Carlos Ruiz Zafón: Un dragón del siglo XXI

“Además de haber nacido en el año, por supuesto, del dragón, mis vínculos con estas bestias verdes que respiran fuego son numerosos. Somos criaturas nocturnas, aficionadas a las tinieblas, no particularmente sociables, poco amigas de hidalgos y caballeros andantes y difíciles de conocer.”

-Carlos Ruiz Zafón

Ana Paula Cortés*/A los 4 vientos

México es un país lleno de leyendas y criaturas fantásticas: legendarias serpientes emplumadas, alebrijes con miradas de picardía, aluches que te esconden las cosas en tu casa y duendes que no dejan crecer el maíz si son vistos. Nuestro país es un lugar lleno de extrañezas, donde llamamos a medio mundo con el pronombre de tío porque los conocemos desde que estamos “así de chiquitos”.

Hay tíos que cada que se ponen borrachos comienzan a regalar dinero, a las tías que te muerden las pompas porque se les antojó, tíos que inventan palabras, animales y síntomas médicos para hacerte llorar, y tías que se convierten en monstruo y te persiguen por toda la casa solo para hacerte reír un rato.

Los tíos raros son famosos y queridos en las familias – o por lo menos por los sobrios, pero un tío excéntrico que salió al mundo real y es ahora conocido en más de un continente como un maestro de la novela negra, misteriosa y terrorífica, incluso reconocido por el maestro Stephen King, s el dragón milenario y barcelonés de Carlos Ruiz Zafón.

Carlos Ruiz Zafón es un hombre que desde su foto en la contra portada de sus libros te intriga; con su apariencia de hombre alto aunque lo ves solo a través de una cámara y sentado, con cabello solo a los lados que le sienta bastante bien considerando el tabú en los pelones, una barba de candado que combina con sus cejas pobladas de un cabello negro, y unos ojos burlones, buenos lectores de las mentiras y estupideces que uno puede decir en su presencia.

Por la hermosa narrativa de Carlos Ruiz Zafón, sus historias impregnadas de un terror helado que entra poco a poco por tus sentidos, y personajes que amas con compasión o detestas en carne propia, se podría pensar que este hombre nació y estudió sabiendo que sería escritor literario, siendo en realidad que este aficionado a las figurillas de dragones estudió periodismo y se enfocó en el área de la publicidad.

Mas sin poderlo evitar, el llamado le llegó y no pudo negarse. Renunció a su trabajo en una importante agencia de publicidad de Condal y dio sus primeros pasos en la literatura tomando como primer público a los adolescentes con el libro El príncipe de la niebla.

La historia de este libro se desarrolla en un pequeño pueblo en el Atlántico en 1943,  donde la familia del protagonista encuentra refugio de la segunda guerra mundial, pero si creen por un segundo que eso les facilitó la vida no conocen a Zafón. Viviendo al lado de un cementerio de estatuas terroríficas, cubierto perennemente por neblina y con un fantasma como nuevo miembro de la familia, esta historia no es para leerse de noche.

La nueva profesión de Zafón, que prácticamente consistía en  asustar a adolescentes, siguió con otros cuatro libros, dos pertenecientes a la trilogía de la niebla -junto con el príncipe de la niebla– y uno llamado Marina, donde el terror no desaparece y solo se le agrega un poco más de excentricismo.

Pero la novela -esta vez para adultos- que llegó para hacer a Carlos Ruiz Zafón una leyenda fue la Sombra del viento, una historia llena de penas y dolor que te envuelve en una Barcelona bella y oscura, donde todo es posible, donde puedes ser un héroe si eres lo suficientemente valiente, y donde los libros son tanto tesoros que se protegen como la clave del misterio

Aunque al principio la sombra del viento -publicada en el 2001- pasó desapercibida por los críticos, la oscura historia de Zafón, con un manejo de la pérdida de la inocencia magnífico y un amor apasionado, se abrió paso gracias a los lectores que de recomendación en recomendación llegó a ganar premios alrededor de toda Europa, Estados Unidos y Canadá.

Barcelona, España Ciudad natal Ruiz Zafón

Han pasado 16 años desde que este coleccionador de dragones –que siempre carga con uno en la solapa– dio a conocer su historia y no ha parado desde entonces; el año pasado publicó El laberinto de los espíritus, la novela que cerró una era en la vida de más de cinco millones de lectores, terminando sin ningún agujero la historia de la familia Sempere y los extraordinarios personajes que fueron adoptando a lo largo del camino.

¿Qué es lo que sigue en la vida de este barcelonés que reside en Los Ángeles, es amante del Jazz y el viejo cine norteamericano, le tiene fobia a la papanatería mental, y guarda con orgullo la reseña que Stephen King -su ídolo cuando niño- hizo de La sombra del viento?  “Enfriar motores” como dijo al medio El español  en una entrevista en el 2016.

Cierto es que España ha tenido a escritores ganadores del Nobel como Mario Vargas Llosa  y literatos universales como Miguel Cervantes, mas fue Carlos Ruiz Zafón que con su ingenio y amor tremendo por la Barcelona que siempre vio con sus ojos,  ha llevado a España a colocarse de nuevo en el mapa literario.

Si no tienes idea de cómo interesar a tus hijos en la lectura La trilogía de la niebla es lo habías estado esperando; si tienes ganas de leer una historia de amor sin la cursilería de siempre y un giro gótico Marina te va a enamorar; y si quieres quedar marcado de por vida y unirte al club de los que por siempre recomendaran a Zafón, embárcate en La sombra del viento; no importa que decidas, este dragón no te dejará decepcionado.

 

 

* Ana Paula Cortés Ruiz es estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California, actual practicante en 4vientos. Ganó tercer lugar en el concurso anual “El joven y el mar” en el 2010 y aspira a ser una escritor publicada. Ha colaborado en medios periodísticos como La Gaceta UABC y  escrito para Caracol: museo de ciencias y acuario cuentos inspirados tanto en la fauna y flora de la Baja California, como en la cultura y costumbres de la península.