Maravillosa licencia poética que a nadie pide permiso: Caricatura política.

“El arte propone nuevas formas de política, pero no viceversa.”

Mario Benedetti

La sátira política es un recurso insoslayable de toda nación que se jacte de ser democrática.

José Luis Treviño* / A los 4 Vientos

Desde la edad media hasta nuestros tiempos, la vox populi ha encontrado mecanismos para denunciar prácticas aberrantes de los gobernantes, los juglares y los saltimbanquis jugaron un papel fundamental para comunicar en otros dialectos distintos al latín los abusos de la iglesia católica, además de la pantomima, hoy por hoy ningún estado está exento de ser criticado y puesto en duda por parte de sus gobernados es un recurso válido y necesario para evitar la impunidad y los excesos de poder. Como en toda farsa debo mencionar la frase obligada, “cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia”

“En Los Cedros”

Personajes:

Quique Neto

Paloma

Wicho Virregay

Mike Osollo

Alelo Nuno

Doland Trunk

Sirvienta

Dos enfermeros

Quique:

-“Trunk, observa con cuanto fervor estoy decidido a evitar que mi rancho se convierta en una Zuela a manos del peligroso Pexe, aquí me tienes, poniendo en riesgo las relaciones diplomáticas con tal de recibir tus beneplácitos. Te envío a mi emisario más cercano para que junto a tu Principal del Rancho argumenten lo incómodo, indeseable y peligroso sería que un caporal de izquierda gobernara el rancho.

Trunk:

-Lo se y agradezco tu servilismo, sabes cuanto valoro tu entrega a la ‘democracia’, Virregay es un negociador extraordinario, no tienes idea cuan experto es en decir si, a todo lo que proponemos. No te preocupes, encontraremos la manera de obstaculizar a tu Pexe, dile a Falderón que siga twiteando y desprestigiando cada postura, tanto de Rufina como del Pexe… Espera, tengo una llamada… (Quique no escucha) Si, lo tengo en la línea, no hay problema, él hará lo que diga, las inversiones no corren peligro, sólo necesito recursos para proporcionarle y libre su guerra sucia, si, por lo pronto anda mareado con la encomienda de falso libertador (ríe), hay que recordar que El Rancho es clave para el resto de Ranchimerica… Nos vemos en Nutrida, claro, lo podemos invitar y que se sienta parte del club… Seguro, hasta luego. (cuelga, retoma llamada con Quique). Una disculpa señor Neto, llamada de Malaya ya sabes como son las mujeres…

Quique:

-Cuando quieras te digo como controlarla, aquí con mi Paloma…

Trunk:

-No, gracias, ya vi como te desplanta y no te quieras pasar de listo, te estoy dando por tu lado cortesmente, no confundas quique, sigue con las órdenes y te acabas de ganar una invitación a mi exclusivo club de golf en Nutrida…

Quique:

-¿En serio? Gracias, me va a dar imagen, casi me siento en Campo Goliat…

Trunk:

-Hay Quique, por eso te escogimos, eres maravillosamente predecible.

Quique:

-¿Verdad que si? Nos vemos por allá y por Pexe ni te preocupes, lo tengo bien medido.

Trunk:

-No, no, espera instrucciones, acuérdate que cada vez que crees que piensas nos metes en problemas.

Quique:

-Si, si, pienso que…

Trunk:

-No, no pienses, te llamo cuando sea necesario… Buenas noches.

Quique:

-Buenas, mañana te marco.

Trunk:

-No…  Olvídalo, (cuelga). Me lleva, si gana el  Pexe será porque éste baboso abre la boca.

Quique:

-Paloma, Paloma, tengo a Trunk comiendo de la mano, nos invitó a Campo Goliat para pasar el invierno.

Paloma:

-Precisamente por eso te tenemos intervenido el teléfono, ni Campo Goliat, ni en la mano, apúrate que ya está tu discurso para los empresarios… Por favor, la idea esa que me dijiste ayer para convencerlos de que financien tu reelección no se te ocurra, y apégate al guión, no improvises, no imagines, no eres el libertador y sobre todo, no eres la reencarnación de ningún profeta incomprendido.

Quique:

-Es que tu y todos mis principales, junto a la Cámara de Perdedores y Disgustados y la sirvienta piensan que soy un incompetente, ya me hartaron, no me dejan gobernar en paz, ¡Soy el Hacendado! ¿¡Escucharon!? ¡Yo mando aquí! ¡Y voy a decir lo que me plazca!…

Paloma:

-¡Rápido la inyección! (Entran dos enfermeros y someten a Quique, uno de ellos trae una jeringa enorme?

Quique:

-¡Soy el Manda Más, soy el César, soy el libertador, soy… Soy…soy…

Paloma:

-Ya, ya, tranquilo, eres mi copetón, ande mijo, vaya a su discurso, tenga su hoja, arregle su corbatita, hágalo bien y lo dejo jugar con Nuno a la matatena.

Quique:

-¿De verdad? ¿Y puedo proponer otra reforma?

Paloma:

-Traigan al doble, ya no funcionan las inyecciones, mejor duérmanlo.

Sirvienta:

-Ay señora, ¿cómo lo aguanta? Lo bueno es que ya mero termina el Mandato y se va a las Islas Caimán. ¿Que va a pasar con él?

Paloma:

-No se, no me importa y si el doble no se pareciera tanto, me quedaba con él, lástima.

Nuno:

-¡Otra vez me lo volviste a inyectar! ¿Dónde está mi quiquín? ¡Yo te quiero mi rey, yo te comprendo!

Paloma:

-Está en la recámara.

Nuno:

-¡Wooooauuuuuu!

Osollo:

-(Entrando) Que tal Paloma, ¿Volvió a pasar?, ya no se cómo aparecer en público, la maldita sombra del copete me persigue, todo lo echó a perder, yo era el candidato natural. ¡Maldita sea! Ya no me resulta nada, mi arrolladora personalidad se pierde, parece que traigo la foto de Quique en la frente tatuada, me ven y piensan en él, lo se.

Paloma:

-Les dije que no lo dejaran a solas con Nuno, pero no, ¿que nunca se dieron cuenta, que no ven mentes criminales?

Virregay:

-Me dijo Trunk…

Osollo:

-¡Cállate! ¡Tu y tu maldita diplomacia de Wikipedia! ¡Todo valió madres! ¡El zombie de Del Marro! ¡Tu y tus grandes ideas! ¡Renuncio! ¡Me voy con el Pexe!

Virregay:

-¡Ah no, eso si que no!, nos ha costado mucho llegar a donde estamos, para que tu también nos traiciones. Ya lo tengo resuelto, dame unos días, se como salir del atolladero, ya otras veces los he salvado. ¿De quien fue la idea de invitar a Trunk? Les dije. Que iba a ganar, todo estaba calculado por mi desde el principio, y luego regresar como el gran diplomático, ¡El Gran Rancho, integrador de la  Ranchimérica al servicio de Estados Urgidos! ¡Yo acabaré con las izquierdas del mundo! ¡Seré recordado como el mas grande neoliberal del hemisferio! ¡Yo, Virregay el grande, yo…!

Osollo:

-(Lo abofetea) ¡Se salió de control Wicho! ¡No somos nada! ¡Perdimos! ¡Va a ganar el Pexe! ¡Entiende!

Paloma:

-Señores, Trunk está en la línea, quiere hablar con alguien.

Virregay:

-¿Qué le digo? Le prometí…

Osollo:

-¿!Que le prometiste!?, ¡me lleva! ¡Contesta!

Virregay:

-¡Tengo miedo!

Paloma:

-Contesta tu Mike.

Osollo:

-¡No, yo ni siquiera se que demonios prometió éste!

Paloma:

-Alguien debe contestar.

Sirvienta:

-¡Yo contesto! ¿Señor Trunk?

Trunk:

-¿Quién habla?

Sirvienta:

-¡La que debió contestar hace mucho! Ninguno de los Principales le va a contestar, están en el rincón chupándose el dedo. ¡Y usted y su política intervensionista, se van mucho al cuerno! ¡A partir de ahora sus achichincles están despedidos! ¡Y si quiere negociar, será conmigo!

Trunk:

-¡Me gusta, por fin alguien  con cojones!

Sirvienta:

-Llámame mas tarde, después de cenar

Trunk:

-Seguro, nomás no se enoje bomboncito.

Sirvienta:

–¡No soy su bombón! (cuelga) ¡Y  ustedes atajo de inútiles, se me van largando. ¡Sáquenme a los otros dos de la recámara! ¡Pero ya!

Virregay:

-Ve por ellos (A Osollo)

Osollo:

-Ve tu, tu eres el diplomático, yo me voy con el Pexe.

Sirvienta:

-¡Movidito mi rey! ¡Ándele! Y usted señora, o hace honor a su género y denuncia toda la porquería o también se me va.

Paloma:

-Pues… Total, nada que perder.

Sirvienta:

-¡Órale, pónganse los calzones y se me van par de niñas! (salen Nuno y Quique)

Virregay:

-No se preocupen, ya pensaré en algo… Los alcanzo, (a la sirvienta) si necesita un asesor, aquí está mi tarjeta. (Sale)

Sirvienta:

-¿En que mundo viven? Y pensar que los aguanté casi 6 años. Señora, ¿está segura que no va con ellos?

Paloma:

-No, quiero recuperar mi carrera, ojalá no sea tarde.

Sirvienta:

-Pues no creo que sea fácil, yo aquí tengo mucha limpieza que hacer, para empezar antes de que se vaya, dígale al portero de la puerta mayor que ya no tiene que cuidar al par de idiotas,!Ah! y no olvide que aquí no tiene su casa, todo mi pueblo se viene a vivir, hay mucho espacio. Don chon podrá sembrar, no, si el predio está grande, cabemos todos muy bien, vamos a sacar algo productivo de aquí. (Timbra el teléfono) Diga…

Trunk:

-Entonces bomboncito, ¿Podemos negociar?

Sirvienta:

-No mi rey, fue pura cortesía, voy a invitar a los pueblos de más al sur y pues si quieres negociar, primero vas pensando en aprender a callarte la bocota. (Cuelga) No, si aquí van a cambiar las cosas. ¡Portero! Comuníqueme a la cámara de Disgustados y a la de Perdedores para decirles como se hacen las leyes y no bueyes.

Fin.