Y ahora, decapitado en San Quintín

Por primera vez en el municipio de Ensenada, una persona presuntamente asesinada por conflictos entre grupos delictivos fue decapitada. El caso se dio ayer 9 de mayo en el valle de San Quintín, en donde informes extraoficiales ubican 32 homicidios dolosos en lo que va del año.

A los 4 Vientos

Ensenada, B.C., 10 de mayo del 2017.- Fue en la calle Ignacio Altamirano del poblado Lázaro Cárdenas, frente a una escuela primaria, donde desconocidos dejaron un contenedor de color naranja en cuyo interior estaba la cabeza de un hombre no identificado por los servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Aparentemente, él o los asesinos dejaron un mensaje en una cartulina cuyo contenido no fue dado a conocer por la policía ministerial. Es la tercera ocasión en que los homicidas utilizan este método de comunicación para expresar los motivos de la violencia que ejercen contra sus enemigos.

Escena nunca antes vista en el municipio de Ensenada presuntamente ligada con el tema del narcotráfico (Foto: El Vigía)

Previo al descubrimiento del contenedor, ocurrido al mediodía, se reportó la localización de dos cuerpos de hombres asesinados. Estaban maniatados, con tiros de arma de fuego en el cuerpo. Uno de ellos estaba decapitado.

Este hallazgo se reportó casi a las 9 de la mañana en las inmediaciones de un rancho que se localiza en San Marcos, en la demarcación delegacional de San Quintín, cinco kilómetros al norte del lugar en donde apareció el contenedor con la cabeza decapitada.

Con este nuevo hecho, la cuenta extraoficial de asesinatos intencionales de este año en el municipio se ubicó en 58 -cinco de ellos en lo que va de mayo-, sin incluir las osamentas de personas que han aparecido con muestras de violencia en diversos sitios de la zona rural de Ensenada, en donde la coordinación gubernamental anti-violencia anunció desde principios de año que aumentaría su presencia y actuación para reducir la incidencia delictiva.