REDES DE PODER: Los dioses del olimpo (1ª de 2 partes)

En 1963 asesinaron al presidente Jhon F. Kennedy. Era un hombre joven y con energía.  El fiscal de distrito Jim Jarrison ha sido el único en encabezar la investigación sobre el asesinato de JFK.

Alfonso Torres Chávez /A los 4 Vientos

Una investigación realizada entre 1976 a 1979, en la que se encontró una probable conspiración para asesinar al presidente Kennedy, recomendó reabrir la investigación.

Los resultados de la investigación y los documentos sobre la probable conspiración para asesinar al presidente Kennedy serán liberados al público en el año 2029.

La teoría más aceptable respecto a las conexiones del asesinato del presidente Kennedy con elementos de la mafia, los cubanos exiliados en los Estados Unidos y la posible participación de la CIA es explorada en la película JFK del director Oliver Stone, la cual  ganó diversos premios Óscar.

La película de Oliver Stone que difundió la teoría de la conspiración en el asesinato del presidente JFK. Foto: internet/cine clásico

Con una duración de 3 horas y media, la película teoriza sobre las conexiones de mafiosos, exiliados cubanos y agentes de la CIA y el FBI  para asesinar al presidente. Desde la invasión a Bahía Cochinos en Cuba en 1961, el presidente Kennedy se enemistó con los exiliados cubanos que lo consideraron un traidor por dejar morir a esos cubanos americanos en la operación militar sin hacer nada por rescatarlos.

Así, la película teoriza de esta forma: La existencia de un acuerdo previo donde todos tenían información sobre un posible intento de asesinato del que estaban informados agentes de la CIA, el FBI y los exiliados cubanos, quienes desde el inicio mostraron una reticencia hacia el presidente Kennedy.

Pecar por el silencio, cuando deberíamos protestar, hace cobardes a los hombres, escribió Ella Wheeler Wilcox. El presidente Kennedy era como Julio Cesar, asesinado por Cayo y Bruto: rodeado de traidores que le hacían sombra. La mafia italo-estadounidense lo odió cuando su hermano Robert F.  Kennedy, al  tomar el cargo de procurador general se dedicó a perseguir arduamente a la mafia, pues se supone existía un acuerdo por haber recibido el presidente dinero de la mafia para su campaña a la presidencia.

Una vez en la cárcel o perseguidos, los mafiosos se sintieron traicionados. En Cuba, las cosas no pintaban mejor para el presidente: odiado como pocos, se hizo de enemigos en su propia casa, al ser blanco de ataques del grupo de exiliados. Un informante, David Ferrie, quien fue agente encubierto en Cuba, detalló –si se acepta la teoría de la conspiración- que el piloto cubano Eladio del Valle, agente de la CIA, fue quien disparó el tiro en la cabeza que provocó la muerte del presidente Kennedy. ¿Cómo es que todos tenían información sobre una posible conspiración y no la evitaron? Los intereses políticos pesaban más que el carisma y las políticas sociales que fueron impulsadas por Kennedy en los 1000 días que duro su administración.

JFK, la película,  provocó que el Congreso de los Estados Unidos reabriera la investigación sobre el asesinato de Kennedy.

Aunque los archivos secretos se abrirán hasta el año 2029, la teoría conspiracional del film de Stone resulta interesante: Todo el aparato del estado que conspira contra el presidente, hasta aquellos de la mayor cercanía. En la milicia también se sentían agraviados, pues JFK en 1965 redujo el presupuesto militar para las operaciones en Laos y eso provocó la molestia de los militares que se sintieron traicionados por su  jefe.

Del lado de los cubanos la información fluye a cuentagotas. Kennedy a través de la CIA intentó asesinar a Fidel Castro, pero es poco probable que éste se involucrase en una conspiración para asesinarlo.

Lee Harvey Oswald, presentado como el asesino material del presidente, fue victimado antes de ser sometido a un juicio. Foto: internet

Quienes si podían hacerlo eran los cubanos exiliados. Sin poder vivir tranquilos en Estados Unidos, el acuerdo de los exiliados consistió en buscar un chivo expiatorio que fuera acusado de ser el asesino material. Lee Harvey Oswald era el tipo perfecto: trabajó revelando fotografías para el ejército de los Estados Unidos. Estuvo casado con Marina Prusakova, sobrina de un general soviético y fue acusado de ser agente encubierto de la KGB en Estados Unidos.

En la segunda parte de este texto…Revelaremos los entresijos de la teoría que vincula a Oswald con el comunismo soviético.

Imagen de portada: El asesinato del presidente Jhon F. Kennedy. Foto: internet/History

 alfonso-torres-chavez* Alfonso Torres Chávez. Licenciado en Derecho por la UABC. Maestro en Derecho, Facultad de Derecho UIA- Tijuana. Especialista en Derecho Constitucional y Amparo. Académico-Investigador del Centro Universitario de Tijuana campus Ensenada. alfonsotorr@gmail.com