Confirma PETA ultraje innecesario a ganado que consumen israelitas (VIDEO)

En julio de 2016, testigos de People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) y Anonymous for Animal Rights (Israel) viajaron a Sudamérica para poner al descubierto uno de los métodos industriales más crueles de matanza de ganado en el mundo. Es conocido como “inmovilización y carga”.

Peta* / A los Cuatro Vientos

Los testigos de PETA entraron en Frigochaco, un matadero en Paraguay que envía hasta 700 toneladas métricas mensuales de carne kosher a Israel. Paraguay es el séptimo mayor exportador de carne del mundo, y provee el 40 por ciento de toda la carne kosher que se come en Israel. Equipos de mataderos kosher son enviados desde Israel a Sudamérica.

Los testigos vieron como las vacas fueron llevadas dentro de una caja, donde dos de sus piernas fueron encadenadas antes de que el suelo debajo de ellas se abriera. Las vacas aterrorizadas fueron cargadas de una pierna y arrastradas a través del piso de matanza.

Los trabajadores inmovilizaron a las vacas con un instrumento puntiagudo llamado el “tenedor del diablo” y enganchándolas por la nariz. Después de que los trabajadores torcieron las cabezas de las vacas, el matador cortó las gargantas de los animales, quienes estaban completamente conscientes, provocando que su sangre brotara con gran presión.

Incluso después de que les cortaron las gargantas a las vacas, lo peor aún estaba por venir. Muchas de las vacas seguían estando conscientes, luchando y sacudiéndose mientras fueron cargadas en el aire y llevadas hacia la línea de procesamiento. Colgadas de una pierna, estas vacas todavía estaban plenamente conscientes mientras se desangraban, algunas durante más de dos minutos.

matanza-inmoral-ganado-paraguay

Lo que dicen los rabinos

Sorprendentemente, los representantes de la oficina del rabino jefe de Israel, previamente defendieron el estatus Kosher de la carne de matanza de “inmovilización y carga”, declarando que “la crueldad innecesaria” no descalifica a la carne como Kosher.

Sin embargo, muchos otros rabinos de diferente espectro se han pronunciado contra la matanza de “inmovilización y carga”, citando leyes judías y principios, especialmente el tsaar baalei chayim – no causar daño innecesario a los animales:

“Es difícil conciliar las condiciones de matanza que el cashrut está destinado a representar con esta práctica bárbara.” -Rabbi Shmuly Yanklowitz, presidente y decano en Valley Beit Midrash

“[L]os métodos de inmovilización utilizados en la matanza Kosher en Sudamérica son los más crueles y abusivosen la industria comercial de matanza kosher.”  -Rabbi Adam Frank, Masorti Congregation Moreshet Yisrael.

carne-res-kosher

“Tenemos buena evidencia de que el uso de la inmovilización con grilletes y carga de los animales mientras todavía están conscientes causa un inmenso dolora los propios animales. … especialmente cuando existen métodos alternativos menos dolorosos disponibles para la matanza kosher, inmovilizarlos y cargarlos indiscutiblemente constituye una violación de las leyes judías que nos prohíben causar dolor indebido a los animales.” -Rabbis Elliot N. Dorff and Joel Roth, el Committee on Jewish Law and Standards of the Rabbinical Assembly

Pero a medida que esta nueva investigación lo ha puesto al descubierto, estas promesas no se han cumplido. De 60 a 80 por ciento de la carne exportada a Israel es producida todavía utilizando la matanza de “inmovilización y carga”.

Entonces, ¿por qué el Gran Rabinato de Israel continúa certificando esa práctica cruel y primitiva cuando existen otros métodos de matanza kosher que utilizan equipos más modernos y causan menos sufrimiento? La matanza de “inmovilización y carga” solo persiste porque es más rápida y barata haciendo caso omiso al bienestar de los animales.

Esta crueldad calculada cuidadosamente permite a los mataderos matar a más de 90 vacas por hora. La matanza de “inmovilización y carga” es casi dos veces más rápida que los métodos menos agonizantes. Este es el costo oculto de la carne kosher barata. Las vacas están pagando el precio.

peta-logpo* Es la organización de derechos de los animales más grande del mundo, con más de 3 millones de miembros y simpatizantes. Se enfoca en las cuatro áreas en las que el mayor número de animales sufre más intensamente por períodos de tiempo más largos: en las granjas industriales, en el comercio de la ropa, en los laboratorios y en la industria del entretenimiento.