En el mundo se suicida una persona cada 40 segundos; en México, cada 85 minutos

El suicidio es prevenible y una responsabilidad compartida

El 10 de septiembre se conmemoró el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, y el lema de este año fue “Dedica un minuto y cambia una vida”.

Academia Mexicana de Ciencias

En el año 2003 la Organización Mundial de la Salud (OMS) proclamó cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio y fijó como meta reducir 10% la tasa de suicidios en cada país para el año 2020.

Con el fin de contribuir en este objetivo la Asociación Psiquiátrica Mexicana, el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” y los servicios de Atención Psiquiátrica a través del Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez” organizaron el simposio La prevención del suicidio en México.

Durante la inauguración del evento, María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”, indicó que México, al adoptar el Plan de Acción en Salud Mental de la OMS, asumió el compromiso de disminuir en 10% la tasa de suicidios para el año 2020.

Medina Mora sostuvo que el suicidio es un fenómeno creciente a nivel mundial y las estadísticas arrojan que anualmente se suicidan 800 mil personas y es la segunda causa de muerte en la población de 15 a 29 años.

Collage: Portal Memorial Emocional

“El Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática registró, en 2014, seis mil 337 suicidios en el país, los cuales representan el 1% del total de muertes ocurridas y registradas en ese año, colocándose como la decimoquinta causa de muerte a nivel nacional”.

Entre los factores de riesgo que influyen para que las personas decidan suicidarse están el abuso de alcohol, las enfermedades mentales como la depresión, así como la experiencia de violencia, y en esta última se ha observado que en lugares con reportes de terror o desastres aumenta la probabilidad, lo mismo para las situaciones de violencia doméstica.

Es por ello que algunas medidas de prevención del suicidio, que enlistó Medina Mora, integrante de la Academia Mexicana de Ciencias, son las campañas para reducir el estigma y fomentar la búsqueda de ayuda, promover el apoyo a personas desempleadas, con alguna enfermedad o con discapacidad.

En el auditorio “Mario Fuentes Delgado”, el director general del Hospital Psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez”, Carlos Castañeda González informó que en el mundo se comete un suicidio cada 40 segundos y nuestro país no escapa a esta realidad, ya que desde 1995 el suicidio está dentro de las primeras 20 causas de mortalidad general. 

“En México cada día se suicidan 17 personas y uno de los principales elementos que se relacionan con el suicidio es la depresión”.

En la unidad hospitalaria “Fray Bernardino Álvarez”, que cumple 50 años y en la que se atienden los problemas de salud mental de la población adulta no derechohabiente, para el año 2013 se hospitalizaron 814 personas con intento suicida reciente del que sobrevivieron, o ideación suicida en alta letalidad, apuntó.

El especialista resaltó que en las personas internadas en dicho centro y que presentan ideación o intento suicida, el principal diagnóstico está relacionado con el afecto, seguido de trastornos psicóticos, trastornos de la personalidad y adicciones.

En cuanto a los métodos utilizados para suicidarse, indicó que han identificado entre las principales formas el envenenamiento con fármacos, lesiones con objeto cortante, ahorcamiento, saltar de un lugar elevado, arrojarse a un objeto (vehículo) en movimiento, envenenamiento con gas y disparo con arma de fuego.

Ángela Martínez González, presidente de la Red Mundial de Suicidiólogos México, señaló que el suicidio, también llamado “muerte por mano propia”, ha sido una preocupación de todos los tiempos y en la sociedad contemporánea es uno de los problemas de mayor impacto en la salud pública.

Agregó que es fundamental integrar el principio de justicia bajo la idea de que las personas tienen derecho a la salud ante la ley y no prevalezca la discriminación bajo ninguna circunstancia personal y social que atente contra la dignidad humana.

Desamor, violencia, soledad, lo que revelan las notas póstumas de los suicidas en México

Foto: Portal Animal Político

En sus últimos pensamientos, los suicidas revelan las causas que los llevaron a quitarse la vida. No encontrarle sentido a la vida, la violencia, la soledad y los problemas familiares o de pareja son las principales, según un análisis de notas póstumas.

Portal Animal Político

Estas últimas líneas también ayudan a los especialistas a detectar y analizar sus características afectivas, cognoscitivas y actitud para saber cómo prevenir la muerte de otros, pues las notas generalmente son escritas instantes antes de cometer el suicidio.

De acuerdo al INEGI, en 2011 se registraron 5,718 suicidios, de los cuales 3,299 casos fueron de personas entre los 10 y los 34 años. Esto quiere decir que el 58% de los suicidios se dan entre personas menores de 35 años.

En el estudio ‘Notas suicidas mexicanas. Un análisis cualitativo’, Ana María Chávez Hernández, doctora en Psicología Clínica, analizó 142 notas póstumas de personas que se suicidaron entre 2005-2008 en el Estado de Guanajuato.

Los familiares, pareja y amigos son los principales destinatarios de las notas póstumas; entre los adolescentes de 15 a 18 años que acaban con su vida, el destinatario más frecuente de su última carta fue su pareja, según el estudio.

Éste también revela que el 45% de los suicidas dice en su nota que lo hizo por problemas de relaciones interpersonales (problemas amorosos, desarmonía marital, problemas con la familia nuclear, problemas sexuales, soledad e incluso para “unirse a una persona fallecida”).

La segunda causa de suicidio (36%) es no encontrarle sentido a la vida; el 31% no señalan una razón específica para su muerte.

En cuarto lugar (16.9%) señalan que lo hacen “por beneficio de otros, expiación, culpa”. Los últimos lugares, con problemas económicos (4.2%) y con venganza (3.5%).

Estas son las causas generales que llevan a alguien al suicidio, explica la investigadora del departamento de Psicología de la Universidad de Guanajuato.

En sus notas los sentimientos que prevalecen son el fatalismo, el amor o la idealización y el buscar o dar perdón a otros. Pero también los afectos relacionados con auto-devaluación, culpa, auto-castigo.