Divulgación de la ciencia en México: retos, esfuerzos y perspectivas

Necesario crear más espacios públicos donde se pueda conversar y discutir la ciencia y el conocimiento para hacerlos más accesibles. 

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Ensenada B.C., a 29 de agosto del 2017.- En un auditorio repleto de mentes jóvenes, el pasado lunes 28 de agosto se llevó a cabo el conversatorio «Divulgación de la ciencia: el conocimiento, cosa de todos», como parte de las actividades del Festival del Conocimiento 2017 en la ciudad de Ensenada.

En el conversatorio participaron el periodista Víctor Juárez (subdirector de Difusión de TVUNAM), el físico Sergio de Regules (Miembro de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia en la UNAM y editor general de la revista de divulgación Cómo ves), la divulgadora Norma Herrera (Jefe del Departamento de Comunicación en CICESE) y la comunicadora de la ciencia María Alejandra Sánchez (docente e investigadora en UABC).

El evento, realizado en el auditorio de CICESE, consistió en la reflexión de diferentes cuestiones en torno a los esfuerzos de divulgación de la ciencia en México, el acceso al conocimiento y los actores a favor y en contra de su divulgación.

La primera pregunta que se le realizó a los participantes fue “¿Es el conocimiento cosa de todo?”. En su participación Norma Herrera retomó la perspectiva de la divulgación de la ciencia de la Doctora Ana María Sánchez Mora (UNAM, 2002), que la define como “una labor multidisciplinaria, cuyo objetivo es comunicar el conocimiento científico, utilizando diversos medios, a diversos públicos voluntarios recreando ese conocimiento con fidelidad y contextualizándolo para hacerlo accesible”.

Norma Herrera, Jefe del Departamento de Comunicación en CICESE

Herrera puso énfasis en que “mucha de la divulgación se centra en datos pero no en su contextualización. Así como existen diferentes públicos, deben existir diferentes estrategias de divulgación para que el conocimiento sea accesible de verdad”.

Al respecto el físico Sergio de Regules cuestionó “¿a qué nos referimos cuando hablamos de conocimiento? ¿A lo que está en las enciclopedias? Hay que ser cuidadosos, porque hay muchos tipos de conocimiento. Otro aspecto a considerar es el de cómo se llega al conocimiento, cómo necesitas pensar para alcanzar cierto tipo de conocimiento, es decir, una cosa es el conocimiento y la otra el pensamiento científico que está detrás de él”.

La siguiente en responder fue la Doctora María Alejandra, quien ahondó en la desigualdad de condiciones socioeconómicas para aprender ciencia de forma pareja. Así mismo, afirmó que “los problemas no se resuelven con conocimiento, sino que éste es una herramienta. Para que el conocimiento sea más accesible necesitamos más espacios donde se pueda conversar y discutir la ciencia y el conocimiento”.

A continuación se le preguntó a los divulgadores si pensaban que alguien se opone a la divulgación de la ciencia. El primero en responder fue el periodista Víctor Juárez, quien señaló a la burocracia y los intereses de los medios de comunicación como los principales frenos para la divulgación:

“Tenemos el ejemplo de la Ley de Seguridad Interior, que va con el tema de la ciencia política y social. El gobierno la quiere aprobar para militarizar el país, a la par que se niega a reconocer que ha perdido la guerra. Entonces, cuando se trata este tema en los medios hay mucha censura, los analistas son opinólogos que saben de todo pero sin profundidad. En los medios hay veto a análisis de profundidad, porque hay intereses políticos y económicos detrás”.

Víctor Juárez, subdirector de Difusión de TVUNAM

Por su parte la divulgadora Norma Herrera negó que hubiera alguien en contra de la divulgación de la ciencia, sin embargo, señaló que hay mucho discurso acerca de los esfuerzos que deben realizarse pero que no se aterrizan en hechos: “Otro aspecto es que luego CONACYT se centra únicamente en la numerología al momento de evaluar, más que en los resultados concretos y efectivos de los eventos y actividades que se realizan”.

Al respecto De Regules también negó la existencia de algún “villano opositor” a la divulgación. Sin embargo, sí afirmó que ciertas “actitudes de desprecio hacia la divulgación” han sido perjudiciales para la percepción y mejoramiento de la misma: “Se piensa que cualquiera puede hacer divulgación, que no se requiere profesionalización para ello; nada más equivocado. Por el contrario, yo pongo en duda que sean los científicos los mejores para divulgar, porque muchos no están preparado para ello”.

La participación siguiente fue de la Doctora María Alejandra, quien expuso que “no se trata de alguien que esté en contra de la divulgación, sino que cualquier conocimiento que se diga científico puede ser utilizado para cualquier fin. A la par, uno descubre que la divulgación llega desde lugares inimaginables, por ejemplo, los esfuerzos del Papa por revertir el cambio climático con la publicación de su Encíclica, en la que retomó verdades de la comunidad científica y los tradujo al vocabulario religioso para que fueran asimiladas por la población católica”.  

María Alejandra Sánchez, docente e investigadora en UABC

La tercera y última pregunta para los panelistas se enfocó en la gestión de la divulgación, así como en los mejores esfuerzos conocidos por los presentadores en el país: “La mejor divulgación es la que se hace a través de los medios convencionales, sin embargo también hay que avocarse a los medios digitales y las múltiples alternativas que ofrecen. A través de las Ciencias de la Comunicación se debe promover que cada institución y centro de investigación cree sus propias plataformas”, expuso el periodista Víctor Juárez.

Por su parte la divulgadora Norma Herrera expresó su inclinación por la divulgación que entra en contacto con la población, y citó para ello el ejemplo del Valle de Guadalupe, donde se ha aplicado una metodología que retoma historias y experiencias de la gente que padece escasez de agua: “Los museos son otro ejemplo, los museos deben estar vivos y vinculados con la comunidad, son espacios para los habitantes, no tanto para el turismo, que también importa pero no deben ser la prioridad”.

Entre los mejores esfuerzos a nivel nacional mencionados por la Jefe del Departamento de Comunicación en CICESE, estuvo el reconocimiento al Dr. Noboru Takeuchi, por su “gran trabajo con las comunidades indígenas de la región”.

El Dr. Sergio enfocó su participación en el proyecto donde trabaja como editor la revista de divulgación científica Cómo ves, cuya aspiración es“presentar la ciencia con contexto, desglosar cómo se llegó a tal conocimiento, cómo se sabe lo que se sabe, desempacar la investigación científica para narrar las historias y detalles humanos y culturales detrás de ella. A la vez procuramos que los textos sean disfrutables, que incluyan anécdotas y un lenguaje colorido y literario a la par que educativo”.

Los comentarios expresados por la Dra. María Alejandra fueron en dirección de la falta de departamentos de divulgación, para lo que citó el caso de UABC: “En la universidad se le deja todo el trabajo a los becarios, mientras que a los empleados se les paga mal. Institucionalmente hay que mejorar las instalaciones y los recursos humanos. El problema se pone más complejo porque hoy en día hay una crisis de credibilidad en las instituciones, entonces eso afecta la relación de la población con el acceso a la ciencia”.

Sergio de Regules, miembro de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia en la UNAM y editor general de la revista de divulgación «Cómo ves»

“Entre los proyectos que más me agradan están aquellos que divulgan apoderándose del paisaje, rediseñando la urbanidad para integrar la ciencia y el arte con la modificación de los alrededores”, concluyó la antropóloga.

Durante la sesión de preguntas y respuestas se les cuestionó a los participantes sus consideraciones sobre el estado del conocimiento en México (en una palabra) y sus razones para describirla de esa manera: “Diría que pobre, hacen falta muchísimos esfuerzos para divulgarlo, que los jóvenes se apoderen del país”, comentó Juárez. “Yo creo que es digno, porque hay mucha gente que ama el conocimiento, que ama enseñar, a pesar de todo hay conocimiento en todas partes”, expuso la Dra. María Alejandra.

Finalmente, destacaron los comentarios de un asistente del público, quien dijo ser Doctor e investigador en CICESE desde hace 40 años: “Creo que la gran urgencia que tenemos es que debemos trabajar para caminar hacia un nuevo paradigma, donde se produzca ciencia para la sustentabilidad y sí se utilice el conocimiento alcanzado. No más ciencia para acumularla en bibliotecas, no más ciencia para el SNI, ni para el ego y congresos, que se haga ciencia para los usuarios y quienes toman decisiones importantes, no ciencia para la ciencia”.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR