Makoto Shinkai: el renacimiento del romance

“Probablemente solo quiero dejar atrás un rastro de mí mismo en el mundo”

Makoto Shinkai

*Ana Paula Cortés / A los 4 vientos

Los libros de Nicholas Sparks, románticos al punto en el cual llorar se vuelve más una obligación que una opción, han bastado en la última década para darle a la industria del cine películas para estrenar éxitos los veranos, navidades y, sin falta, día de San Valentín.

Chicas, chicos, esposos, divorciados, novios y solitarios con ganas de tener una excusa para sacar las penas, siguen sin poder recordar la trama de El diario de una pasión y evitar que su corazón cruja ante la historia de amor; y puedo casi asegurar que en este momento otra víctima está cayendo en la inolvidable y trágica relación entre Noah y Stella.

Sin quitarle crédito a Sparks y su asombrosa manera de crear dramas adictivos, algunos de nosotros estamos en busca de situaciones “chica conoce a chico” donde la tragedia no sea tan densa que se pueda cortar incluso con los dedos, como un hotcake o una tortilla de maíz por eso que hoy les vengo a presentar un genio de la animación japonesa que está trayendo de vuelta la “simpleza” de las relaciones románticas, dando un realismo que si bien te parte el corazón, conecta contigo en modos que romances novelescos jamás lo han hecho.

Si bien la animación japonesa, mejor conocida como anime es un tipo de entretenimiento que se le confieren las etiquetas de ñoño, inadaptado, freak, raro, y otros términos despectivos, en los últimos años, gracias a la ayuda de Netflix y Cinepolis,  ver este género de caricatura se ha vuelto algo bastante aceptado e incluso amado por más personas fuera del círculo de los fieles Otakus -personas con afición obsesiva a todo lo que conlleva el mundo de anime-.

Makoto Shinkai, originario de la prefectura de Nagano en Japón, ha logrado mover al público no solo nipón sino extranjero con su animación estética y hermosa; música que va tan acorde a las imágenes en movimiento que te atrae nota por nota, cuadro por cuadro a la historia; personajes sencillos y reales como tú o yo, especiales a su único modo; y, por supuesto, intensas historias de amor que cualquier persona, japonés o mexicano, podría vivir. El mundo de Makoto Shinkai llegó para quedarse.

Sus historias van desde un gato que cuenta la relación y amor incondicional que le tiene a su dueña, un estudiante que se enamora de una mujer mayor con la cual coincide los días de lluvia en un kiosko, un amor adolescente que sufre los golpes de la distancia, hasta amores que cruzan mundos, espacio y tiempo, buscando la posibilidad de estar juntos una vez más o, si no es mucho pedir, por siempre.

Shinkai estudio literatura japonesa en la universidad pero desde la preparatoria sentía una atracción por el anime, los mangas -historietas japonesas- y novelas, por lo cual fue pasando por profesiones que lo llevarían a ofertas y la obtención de recursos que hicieron posible llevar a la vida su estilo de animación fina como la porcelana y sus historias destinadas a conquistar corazones.

she and her cat (1999)

Seas fan de los característicos ojos grandes de la animación japonesa o no, todos hemos escuchado de la película ganadora del Oscar en el 2002 a mejor animación venciendo a historias geniales como La era de hielo, Lilo & Stich y Spirit: el corcel indomable; me refiero a la obra maestra de Hayao Miyazaki: El viaje de Chihiro.

Hayao Miyazaki, por medio de Studios Ghibli -cofundado por él- ha logrado maravillar a millones con esta película mantiene el puesto número uno en lo que a recaudación de una película japonesa se trata; pero detrás de él viene Your name, película más taquillera en Japón en el 2016, y que tuvo como director, escritor y diseñador de color al mismísimo Makoto Shinkai.

No será la primera vez que escuchen que Shinkai es llamado “el próximo Miyazaki” por la belleza tanto de sus historias como de su animación, justos adversarios del fundador de estudios Ghibli  pero, si bien Hayao tiene bajo su manga diez películas en las que fue director y guionista, seis de ellas son historias nacidas de la imaginación de éste mientras las cuatro restantes son tanto adaptaciones como préstamo de personajes de otras historias como Los viajes de Gulliver. La sirenita y El castillo ambulante de Howl.

Por el otro lado, Shinkai ha dirigido y creado las historias de las siete piezas filmográficas existentes bajo su nombre, dándole un punto a favor por arriba del sabio de 76 años; no estoy tratando de dar y quitar crédito a ninguno de estos dos monstruos del cine nipón que están cruzando fronteras lingüísticas, solo quiero darles a entender que Makoto Shinkai, menos conocido y popular que otros directores tanto Hollywoodenses como japoneses, tiene historias mágicas y emocionales que si les das la oportunidad, harán a tu corazón acelerarse y conmoverse a velocidades peligrosas y quizá, lograrán eliminar esos prejuicios que puedes tener con respecto al polémico mundo del anime.

Si no tienes mucho tiempo ve Ella y su gato o El jardín de las palabras; si éstas en el humor de que alguien o algo entienda que a veces el amor es complicado ve Cinco centímetros por segundo; si el género de fantasía te llama ve Childrens who chase lost voices;  y si quieres ver una de las mejores historias de amor que se ha puesto en pantalla ve Your name, te prometo que no quedaras decepcionado.

 

Your name (2016)

 

* Ana Paula Cortés Ruiz es estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Baja California, actual practicante en 4vientos. Ganó tercer lugar en el concurso anual “El joven y el mar” en el 2010 y aspira a ser una escritor publicada. Ha colaborado en medios periodísticos como La Gaceta UABC y  escrito para Caracol: museo de ciencias y acuario cuentos inspirados tanto en la fauna y flora de la Baja California, como en la cultura y costumbres de la península