Intervino Gobernación en SQ para desactivar inconformidad social por la detención de activistas

Fue gracias a la solidaridad de decenas de grupos sociales y políticos del país, la mediación directa de la Secretaría de Gobernación (SEGOB) ante el gobierno municipal de Ensenada, y la movilización de cientos de jornaleros de San Quintín que bloquearon dos secciones de la carretera transpeninsular en el valle agrícola, que se logró la liberación de las dos personas que fueron detenidas ayer por tratar de impedir que el ayuntamiento decomisara los vehículos del Sitio de Taxis 17 de Marzo.

A los 4 Vientos*

Ensenada, B.C., a 15 de junio del 2017.- Octavio Ángel López, vocero de comunicación social de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, reveló que el ayuntamiento local no solo liberó ayer por la noche a Juan Hernández, tesorero de la organización de jornaleros agrícolas, y al chofer del sitio de taxis de nombre “Rafael”, sino que también se logró recuperar la totalidad de los vehículos que el municipio decomisó en un operativo en donde policías preventivos bajo el mando del director de la Unidad Municipal del Transporte, Felipe Romero Guzmán, usaron gas lacrimógeno para imponer sus órdenes.

“Cuando a las 7 y media de la noche -del miércoles 14 de junio-  llegamos a la delegación de San Quintín para exigir la liberación de nuestros compañeros, el juez calificador nos indicó que a él los policías no le informaron por qué los arrestaron, por lo que no tenía de qué acusarlos y en ese momento los liberó”.

Y respecto a cómo los integrantes del sitio lograron recuperar sus vehículos, informó que los manifestantes que se congregaron en el ejido Díaz Ordaz para apoyar a los taxistas jornaleros, detuvieron a los conductores de dos grúas de arrastre de automóviles que llevaban los carros y los obligaron a devolver las unidades a sus dueños.

“Un par de horas después nos fueron entregados los demás vehículos, sin multas ni sanciones”, aseguró.

La versión del vocero de la Alianza contrasta con la que hoy al mediodía dio a conocer el presidente municipal  Marco Antonio Novelo Osuna, en un comunicado.

El bloqueo de calles y la carretera transpeninsular en el valle de San Quintín (Cortesía).

El edil indicó que “en atención a señalamientos realizados por la ciudadanía se ejecutó esta medida (el operativo especial) en todas las empresas concesionarias que brindan el servicio de transporte de pasajeros”.

Agregó que durante el operativo “se corroboró la operación de taxis irregulares”, por lo que “en apego a la normatividad vigente”, alrededor de siete unidades (taxis sin permiso de trabajo) fueron detenidas “por la autoridad competente”.

En su comunicado, Novelo también puntualizó que “esta línea de taxis ya había sido amonestada en fechas recientes”, pues se detectó que operaban alrededor de nueve vehículos sin el permiso requerido. 

“En un primer operativo se amonestó a los operadores de estos taxis y se les conminó a no prestar el servicio hasta contar con la autorización para hacerlo; sin embargo, en esta segunda vuelta nuevamente se les encontró trabajando, por lo que se aplicó el reglamento y se detuvo a siete unidades”, afirmó.

Y manifestó que a raíz de esta medida, un grupo de manifestantes “cerró por cerca de seis horas” la circulación vehicular sobre la Carretera Transpeninsular, razón por la que “se priorizó el diálogo hasta lograr la reapertura de la vialidad”.

Novelo cerró así su informe: “Como parte de los acuerdos se decidió entregar las unidades a los operadores irregulares, no sin antes aplicarles una sanción y con la condicionante de que no podrán circular hasta que cumplan como cualquier otro ciudadano con el trámite correspondiente para brindar dicho servicio.”

Los taxistas del Sitio 17 de Marzo, en la colonia Vicente Guerrero un día después del operativo policial (Cortesía).

Octavio Ángel López dio otra versión de los hechos. Primero reveló que al menos una docena de organizaciones sociales y políticas del país, entre ellas Izquierda Revolucionaria, Mexicali Resiste, el Sindicato Independiente Nacional Democrático de Jornaleros Agrícolas, la Caravana contra la Represión en México y el Frente Popular Revolucionario, se solidarizaron con los taxistas y los detenidos, repudiaron el uso de la fuerza por el gobierno de Ensenada y alertaron a los medios de comunicación de lo que sucedía en ese momento en San Quintín.

También que a una hora de la detención de sus compañeros y el decomiso de los automóviles, funcionarios de la SEGOB se comunicaron con la Alianza para anunciar que servirían como mediadores y solicitarían al presidente municipal Novelo que se desistiera de la acción penal contra los detenidos y retomara el diálogo con los taxistas para llegar a una solución favorable a las dos partes.

“Nosotros habíamos concertado una cita con el presidente (municipal Novelo Osuna) para la semana pasada –contó Ángel López-, pero cuando ésta se iba a concretar él se reportó enfermo y la pospuso sin darnos una nueva fecha para platicar. Lo siguiente que conocimos de su administración fueron dos cosas: primero la amenaza de Felipe Romero de que reprimiría a los taxistas, a los que calificó de “piratas” con autos “chocolate”, y después, el miércoles 14, la realización del operativo que terminó con la detención de nuestros compañeros”.

Informó que los 11 jornaleros que a partir del 6 de junio formaron el sitio de taxis en la colonia Vicente Guerrero, están dispuestos al diálogo que presuntamente la SEGOB convino con el primer edil.

“Pero no queremos volver a padecer la represión a la que el gobierno municipal llegó por la desesperada e injusta decisión de una persona: el director de la Unidad Municipal del Transporte, José Felipe Romero Guzmán”.

* En la foto principal, que se entregó A los 4 Vientos por cortesía, se pueden ver decenas de trailers varados a los largo de la carretera trasnpeninsular a la altura de Vicente Guerrero, valle de San Quintín. Ahora la causa fue la movilización de cientos de jornaleros que bloquearon la vía de comunicación en protesta por la represión del Ayuntamiento de Ensenada a taxistas independientes y activistas de la zona agrícola.