“No tiene culpa el ignorante, sino quien lo hizo compadre» (+ VIDEO)

Este mexicanísimo refrán, pero modificado, le viene como anillo al dedo al Secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda, quien además de ser compadre del presidente Peña Nieto, no tiene la más mísera idea sobre pobreza en México, lo cual quedó demostrado en su comparecencia ante la Cámara de Senadores la semana pasada, cuando trató de demostrar con su presentación, que los índices de pobreza en el país han venido disminuyendo.

Álvaro de Lachica y Bonilla/ A los 4 Vientos

Si tuviéramos alguna duda, es fácil para cualquiera de nosotros revisar el video de algunos minutos, y darnos cuenta de las perlas de sabiduría sobre el tema  que mostró ese día.

Si no juzgue usted mismo:

Miranda Nava les dijo a los legisladores federales “que la expectativa de vida de las personas de la Ciudad de México (¿?)  hace 20 años, era de 7.3 (que?)”. Para morirse de pena ajena.  Y que “la expectativa de Chiapas era 67, no, seis menos. O sea, seis años menos de los 73. Vivían 66 por ciento”. De no creerse. También les dijo: “No soy un operador electoral. Soy un operador político. No vengo a favorecer a un partido determinado de ninguna elección. Soy orgullosamente mexiquense. También soy priista, pero antes que nada soy mexicano y también respeto la ley y quiero decirles con toda puntualidad: los programas que están señalados en el marco de Desarrollo Social están perfectamente auditados, son visibles y es imposible que se les dé un trato de manera electoral”

La diputada Araceli Damián, una polemista temible, reclamó al Secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda, que sólo se dedica a viajar; en apenas tres meses ha realizado 19 viajes a 18 estados. La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no es una agencia de viajes, ni sus recursos deben utilizarse para hacer propaganda partidista a favor del partido en el Gobierno Federal, ni proselitismo personal, como lo ha hecho Luis Enrique Miranda Nava, desde que fue nombrado titular de esa dependencia, y que claramente está prohibido por la Ley General de Desarrollo Social.

También la diputada Damián consideró deshonroso que el titular de la Sedesol esté presente en la entrega de tarjetas de Prospera y de despensas en esas entidades, de cara a los comicios de 2017.

La Secretaria de la Comisión de Desarrollo Social de la Cámara de Diputado señaló que la labor del titular de la Sedesol es trabajar para mejorar la calidad de vida de los mexicanos. “Con tanto viaje, me imagino que desconoce las evaluaciones realizadas a nivel internacional, que han demostrado que los programas focalizados de transferencias condicionadas, como Prospera, no sirven para reducir la pobreza”. 

La diputada Damián, quien además es profesora investigadora del Colegio de México y experta en el tema de la pobreza desde hace más de 20 años, señaló que en México no registra una reducción de la pobreza desde 1992, debido a que los gobiernos del PRI y el PAN han fracasado en la promoción del desarrollo económico y a que las reformas estructurales han despojado al pueblo de su patrimonio y privilegiado a los empresarios.

“Su partido ahora en el Gobierno ha fracasado porque no existe seguridad laboral, porque las personas trabajan más tiempo y ganan menos. Es sombrío el futuro de nuestro pueblo con un sistema de salud y pensiones destrozado por gobiernos corruptos e ineptos como el que usted representa”, aseveró la también Presidenta de la Comisión de Seguridad Social.

Asimismo, hizo un llamado a Luis Enrique Miranda para que estudie, ya que no tiene claros los conceptos de pobreza alimentaria y educativa, y que los 7 u 11 millones de personas con pobreza alimentaria a los que él se refiere, ni siquiera son reconocidos como tal por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Miranda quien se sintió acorralado por sus titubeos e imprecisiones en la explicación de la política social del gobierno, le respondió a la Diputada Damián: “Me faltó estudiar psiquiatría para entenderla a usted”.

luis-enrique-miranda-navaEn fin, Peña Nieto tiene que convencerse de que su compadrito no merece estar como cabeza de la política social.

Miranda Nava no es más que el secretario patán del gabinete cuya reputación está en picada y cuya ignorancia es máxima y patética. Su cargo es el de mero operador electoral.  Debería de renunciar pero no nada más por prepotente y mentiroso, sino por ser un total inepto en un tema que es tan sensible para todos nosotros, como es el de la pobreza.

ALVARO DE LACHICAComisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C.

andale941@gmail.com