Ni uno más…

         La Verdad No se guarda, No se oculta y No se calla

Rael Salvador / A los 4 Vientos

    Ni uno más… y Javier Valdez Cárdenas –corresponsal de La Jornada– es el sexto periodista asesinado en lo que va de 2017.

      Ni uno más… y suman ya 105 comunicadores ultimados en México desde el año 2000.

      Ni uno más… y, de la cifra anterior, 8 fueron mujeres y 97 hombres. 

   Ni uno más… y 82, de los 105 crímenes, se cometieron en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012).

      Ni uno más… y 28 se inscriben al de Vicente Fox (2000-2006).

      Ni uno más… y en lo que va del mandato del presidente Enrique Peña Nieto (iniciado en 2012) se han registrado 31 compañeros masacrados.

      Ni uno más… y en nueve meses, de enero a septiembre de 2016, ante la perplejidad de todos, diez periodistas fueron víctimas mortales.

     Ni uno más… y en el gobierno de Veracruz, malversado por Javier Duarte, 17 fueron asesinados, siendo el estado que encabeza la lista de reporteros caídos en el servicio de informar.

        ¿Ni uno más?

       Ni uno más… y en la puta vida no hay algo peor que la cabronada de equivocar el objetivo: aniquilar al periodista pretendiendo asesinar a la verdad.

         Ni uno más… y el crimen nos acongoja e indigna, pero también nos hace conscientes de lo viva que está la palabra en la Verdad de aquellos que No la guardan, No la ocultan y No la callan

 Ni uno más… y como los 105 informadores ultimados, Javier Valdez (1967-2017), con los testículos sin blindaje, escribía de lo que No se debe… De eso que se tiene la obligación de decir, para no morir de pena o de vergüenza.

         Ni uno más… y pendía sobre su cabeza la espada y su sombra; lo sabía, pero no dejaba de dar a conocer la infamia y la humillación en la que se veía envuelta la angustia y el sufrimiento de la ciudadanía, y lo hacía sólo para mostrarla a los que nunca conocieron la esperanza de un México libre de violencia y de pobreza.

          Ni uno más… y, como ya se sabe, la muerte de un periodista, en este paisito de mierda, no vale la admiración de los imbéciles… que creyendo matar a la Verdad, sólo aniquilan a quien con valor la encuentra, la describe y la proporciona.

*Escritor, profesor y periodista, autor de los libros Obituarios intempestivos, Ensenada, instrucciones para hacer fuego con el mar y Claridad & Cortesía.raelart@hotmail.com