Gobernantes obligados a dimitir por plagio en sus tesis académicas

El secretario de Educación, Aurelio Nuño, minimizó en una declaración pública la pifia de su jefe Peña Nieto en relación al plagio cometido por éste en su tesis de licenciatura. Al parecer, el plagio no es importante, mucho menos si se hace a los 25 años, es lo que se desprende de su declaración.

Armando Duarte Moller* / A los 4 Vientos

En otros países, el plagio es tomado muy en serio, es una cuestión de ética profesional que se cuida para asegurar una correcta formación profesional y científica.

La credibilidad es fundamental para un investigador que genera conocimiento con su trabajo.

En muchas Universidades, el plagio es motivo de expulsión o por lo menos, de reprobación inmediata. Apropiarse, por acción u omisión, del trabajo intelectual de otros, es una práctica de deshonestidad intelectual, es corrupción, como quiera que la queramos ver».

El Secretario de Educación debía de pensar dos veces antes de abrir la boca en descargo de su jefe, pues entonces el mensaje a los estudiantes del país es de que copiar se vale, no es tan importante, menos si se tienen 25 años o menos.

En Alemania, Annette Schavan, exministra de educación de ese país, dimitió a su cargo luego que se comprobó, 13 años después, que habia incurrido en plagio en su tesis doctoral. La Universidad de Dusseldorf le despojó de su grado de Doctor.

El titula de la SEP, Aurelio Nuño, minimizó la revelación periodística del plagio cometido por Peña Nieto en su tesis de licenciatura
El titula de la SEP, Aurelio Nuño, minimizó la revelación periodística del plagio cometido por Peña Nieto en su tesis de licenciatura

En Rumania, Víctor Ponta, ex primer ministro de ese país, dimitió al cargo luego de haberse demostrado el plagio en su tesis. Asímismo le fueron retirados sus grados académicos por la Universidad de Bucarest ¡33 años después de haberse titulado!

Igualmente le pasó al ex presidente de Hungría Pal Schmitt por las mismas razones, no obstante que el plagio se demostró 20 años después, y al ex ministro de defensa de Alemania Karl Theodor zu Guttenberg.

Como ven, lo que para Nuño es una cosa sin importancia, en otros países lo es de la mayor trascendencia, sin importar el tiempo que haya pasado. Para Nuño es como si alguien comete un crimen, y porque hayan pasado algunos años ya no tiene culpa.

Y se ha desatado toda una ofensiva mediática oficiosa para desestimar la denuncia de Aristegui, con estos argumentos: «es que en México todo mundo plagia» (mal de muchos, consuelo….), «es que sólo tenía 25 años» (¡pobrecito!), «es que hace mucho tiempo de eso, ya no tiene importancia» (¡Es el presidente de México, por favor!)».

Lo único que revelan es que son cómplices de la corrupción. Peña Nieto debe renunciar y la Universidad donde se graduó le debe despojar de su título. ¡Ni mas ni menos!

ARMANDO Duarte Moller*Armando Duarte Moller. Catedrático de la UNAM. Profesor Asociado en Instituto Mclaren de Pedagogía Crítica. Profesor en la UABC. Estudió Licenciatura en Sociología y Doctorado en Estudios del Desarrollo Global en UABC.