Ejecutan a instructor de policías; fuentes oficiales dicen que podría estar ligado al asesinato de Miroslava Breach

En la ciudad de Chihuahua ayer fue ejecutado a balazos Gabriel Ochoa, de 55 años, en su domicilio de la colonia Junta de los Ríos. La Fiscalía General del Estado abrió una nueva investigación para determinar la posible relación de este crimen con el asesinato de la periodista Miroslava Breach Velducea.

Olga Aragón/ A los 4 Vientos/ Foto: El Diario

Profesionistas que conocieron a la víctima de esta nueva ejecución, comentaron A los 4 Vientos que Gabriel Ochoa era psicólogo, desde muy joven practicaba artes marciales y era una persona solitaria, quizá con el perfil adecuado para ser utilizado como “un chivo expiatorio ideal”.

La Fiscalía General del Estado informó en un comunicado el nombre completo del hombre que fue ejecutado: Gabriel Federico Ochoa Cárdenas, originario de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. 

La Fiscalía informó que junto al cadáver de Gabriel Ochoa, cerca de su mano derecha fue encontrada una pistola tipo escuadra calibre 38 super, con las mismas características del arma utilizada por el sicario que la mañana del pasado 23 de marzo acribilló a la corresponsal del periódico La Jornada.

Los asesinos colocaron junto al cuerpo de la víctima una cartulina con un mensaje en el que se le acusaba del asesinato de la periodista Miroslava Breach, dato confirmado por la Fiscalía.

También fueron asegurados en el lugar del crimen cuatro casquillos nueve milímetros y otro de calibre 22.

El asesinato ocurrió minutos antes de las 17:00 horas de ayer, en el patio de una propiedad que se ubica en la calle Río Yaqui y Río Bravo, donde el hombre identificado como Gabriel Ochoa “se encontraba al parecer recogiendo los huevos de las gallinas que hay en ese lugar”, señala el Diario de Chihuahua.

Otro medio local (“La parada digital”), agrega que la víctima tenía en el patio de su casa gallos de pelea.

El lugar del crimen, la ejecución del psicólogo Gabriel Ochoa. Foto: La parada digital

En información filtrada a los medios se destaca que Gabriel Ochoa era “instructor de karate y entrenaba a policías” pero no se menciona a la corporación para la que presuntamente trabajaba

Respecto a los asesinos de Ochoa, se informa que la policía se enteró “por versión de vecinos” que se dieron a la fuga en una pick up de color guinda de modelo atrasado.

A los 4 Vientos conoció hoy versiones de médicos y exestudiantes de medicina que conocieron a Gabriel Ochoa desde hace muchos años en las aulas universitarias, algunos de ellos desde principios de los años setenta.

“Conocí a Gabriel desde hace mucho tiempo. Era psicólogo. No tuvo ni tenía automóvil, vivía en una casa prestada, practicó artes marciales desde muy joven. Era un ser solitario”, comentó uno de sus ex compañeros de estudios, sin ocultar la preocupación de que autoridades policiacas y ministeriales de Chihuahua pretendan fabricar un “chivo expiatorio” en torno al caso del asesinato de Miroslava Breach.

El hecho de que los policías encontraran el cadáver de Gabriel Ochoa sosteniendo en una mano el arma (calibre .38) de las mismas características que utilizó el sicario para acribillar a la periodista, y de la cual también se difundieron fotografías en los medios locales, ha desatado interrogantes y suspicacias entre quienes conocieron al psicólogo.

Gabriel Ochoa, psicólogo victimado en el patio de la casa donde vivía cuando recogía huevos de su gallinero. A un lado, junto a su mano derecha la pistola escuadra calibre .38 de características similares a la que usó un sicario profesional que acribilló a la periodista Miroslava Breach el pasado 23 de marzo

“¿Qué asesino se queda con el arma del crimen en su poder? ¿Acaso no es de elemental lógica que cuando un criminal comete un asesinato de alto impacto, de inmediato se deshace del arma usada en el homicidio?”, se preguntan amigos y excompañeros de Gabriel Ochoa, quienes no descartan la posibilidad de que el arma haya sido “sembrada” en el cuerpo sin vida del psicólogo victimado.

El semanario Proceso publicó el 20 de abril las características, muy especiales,  de esta arma.

Se trata de una escuadra marca Colt calibre 38 súper, número de serie 0049EZS de edición especial conmemorativa del héroe de la revolución mexicana “Emiliano Zapata”.

Tiene grabada además en el cañón la leyenda “Mejor morir de pie que vivir de rodillas” y una serpiente con cabeza humana tipo azteca.

Proceso informó que la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó además que se están haciendo estudios de balística para determinar si el arma localizada cerca del cuerpo de Ochoa Cárdenas, originario de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua, es la misma utilizada para matar a Miroslava.

Y la conclusión, aún planteada como interrogante, enciende todas las alarmas: “¿la delgada línea entre las fuerzas del orden y el crimen organizado no existe?”

«¡Justicia para Miroslava!», el reclamo de periodistas, defensores de derechos humanos y ciudadanos en general en diversas ciudades del país. Foto: internet

Cabe mencionar que la ejecución de Gabriel Ochoa ocurre al siguiente día de que el gobernador Javier Corral declaró en conferencia de prensa, en Ciudad Juárez, que el asesinato de Miroslava Breach estaba por resolverse porque “el grupo interdisciplinario” de la Fiscalía General del Estado ya tenía detectados al autor material, a los coparticipes y por supuesto al autor intelectual de este crimen que conmocionó a Chihuahua y cuyo impacto trascendió las fronteras del país.

De manera oficial, el fiscal general César Augusto Peniche Espejel, la tarde de este miércoles 19 de abril confirmó la Fiscalía ya investiga la posible relación entre el homicidio de un hombre identificado como Gabriel Ochoa Cadenas, de 55 años, y el asesinato de la periodista Miroslava Breach.

El Diario de Chihuahua informó que según declaraciones del Fiscal, el nexo entre ambos asesinatos surge después de que los presuntos agresores dejaron a un lado del cadáver de Ochoa Cadenas una cartulina con un mensaje en el que vincula a la persona fallecida con el crimen contra la periodista victimada.

A los medios de comunicación también fue filtrado el supuesto contenido del mensaje escrito en una cartulina que supuestamente fue encontrada cerca del cadáver de Gabriel Ochoa por los peritos especializados de la Fiscalía:

“Este es el marrano que asesinó a la periodista Miroslava por orden del 80 en complicidad con Pablo Ernesto Rocha Esto (sic) es la prueba de que no queremos marranos haciendo Injusticia”, cita textualmente el escrito filtrado a los medios.

Carlos Arturo Quintana, apodado ‘El 80’ es identificado por la propia FGE como integrante del Cártel de Juárez; mientras que Pablo Ernesto Rocha Acosta renunció el pasado mes de diciembre a su cargo como director de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal en esta ciudad y fungió en la administración de César Duarte Jáquez como director de la Policía Estatal Única, precisa El Diario de Chihuahua en su nota.

César Augusto Peniche Espejel, titular de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua. Foto: El Diario

El fiscal Peniche Espejel confirmó a ese medio que efectivamente dejaron (junto al cadáver) un mensaje. Y declaró que «en términos de ese mensaje vamos a verificar su contenido y ver cuál es la intención, porque -desde luego para que podamos considerarla su contenido debe ser congruente con las evidencias que hemos investigado”.

Agregó el fiscal que también se está verificando si Ochoa Cadenas es «alguna de las personas que ya tenemos identificadas dentro de nuestra investigación”.

En la información más reciente, se indica que Gabriel Ochoa Cadenas fue asesinado en un taller mecánico, ubicado en las calles Río Yaqui y Río Bravo, en la colonia Junta de los Ríos de la ciudad de Chihuahua, por hombres armados que descendieron de una camioneta tipo pickup roja y dispararon contra la víctima para posteriormente huir en el mismo vehículo.