Narcomenudeo en Ensenada cobra la vida de un comandante de la Policía de Ensenada

La violencia incontrolada que desde hace al menos dos años se registra en el municipio de Ensenada, cobró la mañana de este miércoles 29 de marzo la vida del comandante de la Policía en la delegación de El Mármol, Sergio Enrique Echevarría Solís. Otros dos agentes preventivos están lesionados.

Javier Cruz Aguirre / A los 4 Vientos

Ensenada, B.C.- Los hechos, colofón de una serie de al menos 14 homicidios dolosos que ocurrieron en la zona sur del municipio en menos de 50 días, se dieron a las 11 horas a la altura del kilómetro 76 de la carretera transpeninsular en el tramo El Mármol-El Rosario.

En el año 2012, la delegación de El Mármol saltó a la fama mundial cuando elementos de ejército encontraron un rancho en donde se cultivaban 140 hectáreas de mariguana bajo sistema de riego y malla sombra.

En ese entonces, la tropa detuvo a decenas de trabajadores del campo empobrecidos quienes meses después quedaron en libertad al comprobarse que no tenían vínculos con la droga. Nunca se dio con el o los dueños del enervante ni con el propietario del rancho.

Desde entonces, A los 4 Vientos ha dado información de cómo las delegaciones del sur del municipio de Ensenada, principalmente Bahía de Los Ángeles, Puertecitos, Villa Jesús María, el valle de San Quintín e incluso el poblado de Guerrero Negro, Baja California Sur, que limita con Baja California por el océano Pacífico, se convirtieron en focos de operación para la droga al menudeo.

Policías municipales de Ensenada, poco apoyo laboral y ahora víctimas de la violencia que sube de tono en Ensenada (archivo).

Delegados municipales de aquella región rural denunciaron en diversas ocasiones que el problema se comunicó reiteradamente a las tres instancias de gobierno, que los policías preventivos no podían contener el tráfico de mariguana y “cristal” que se vendía sin problemas en sus localidades, y que los jóvenes eran las principales víctimas del narcomenudeo, sea como consumidores adictos o miembros de las bandas que proliferaron sin contención oficial alguna.

Un comunicado del XXII Ayuntamiento de Ensenada informó que los tres agentes atacados estaban comisionados a la delegación de Cataviña y se dirigían a El Rosario a descansar de su guardia cuando un vehículo los emparejó en la carretera y sus ocupantes los agredieron a tiros.

En el lugar quedó muerto el comandante Echevarría Solís, quien en febrero de 2014 recibió del entonces presidente municipal Gilberto Hirata Chico, un reconocimiento por cumplir 20 años de trabajo en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, de la cual se jubilaría en dos años más.

Sus compañeros, a quien el ayuntamiento identificó como “el sargento Galed N” y el policía “N” a quien medios de comunicación de Ensenada identifican con el nombre de “Ulises”, quedaron heridos: el primero en una mano y un rozón de bala en la cabeza, y el segundo en un hombro.

Fueron trasladados a la sala de urgencias de la Clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social en el poblado de Vicente Guerrero, en el valle de San Quintín, en donde se reportaron estables de salud.

El presidente municipal de Ensenada Marco Antonio Novelo Osuna, manifestó escuetamente a la prensa local que se trató de “un atentado del crimen organizado”.

Marco Antonio Novelo, presidente municipal de Ensenada. Llegó el momento de enfrentar la realidad del narcomenudeo que se adueñó del municipio (Archivo)

A los 4 Vientos presenta el comunicado del ayuntamiento sobre los hechos:

“Respecto a un suceso violento suscitado alrededor de las 11:40 de la mañana en el tramo carretero entre las delegaciones El Mármol y El Rosario, les informamos que tres policías municipales comisionados al poblado de Cataviña y quienes habían concluido su guardia laboral, transitaban en un carro particular Toyota Camry color negro de 2 puertas y vidrios polarizados, matrícula 3GUR316, cuando fueron atacados por arma de fuego.

“Con base en testimonios de testigos, se presume que eran perseguidos por una camioneta Dakota color negro, la cual les dio alcance y en la que al parecer el agresor viajaba en la parte posterior de dicha unidad.

“En el lugar perdió la vida el comandante de Policía en El Mármol, Sergio Enrique ‘N’, y resultaron lesionados el sargento Galed ‘N’ quien recibió rozón de bala en cabeza y mano; así como el elemento ‘N’ quien presenta una herida en el hombro.

“Los dos lesionados fueron trasladados para recibir oportuna atención médica a la clínica del IMSS en San Quintín.

“Posterior a este hecho se desplegó un operativo en coordinación con la PFP, Policía Estatal Preventiva y Policía Ministerial”.