GATILLO: sin dinero para seguridad pero con privilegios fiscales para el presidente municipal

Grandes proyectos que implican cantidades millonarias de dinero fluyen por Baja California y Ensenada. A la par, la violencia —letal, estructural y simbólica— no para de aumentar. Veamos qué nos encontramos esta semana si hojeamos las noticias digitales de mayor trascendencia en la semana que se acaba de escapar.

Alberto Guerrero / Foto: agpnoticias.com

Dos reporteros de PSN fueron violentados esta semana por fuerzas policiacas cuando pretendían exponer la forma en que los efectivos disponían de un vagabundo. Por negarse a dejar de grabar sufrieron sometimiento violento, cárcel preventiva y el pago de una fianza por cargos absurdos.

Con este hecho quedó nuevamente demostrada la mediocridad de la policía de Ensenada, hecho preocupante siendo que la violencia en la entidad no para de ascender. En la opinión pública permea la idea de que el fenómeno del incremento de la violencia se debe a la disputa de 3 cárteles por la plaza de Ensenada.

Suponiendo que así sea, quizás las autoridades municipales deberían reconsiderar si es tan buena idea impulsar proyectos como el aeropuerto de Ojos Negros, el ferrocarril de El Sauzal y la expansión de la capacidad portuaria, pues pudiera ser que más que detonar económicamente a Ensenada, se dispare la guerra contra el narcotráfico en la ciudad, al convertirse Ensenada en un punto central para el trasiego de droga hacia los Estados Unidos por diferentes vías, ¿o usted qué opina?

Retornando a la mediocridad de las autoridades policiacas, algunas cifras y señalamientos de gran importancia salieron a relucir esta semana, luego de que Emilio Camarena Castillo, director de Seguridad Pública Municipal de Ensenada, compareciera ante la Comisión de Seguridad Pública y Protección Civil de la XXIIL Legislatura de Baja California. Entre ellos destaca lo que muchos ya suponíamos: el Nuevo Sistema de Justicia Penal es la meca de la impunidad para los delincuentes.

Entre otras cifras de interés están que el municipio tiene 868 policías pero le hacen falta 730 más; cuenta con 341 patrullas pero necesita un 100% más; opera 46 cámaras de vigilancia pero requiere instalar 234 más; y apenas procesa la adquisición de equipo táctico fundamental para brindar una mejor reacción ante situaciones de crisis de seguridad. Es decir, ¡andamos valiendo madre!

Curioso es que a la par que se sufren estas carencias de personal e infraestructura en materia de seguridad, bajo el repetido argumento de Novelo de que no hay presupuesto en las arcas públicas, una nota de 4vientos expone el paraíso fiscal del que gozan altos funcionarios del XXII Ayuntamiento de Ensenada.  Por citar el ejemplo del presidente-empresario municipal, Marquito Novelo, podemos mencionar que gana mensualmente 79 mil 999.80 pesos y sólo se le retienen 782.70 de Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuando en realidad debería pagar 20 mil 670.83 pesos.

¿La razón de estos privilegios? Desconocida por la opacidad, pero con la certeza de que hacienda municipal aplica un trato preferencial a los altos funcionarios, pagando hasta un 93.7 por ciento menos que el promedio de lo que aporta el resto de los empleados del ayuntamiento.

En el frente del transporte público, la mafia de la UMTE afirmó el sábado pasado que ya cumplió con las condiciones pactadas por el Ayuntamiento, por lo que el incremento a la tarifa del transporte será inminente.

Parece ser que Armando Gutiérrez Guerra, presidente de la Unión de Transportistas Independientes de Ensenada (Utime), vive en el mismo mundo de fantasía que Peña Nieto. Si tan seguro está de que el servicio ya está en excelentes condiciones, ¿por qué no hacer una encuesta a la ciudadanía para ver qué opina ésta? ¿Por qué no comprobar la calidad del servicio directamente con aquellos que padecen su mediocridad? Dejo las preguntas abiertas para el lector y por qué no, para los concesionarios.