REDES DE PODER: Crónica de grandes días

Los accidentes en carretera son una constante en México. Lo último: el socavón de la carretera a Cuernavaca y en Baja California un accidente fatal en la carretera escénica Ensenada-Tijuana donde murió un motociclista.

Alfonso Torres Chávez / A los 4 vientos

En Baja California la escénica es una de las carreteras cuyas condiciones son deplorables, pero además tiene otro problema: está considerada como una de las más caras del país después de la autopista del sol México-Acapulco.

Es impresionante como la Secretaría de Comunicaciones y Transportes aumenta el peaje de las casetas pero no mejora el servicio.

Nos exigen pagar un costo tal, que pareciera que la escénica es una de las súper carreteras que se anunció con bombo y platillo.

Hay que recordar que esta carretera fue construida sobre una falla tectónica, por lo que –salvo opinión de ingenieros- su naturaleza es precisamente ser más o menos estable.

La muerte del motociclista reportado hace unos días en esenada.net así como otros accidentes en la misma vialidad hace que se cuestione si vale la pena que hayan aumentado los precios de peaje sin que la carretera mejore su infraestructura.

Y tal parece que el socavón de la México- Cuernavaca no nos ha enseñado nada.

Nos hemos pasado la vida sufriendo de miles de problemas de infraestructura en varias áreas estratégicas del país, una de ellas las comunicaciones, donde las carreteras juegan un papel fundamental.

Se abre enorme y profundo zocavón en el Paso Expres de la carretera CDMX-Cuernavaca. A sólo tres semanas de la inauguración de la obra que costó más de 2,200 millones de pesos, donde murieron dos hombre de asfixia luego de caer en su vehículo en el hoyo donde permanecieron más de diez horas sin ser rescatados. Foto: periódico digital Alto Nivel

Se le invierten miles de pesos en el mantenimiento correctivo de una falla cuya naturaleza aun no es entendida por nuestras autoridades: la carretera está construida sobre un sitio donde existe un hundimiento natural que hace que la carretera tenga esas fallas profundas.

Si se le invierten millones de pesos a una falla natural para su mantenimiento no tiene sentido que haya aumento de peaje.

Sin embargo, los usuarios se verán obligados a pagar dicho costo si quieren utilizar la carretera aunque la libre este en las mismas condiciones.

Aquí el problema es que la inversión de miles de millones de pesos que se recibe a través del pago de casetas no se ve reflejada en las mejoras a la carretera.

La pregunta es en qué momento vamos a sentir que el dinero que pagamos para su mantenimiento es bien utilizado.

Imagen de portada: Hundimiento de un tramo del kilómetro 93 de la “carretera escénica” Tijuana-Ensenada, el 28 de diciembre de 2013. Foto: Periódico El Mexicano.

 alfonso-torres-chavez* Alfonso Torres Chávez. Licenciado en Derecho por la UABC. Maestro en Derecho, Facultad de Derecho UIA- Tijuana. Especialista en Derecho Constitucional y Amparo. Académico-Investigador del Centro Universitario de Tijuana campus Ensenada. alfonsotorr@gmail.com