Necesario proteger de codicia empresarial a Cabo Pulmo

Solicitan a la Semarnat crear de inmediato los instrumentos necesarios “congruentes» con los ambiciosos objetivos de conservación que se ha planteado la actual Administración Pública Federal y que ha comprometido México en el marco del Convenio de Diversidad Biológica.

Fuente: Cemda / Teorema Ambiental

Se necesitan instrumentos que brinden a Cabo Pulmo y a la región de Cabo del Este una protección adicional, real y definitiva de sus ecosistemas marinos, costeros y terrestres, señalaron organizaciones civiles para solicitar protección adicional para el Parque Nacional Cabo Pulmo y la zona denominada Cabo del Este, en Baja California Sur.

Las Organizaciones Centro Mexicano de Derecho Ambiental, Amigos para la Conservación de Cabo Pulmo, la Sociedad de Historia Natural Niparajá, el Centro para la Biodiversidad Marina y la Conservación, Greenpeace México, Pronatura Noroeste, el Centro para la Diversidad Biológica y Costasalvaje, pidieron a Rafael Pacchiano Alamán, titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que, debido a las características biológicas y paisajísticas del sitio, este es constante objeto de interés por parte de inversionistas que pretenden desarrollar megaproyectos en la zona.

Complejos inmobiliarios turísticos como “Cabo Cortés”, posteriormente denominado “Cabo Dorado” y “Los Pericúes”, y actualmente el “Plan Maestro de Desarrollo Turístico Cabo Pelícanos”, se han ubicado y siguen intentando ubicarse en esta región, sin haber la necesaria compatibilidad con la vocación de la zona y con la protección de Cabo Pulmo.

Ante este panorama, “solicitamos a la Semarnat crear de inmediato los instrumentos necesarios congruentes con los ambiciosos objetivos de conservación que se ha planteado la actual Administración Pública Federal y que ha comprometido México en el marco del Convenio de Diversidad Biológica”, demandan las organizaciones.

CARDUMEN CABO PULMO
Uno de los cardúmenes de Cabo Pulmo (Foto: México Destinos).

Cabe recordar que el próximo mes de diciembre se celebrará en Cancún, Quintana Roo, México, la Conferencia de las Partes (COP13) de la Convención de Diversidad Biológica de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y nuestro país deberá mostrar al mundo que en los hechos está cumpliendo con los compromisos internacionales asumidos y ejerciendo una verdadera protección de los recursos que son patrimonio natural de la humanidad.

Cabo Pulmo cuenta con un sistema de arrecifes coralinos de 20 mil años, uno de los más antiguos e importantes del Pacífico Oriental.

En él viven 25 especies de coral, y es un rico ecosistema marino que incluye 154 especies de invertebrados, cinco de las siete especies de tortugas marinas existentes en el mundo, tres especies de delfines, tres de ballenas, una de lobos marinos y 226 especies de peces del golfo de California.

En 1995 fue decretada Área Natural Protegida y en 2000 recategorizada como Parque Nacional.

En 2005 fue decretada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) y en 2008 fue reconocida como Humedal de Importancia Internacional ante la Convención RAMSAR.