10mo aniversario de CEARTE: “Una celebración con estilo”

Los ensenadenses tenemos la suerte de tener entre nosotros nuestro propio Centro Estatal de las Artes desde hace 10 años (cumplidos el pasado 31 de julio), y un espacio que, honestamente, posee una visión cómoda y estética a los ojos de los conductores y caminantes.

*Ana Paula Cortés / A los 4 vientos

Aunque el estacionamiento del lugar en ocasiones se convierte en un laberinto donde es imposible entrar y salir sin llevarte un espejo retrovisor ajeno de paso, cuando por fin llegas al frente del escenario en un día tan especial como lo es el 10mo aniversario del centro cultural, la atmósfera hace que todo ese estrés en ti se evapore como si estuvieras en un spa o en una playa paradisiaca.

El décimo aniversario de una institución, en esta caso el del a veces bohemio CEARTE, no puede prescindir de una ceremonia de inauguración donde las autoridades comparten discursos a diestra y siniestra cumpliendo con el deber que su puesto les confiere.

Mas, después de la aparición de estas criaturas que solo vemos en eventos oficiales, la partida del pastel -porque al fin y al cabo era un cumpleaños-, los agradecimientos y las fotos conmemorativas, el momento en que The blue machine tomó posesión del escenario llegó, haciendo que el mero calentamiento de una trompeta te hiciera sentir que estabas en la película de Whiplash; minus el temible profesor.

Sustituyendo a ese profesor sin escrúpulos estuvo Iván Trujillo, un ensenadense que encontró en la música un estilo de vida y no ha parado de profesarla desde que esta epifanía llegó a él.

El concierto comenzó y con éste se podía notar cómo la audiencia caía en ese estado que coloquialmente se conoce como “a gusto”. Los presentes se sentían en su elemento, como si la música, CEARTE o el clima perfecto los hiciera soltar, por fin, sus filtros: chicas vestidas como exitosas empresarias de Nueva York, chicos que portaban boinas de abuelo con orgullo, niños con paliacates de pirata y niñas con alas de dragón coloridas.

Las luces artificiales iluminando tanto el escenario como el edificio ya icónico de la cenicienta del pacífico, un cielo nublado como una obra de arte renacentista pintada entre tonos de azul y rosa tenue, y la música de Count Basie interpretada por The Blue Machine como fondo para cerrar la escena: los presentes dejándose envolver por la vibración, olvidando por un momento las obligaciones de un verano que está llegando a su fin.

The blue machine en escena

Cuando la gran orquesta terminó con honores su número, las personas al mando de CEARTE y encargados de haber logrado una noche mágica agregaron otro nivel a la velada, invitando a los presentes a la nueva exhibición artística AL INTERIOR.

Compuesta por obras de artistas locales que tenían como reto hacer un autorretrato, la colección es simplemente hermosa. Poder ver en un solo espacio el modo tan distinto, creativo y maravilloso en el que 60 artistas se ven es una experiencia que no se vive todos los años.

Meseros entregando tentempiés, pedazos de pastel listos para deleitar el paladar y vino para cortar la dulzura, fue solo el final de una noche que probó no solo que el arte en Ensenada cada vez es más amado, respetado y deseado por los ciudadanos, sino que cuando se tiene que celebrar, se hace con estilo.

Autoretrato de AL INTERIOR

 

* Ana Paula Cortés Ruiz es estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California, actual practicante en 4vientos. Ganó tercer lugar en el concurso anual “El joven y el mar” en el 2010 y aspira a ser una escritor publicada. Ha colaborado en medios periodísticos como La Gaceta UABC y  escrito para Caracol: museo de ciencias y acuario cuentos inspirados tanto en la fauna y flora de la Baja California, como en la cultura y costumbres de la península.