididas de pasar la etapa pupa con más celeridad, mucho cuidado debemos tener porque son una nueva especie, una que ya dejó atrás cualquier indicio de empatía, de humanidad, son depredadores especializados, insensibles, capaces de lo que sea.

Ya está demostrado con Alfredo Del Mazo, pasando por encima de todas las instituciones, con el abierto mandato del poder Ejecutivo de redirigir fondos federales para asegurar el fraude, obligando al Tribunal Electoral a declarar que no es de su competencia investigar los recursos.

Los socavones son ya abismos que no son fáciles de cubrir y cada agujero tiene autor material e intelectual, hoyos profundos de desesperanza, como otras tumbas donde quieren sepultar nuestro anhelo de una patria justa.

“Temamos a la historia que ha de presentar al mundo el cuadro de nuestras acciones”:  José María Morelos y Pavón

* José Luis Treviño Flores, Coordinador Académico en el subsistema de secundarias.