Priistas presionan para aumentar en 35.5% el número de taxis en Ensenada

Con 423 permisos de taxi vigentes en el municipio, el Ayuntamiento de Ensenada tiene bajo estudio la petición de conceder 150 más a organizaciones de filiación priista y retomó el diálogo con 11 peticionarios más de la colonia Vicente Guerrero del valle de San Quintín.

A los 4 Vientos / Foro Ensenada

20 de junio del 2017.- Iván Duarte Córdoba, regidor que coordina la Comisión de Seguridad y Transporte del cabildo de Ensenada, aseguró que no existe un compromiso político para asignar nuevos permisos de taxis “a nadie”, y que primero se hará una evaluación técnica y se comprobará que la demanda de la población así lo requiera, antes de conceder cualquier nuevo permiso.

En Ensenada, al igual que en todo el estado de Baja California, el sector concesionario del servicio público de transporte está dominado por las centrales obreras del Partido Revolucionario Institucional (PRI), organismo corporativo que en las dos últimas administraciones municipales controla la titularidad de la Unidad del Transporte, resguarda al menos una regiduría y aporta publicidad político electoral a los candidatos priistas e incluso a los del Partido Acción Nacional (PAN), de quienes después obtiene dádivas.

De hecho la petición de los 150 nuevos permisos de taxis en estudio de la comisión, cantidad que representan el 35.5 por ciento del total de taxis que existen en Ensenada y que de concederse harían crecer ese parque vehicular a 573, la gestiona la Unión de Transportistas de Baja California que preside el ex director de la Unidad Municipal del Transporte Raúl Carillo Espinoza, la cual es una organización que goza del total apoyo del arcaico dirigente estatal de la priista Confederación de Trabajadores de México (CTM) Eligio Valencia Roque.

La petición de la Unión busca bloquear la regularización que por meses han pedido sin éxito al ayuntamiento los socios de la empresa trasnacional Uber, que a cambio sí han recibido golpes, decomiso de sus vehículos y detenciones ordenadas por la Unidad Municipal del Transporte. 

El edil, al hablar ante los integrantes de la organización civil Foro Ensenada que preside Jorge Menchaca, también aceptó que la falta de un plan maestro de vialidades y transporte en Ensenada, dificulta el proceso de concesión y permiso al sector conforme a la demanda real de la población.

Eligio Valencia (vestido todo de gris) y Gilberto Hirata apadrinaron la fundación de otra central de transportistas «independientes» de Ensenada (Foto: Daniel León).

“Debemos evitar seguir lineamientos (de oferta y demanda del servicio de transporte público) con solo opiniones (…) Es importante objetivar (sic) los criterios y hacía eso se trabaja”, dijo.

El Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) de Ensenada, elaboró estudios de movilidad urbana y situación del tránsito y transporte público desde hace al menos 15 años.

En esos documentos planteó diagnósticos y soluciones específicas para modernizar al sector y propuso políticas públicas para ordenar el servicio concesionado y las vialidades de la ciudad, algunas de ellas contrarias a los intereses de los permisionarios.

Sus lineamientos nunca se pusieron en marcha.

Finalmente Duarte informó que el ayuntamiento aceptó negociar la petición de 11 permisos de taxi para otros tantos trabajadores agrícolas del valle de San Quintín que ña semana pasada realizaron un bloqueo de la carretera transpeninsular para liberar a dos de sus representantes detenidos cuando el titular de la Unidad Municipal de Transporte, el priista José Felipe Romero Guzmán, uso la fuerza pública para decomisar las unidades que operaban sin permisos porque -dijeron los jornaleros- reiteradamente él negó esa opción a los solicitantes.