LOS PERROS GUARDIANES / Antonio León & Asael Arroyo. Reivindicación literaria en Ensenada

         Los premios estatales de literatura 2016, en los géneros de Poesía y Periodismo Cultural, realizaron sus respectivas presentaciones en la ciudad –lugar de sus primeras luces y, la más de las veces, escenario de sus escritos–. El poeta Antonio León (Maneadero, 1977) lo hizo el pasado viernes 11 en la Sala Muñoz Acosta del Cearte y Asael Arroyo Re (Ensenada, 1990) al día siguiente, en la Galería de la Ciudad.

Rael Salvador* / A los 4 vientos

         El autor de El Impala rojo, Antonio León, refrenda la distinción a base de su absoluta presencia como poeta a lo largo de estos años, presentándose en diversos foros del país, publicando y participando con objetividad posicional en la escena de las nuevas voces poéticas de Baja California.

         Viajes de un ensenadense inocente, del joven Asael Arroyo Re, lo hace a partir de fundar y editar la revista en línea El Septentrión, lugar que acoge sus publicaciones y espacio que, después de su experiencia académica –estudió la carrera de Derechos Humanos y Gestión de Paz en el Claustro Sor Juana– le permite promocionar una parte importante del despliegue cultural de la bahía, así como dar cuenta de sus diversos viajes.

                 Ambos ubican a Ensenada como un territorio fértil, donde la naturaleza y la urbe perviven en versos y crónicas, permitiendo la trascendencia de actividades y profesiones, tales como la pesca y el ejercicio de la docencia, el arte o la historia, o penurias cifradas en el desalojo y la crítica social (léase “Lengüeta arenosa”, de Antonio León y “Museo del Caracol: ¿Un elefante blanco?”, de Asael Arroyo).

Antonio León, el poeta ensenadense que conquistó el Premio Estatal de Literatura de Baja California 2016, en categoría poesía. Foto: R. Salvador

         Testigo de la ofensa, León versifica:

Los viejos ganan terreno al mar

Los viejos

que ya se han gastado su dinero en putas

(…) Ninguno

de los viejos

habla español

más allá de la función del lenguaje

que permite la compra de ginebra

cada semana

(…) Aquel día

llegaron

por mar

con un oficio de desalojo

las leyes de propiedad/ son más serias/ con la edad.

Asael Arroyo, galardonado con el Premio Estatal de Literatura 2016 en la categoría de Periodismo Cultural, por su obra «Viajes de un ensenadense inocente»

         Y Asael Arroyo, con prestancia narrativa, observa e interroga: “…¿es correcto hacer creer a la sociedad que el museo estará listo cuando todos juntos tomados de la mano arribemos a la meta final? ¿No sería de mayor pertinencia hacer hincapié en el papel del gobierno para responder por qué, en diecisiete años, no ha sido posible el financiamiento total? Además, de acuerdo con una nota del periódico Milenio, de Lorena Lamas, el mantenimiento del lugar ronda los 5 mdp anualmente, por lo que se vuelve imperioso aclarar si, con el paso del tiempo y el deterioro de las instalaciones, la meta es cada vez más lejana o, de plano, en un ejercicio feroz de autocrítica, reconocer su posible insostenibilidad”. 

         El poemario de Antonio León ofrece la posibilidad de un sorprendente y no menos agradable viaje poético por la Escénica y las carreteras del tiempo –versatilidad que refleja el guiño sonriente de su autor– y, sobre todo, por lo usos y costumbres de una Ensenada dotada para ser vista con otros cristales, quizá los del arcoíris humano (para ampliar esta sinopsis, se puede leer el documento “Road Poetry del Impala rojo. En la escénica con Antonio León, publicado en La Jornada BC  y en A los 4 vientos”.

         El periodismo cultural que practica Asael Arroyo Re, joven promesa de la narrativa bajacaliforniana (con premio que lo certifica y, a la vez, lo llama a la competitividad de primer orden, con editor incluido), se ofrece el desenfado temático de lo múltiple –cine pornográfico, perfil de Heberto Peterson Legrand, viaje a Cuba, monumento a Hidalgo, etcétera– y la osadía desenfadada de construir un libro que mezcla crónicas, perfiles, entrevistas, artículos y reseñas literarias, todo en una agenda de lectura que hace de la claridad crítica un elemento de precisión.

 

         Enhorabuena por esta doble premiación, que reivindica el oficio literario de la que alguna vez fue llamada la “Atenas del Pacífico”.

Imagen de portada: Antonio León y Asael Arroyo, premios estatales de literatura 2016, en poesía y periodismo cultural, respectivamente. Foto: R. Salvador

*Escritor, profesor y periodista, autor de los libros Obituarios intempestivos, Ensenada, instrucciones para hacer fuego con el mar y Claridad & Cortesía. En su momento, editor del suplemento cultural Palabra. Correo electrónico: raelart@hotmail.com