85 centavos de cada peso que ingresa al gobierno de Ensenada se gasta en sueldos

Luego de que la tesorera municipal de Ensenada Guadalupe Méndez declaró que la deuda pública del ayuntamiento asciende a 2 mil 205 millones de pesos, y que la única alternativa es ajustar los gastos con recorte de personal y otros gastos, el ex presidente municipal Cesar Mancillas Amador* rompió el silencio e hizo recomendaciones a Marco Novelo para evitar que su gobierno “quiebre a fin de año”.

A los 4 Vientos / Luis Castillo Hernández

25 de agosto del 2017.- Mancillas Amador explico que se hizo un estudio con datos propios del Ayuntamiento de que se tiene que hacer un ajuste de personal de cuando menos entre 300 y 500 personas y aunque se anunció una reingeniería,  “no la hemos visto porque despiden gente y luego la vuelven a contratar pero con otros nombres, entonces no están haciendo un ajuste, están haciendo cambios pero no ajustes y si siguen así a final de año no van a poder con los aguinaldos, con las prestaciones que se tienen que dar y no van a poder con los servicios que hacen falta, así esta de grave el asunto.”

Destacó que hoy los ingresos municipales son “afortunadamente” superiores a los dos mil millones de pesos y se puede hacer mucho con eso si el actual gobierno ahorrara el 20 por ciento de ese dinero; “le alcanzaría para pagar la deuda y hacer obra, pero como no se atreve a tomar una medida tan fuerte, la deuda sigue creciendo”.

En el caso de su gobierno, recordó, los números eran fríos “y gastábamos de cada peso que ingresaba,  54 centavos en servicios personales. Actualmente se gastan casi 85 centavos de cada peso en el mismo renglón; entonces ahí está el problema: se está gastando demasiado en servicios personales y es parte importante para hacer ajustes”.

Y según sus cálculos, en materiales y suministros también se gasta una buena parte del erario y en los pagos financieros, por haber tomado la deuda “tan a bote pronto, con urgencia hicieron tratos muy desventajosos porque cuando se pide una deuda tan a largo plazo debes negociar los intereses y si la haces a corto plazo te ahorras. En este caso el Ayuntamiento de Ensenada está creciendo en su deuda un 1.2  millones de pesos diarios”, dato que coincide con los estudio de las finanzas del actual ayuntamiento que han hecho contadores públicos independientes y que A los 4 Vientos ha publicado.

La amortización de la deuda pública de Daniel Quintero Peña de cada peso fue de 14 centavos; la de Jorge Catalán Sosa de 001 centavos de cada peso; la de él –afirmó- 071 centavos; la de Pablo Alejo López Núñez .008 centavos; la de Enrique Pelayo Torres .000, y la de Gilberto Hirata Chico .000 centavos de cada pesos.

“Estos son claros indicadores de que en lugar de bajar la deuda, esta ha ido creciendo hasta llegar a los 2 mil 205 millones de pesos, lo que indica que si en Ensenada somos alrededor de 500 mil habitantes, cada ensenadense ya debe poco más de 4 mil 400 pesos.”

Afirmó que el gasto ha ido creciendo porque de cada peso que entra al Ayuntamiento, el gasto que era de  54 centavos en su gobierno, se fue a 59 con Pablo Alejo López Núñez; luego con Enrique Pelayo Torres subió a 61 centavos, con Gilberto Hirata Chico creció a 72 centavos, y actualmente está entre 85 a 90 y entonces, por lo que “no hay manera de salir del problema.”

Novelo, al borde de la quiebra y no se deja ayudar, según el ex edil César Mancillas.

Y dijo que también fue importante el ahorro al bajar salarios a funcionarios y a él mismo.

“El alcalde tiene que bajarse el sueldo y en mi tiempo casi deje de percibir como 3 millones de pesos y fue por decisión propia, ya que uno tiene que poner la muestra y funcionó porque a mí nadie me reclamo nunca y no me pidieron aumento de sueldo, pues si yo me lo rebajé no había motivos para dar aumentos”.

Respecto a las compensaciones, afirmó, el gobierno “es muy dado a eso porque ganan un sueldito, pero por otro lado ganas mucha compensación y se supone que cuando entras a administrar entras con 70 personas, no más; y si metes más de esos ya te estás pasando y entonces esas 70 o 100 personas son a veces las que más gastan, son las que más cuestan”.

Recomendó entonces a Marco Antonio Novelo –“basado en mi experiencia”- que si no corrige el rumbo financiero de la administración municipal, ésta quebrará totalmente porque la deuda y el pasivo del ayuntamiento sigue creciendo.

“¿Cómo le hicimos nosotros? Bueno, eficiencia por todos los datos; tanto en los gastos de gasolina -que son muchos- como en los de energía, de materiales de todo tipo y  estos ajustes deben ser de cuando menos un 30 por ciento. También hicimos ajustes en los sueldos y los bajamos en general”.

Reveló que los ingresos del ayuntamiento tienen un sistema cerrado; es decir, lo que entra tiene que ser igual a lo que sale, pero cuando se tiene un pendiente tan grande, se tienen que tomar medidas muy fuertes y ahí es donde aplica “la mano política del alcalde”, alejada del partidismo y la política de cómo poder hacer que el sindicato, que los trabajadores de confianza, que la policía y que los bomberos entiendan que la situación es muy complicada y se tienen que hacer ajustes.

“Los ingresos en mi tiempo –trienio 2004 a 2007- era de alrededor de 800 millones de pesos menos anuales, con los cuales habíamos de cumplir todo: obra pública, servicios, sueldos; y vimos que la administración anterior a la mía fue muy rígida en ese aspecto, Tan rígida que tuvo problemas sociales y políticos con el sindicato, con los trabajadores, con los policías, pues hizo ajustes fuertes.”

Explicó que “la mano política” radica en convencer a sus empleados y funcionarios de que se tienen que hacer ajustes.

La tesorera del XXII Ayuntamiento de Ensenada, Guadalupe Méndez (Foto: Jorge Gómez / Plex)

“En aquel entonces hubo enfrentamiento porque faltó eso: la política. Y cuando llegamos nosotros hicimos lo mismo, pero con más cuidado, con más respeto y las dos formas resultan. El tema es escoger cuál es el camino de los dos que quieres. Si es enfrentarte, vas a tener resultado pero vas a agitar el ambiente; y de la otra forma es más complicada porque tienes que invertir mucho tiempo porque no nada más hay que convencer a los que trabajan ahí, sino también a la gente de que pague sus impuestos, que colabore, que participe, empezando por los empresarios que son los que están más al pendiente y tienen más que ver con los ingresos”.

Reveló que antes para todo había directores. “Nosotros los cambiamos por secretarios, ganando casi lo mismo que un director, pero eliminamos 4 o 5 directores”.

Y que cuando nombró al secretario de desarrollo social, sabía que hay un homólogo en el estado y la federal.

“Entonces te apoyan con más recursos y nosotros conseguimos muchos recursos federales: ese fue el secreto y fue precisamente Lupita Méndez quien ayudó mucho. Me ayudaron mucho a conseguir cosas como asfalto, donaciones y por otro lado me apoyé mucho con ciudades hermanas y me entregaron  en valor en equipo y maquinaria entre 3 y 5 millones de dólares que gastamos y tuvimos resultados rápido porque empezamos a trabajar 6 meses antes de tomar posesión.”

También recordó que con el diagnostico financiero buscó la forma de tener todo listo para iniciar, “y a los dos meses ya teníamos motoconformadoras, pipas, camiones, pick ups, barredoras, patrullas, motos y muchísimo equipo; debido a ello nos ahorramos mucho dinero”.

Y agregó: “Tengo que decirlo. Los compromisos que tiene el alcalde adquiridos en campaña no lo dejan ser, y quien paga los platos rotos es la ciudadanía; pero veo que no se atreven a decirle (a Novelo Osuna) la realidad económica tal cual es porque Lupita (Méndez, la tesorera municipal) sabe muy bien lo que estoy diciendo. Ella se formó con nosotros, aprendió muy bien, sabe manejar recursos y  si dice que la deuda del ayuntamiento es como una bola de nieve cuesta abajo es porque así es, y no sé cómo aguanta tanta presión”.

Mencionó aparte que la responsabilidad principal del gobierno es del presidente municipal y que Novelo está cometiendo errores graves.

Al presidente municipal Marco Antonio Novelo, los compromisos de campaña «no lo dejan ser», afirma Mancillas (Archivo).

“Por ejemplo, el hecho de que los regidores tienen su propio presupuesto para gestorías y apoyos, eso está al margen de la ley aunque se diga que es para ayudar a la gente. Y les dan como 2 millones al año. Eso está mal; ellos son ediles y están ahí para actualizar las regulaciones municipales, para analizar y votar las modificaciones ya que son consejeros, pero ahorita los veo como si fueran ejecutivos recibiendo contratos. Entonces el presidente está entregando el poder porque finalmente cuando el alcalde tenga un problema, la responsabilidad caerá solo sobre él y al alcalde actual lo van a traer al rato como traen a los dos anteriores”.

Aseguró que quienes han sido presidentes municipales saben que “el piso está muy resbaloso” y que cualquier error de partida, cualquier error de designación de recursos en zonas que no deben de ser, pueden causar muchos problemas.

“Por eso le recomiendo al alcalde que revise muy bien a quién tiene alrededor porque los mismos que cometieron los errores con Hirata, están ahora a su lado y tal parece que no aprendieron la lección.”

Estimó que ya no se puede endeudar más al municipio y dijo estar indignado porque este gobierno “lo tiene todo abandonado: el deporte, la recreación, la cultura, los proyectos, la policía, la cual me preocupa mucho pues vivimos una serie de eventos violentos que están afectando seriamente a Ensenada”.

Consideró que la policía requiere de un ingreso digno asó como seguridad social, armas, chalecos, gasolina, patrullas y más cámaras de seguridad.

“Tomar una medida tan fuerte tiene su costo-beneficio y hay que decirlo: el beneficio sería que todos se lo íbamos a agradecer porque habrá más dinero para hacer obra y regresar a una dinámica económica para Ensenada. Estamos hablando de cerca de 500 millones de pesos al año para obras y servicios. Y ese dinero no es para que les pague sueldos a alguien con quien tienen compromisos de su partido y sus partidos aliados”.

A continuación criticó a funcionarios de Novelo que “creen que son los reyes de la comarca, los señores feudales que se quedaron con todo el poder, con el poder político de su partido dominado a base de dar chambas y por otro lado el poder económico de hacer lo que quieran con el presupuesto y no es así.”

“México ya cambió desde el 2000 para acá», dice el ex edil panista (Archivo).

Agregó: “México ya cambió desde el 2000 para acá y nos están viendo con lupa; y ahora más con los medios alternos en Internet, donde los traen bien marcados y por eso deben tener más transparencia y rendición de cuentas.”

Finalmente comentó: “Muchos queremos ayudar, yo entre ellos, y no nos dice (Novelo) cómo andan y no nos dice que está dispuesto a hacer; entonces, ¿quién lo ayuda? Se quedara solo, pero debe pensar que es un privilegio y un honor ser alcalde de Ensenada y no un escalón para ser senador o gobernador. Eso lo alcanzaras solo si haces las cosas bien; si actúas con decencia, con prudencia, con humildad, con generosidad y apego a lo que se comprometió con la gente”.

*  Cesar Mancillas, químico de profesión, fue presidente municipal de Ensenada; diputado federal por el 03 Distrito del estado que corresponde al municipio de Ensenada; secretario de Desarrollo Social, y de Pesca y Acuacultura de Baja California en las administraciones panistas de Alejandro González Alcocer y José Guadalupe Osuna Millán; director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), y subsecretario en Ensenada del gobierno estatal que encabezó Eugenio Elorduy Walther. Todos estos cargos al amparo del Partido Acción Nacional (PAN), instituto político electoral que abandonó en el proceso interno de selección del candidato panista a munícipe por Ensenada el año pasado.