«Si nos privatizan el agua no alcanzaremos vida digna»: vocero de Mexicali Resiste

Mexicali Resiste, Mexicali soporta, Mexicali lucha. Desde hace 7 meses este movimiento social se ha opuesto a los proyectos empresariales del gobernador Francisco «Kiko» Vega, mismos que pretenden privatizar el agua en Baja California a través de las llamadas «Asociaciones Público-Privadas» (APP’s).

Iván Gutiérrez / A los 4 Vientos

Hace unas semanas 4vientos entrevistó a Mauricio Villa, activista que ha participado en Mexicali Resiste desde inicios del 2017, quien como vocero del movimiento nos compartió información sobre las reacciones que prepara el movimiento ante los procesos políticos coyunturales que se avecinan, los avances de los activistas en la defensa del agua y el progreso en la abrogación de las APPs.

 

¿Han hecho alianzas con organizaciones nacionales o internacionales en defensa del agua?

Sí, desde que inició el movimientos nos invitaron a la Asamblea Nacional de las Resistencias, a donde hemos ido en representación de todo el estado. Ahí se pone en el orden del día la defensa del territorio y los recursos hídricos, la Ley de Seguridad Interior y la abrogación de las reformas estructurales, para planear acciones regionales ante los eventos y decisiones del gobierno que se avecinan.

 

¿Están preparados para la coyuntura política del 2018?

Claro, si bien la presión irá aumentando conforme se acerquen las elecciones, estamos trabajando con la organización de base. Con la Asamblea Nacional se ha hecho un solo frente de lucha, y próximamente en la asamblea regional (con comunidades de Sonora, Chihuahua, Sinaloa y la península bajacaliforniana) tomaremos varios acuerdos con miras a esa coyuntura política.

 

¿El movimiento tiene interés en candidaturas?

No, claro que no, desde un principio el alma del movimiento se declaró apartidista, y cuando vamos a la Asamblea Nacional (donde participan 23 estados con movimientos y organizaciones nacionales como el Congreso Nacional Indígena) lo refrendamos. Cuando recién inició el movimiento hicimos un posicionamiento político donde expresamos que seríamos un movimiento crítico y apartidista para trabajar con los ciudadanos de a pie.

¿Qué ha pasado con las APPs, hay la fuerza suficiente para conseguir su abrogación?

Hay un grupo de abogados (independientes al movimiento pero que nos asesoran) de nombre “Mexicali Consciente”, donde hay algunos catedráticos universitarios. Ellos metieron una demanda para que se abrogue el decreto 57 (con el que se aprobaron los contratos de APPs). Al mismo tiempo, quieren hacer una reforma al artículo séptimo para que se legisle el agua como un derecho humano en Baja California, y no se pueda privatizar a través de las Asociaciones Público-Privadas.

 

¿Cuál ha sido la respuesta de los diputados, los han apoyado en la abrogación de las APPs?

Definitivamente no hemos tenido apoyo. La mayoría votó a favor de la Ley del Agua y con eso perdieron toda nuestra confianza. Habrá quien por ahí traiga el discurso de apoyarnos, pero sabemos que es pura apariencia para ganar simpatías.

 

¿Qué opinan de las declaraciones que hizo el Secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, en su última visita a Baja California, con las que dio su respaldo a la Constellation Brands?

Ya sabemos que el gobierno federal y los empresarios trasnacionales son del mismo bando. En 2015 Peña Nieto se reunió con el presidente directivo de Constellation Brands, es decir, desde hace tiempo sabemos que este proyecto toca intereses que llegan hasta el gobierno federal.

 

¿Cuáles son los mayores retos a los que se han enfrentado como movimiento social?

Principalmente el movimiento se caracterizó por estar integrado por diferentes grupos de la sociedad, como el movimiento magisterial y muchos otros frentes de lucha. Nunca se trató de homogeneizar el pensamiento político, al contrario somos un movimiento plural, eso sí, todos bajaron sus banderas para crear un Frente Único de Lucha, que es en defensa del agua y el territorio.

 

Para ti, ¿qué es resistir?

En estos 6 meses hemos soportado frío, lluvias, hambre, el mal-dormir, la presión policiaca, la persecución, incluso atentados: a algunos compañeros les han arrojado molotovs afuera de su casa, y también se han metido a sus casas a robar y dejarles mensajes. Se ha resistido todo esto, que es dejar tu vida cotidiana y dejar de cubrir tus necesidades fisiológicas por estar en la resistencia pacífica.

Y resistimos porque pensamos que es urgente que la sociedad de Baja California tome consciencia de la importancia de la lucha social, la defensa del agua es uno de los frentes más representativos a nivel nacional. Con Peña Nieto los derechos laborales han perdido terreno, se ha intentado privatizar la educación, la salud; el petróleo ya se privatizó.

Ahora quieren hacer lo mismo con los lagos, los ríos, las lagunas, y todas las áreas protegidas a nivel nacional. Si nos privatizan el agua, un recurso que le pertenece a todos, no tendremos oportunidad de alcanzar una vida digna en este país.