Exigen demanda penal contra el Congreso de BC por extravío de documentos limítrofes

Por desaparición de ocho cajas de expedientes sobre la controversia de límites territoriales

Foro de Ensenada / A los Cuatro Vientos

Ensenada, Baja California, 25 julio de 2016.- Una demanda penal contra quien resulte responsable en el Congreso del Estado, por la “pérdida” de ocho cajas de expedientes sobre el conflicto territorial entre Ensenada y Playas de Rosarito, plantearon la necesidad integrantes del Grupo Interdisciplinario para la defensa del territorio de Ensenada, A.C.

Fue expuesto este día ante el grupo Foro de Ensenada, A.C., que preside Jorge Menchaca y que contó con la presencia de Andrés Armenta González, que se dijo exigente en que se busque fincar responsabilidad penal a quien corresponda, ya sea al presidente del Congreso del Estado, los policías de entrada u otros responsables por la desaparición de los documentos.

Enfatizó que este hecho debe tener una responsabilidad legal con nombre y apellido. No es posible se diga ahora que desaparecieron seis cajas con información proporcionada a través del Ayuntamiento de Ensenada y dos de Playas de Rosarito, y no pase nada.

Por lo anterior, sugirió que legalmente lo que corresponde es interponer una demanda penal y la  instancia que le corresponde presentarla es el Ayuntamiento de Ensenada, o el propio Congreso de Baja California.

Existe una Oficialía de partes, donde debe haber un control de lo que entra y sale del edificio del poder legislativo. “Como está que a chuchita la bolsearon y nadie establece una responsabilidad clara”, puntualizó.

Andrés Armenta dijo que es lógico entender que “alguien” tuvo el interés en que se perdieran las cajas con los documentos y que hubo quien permitió la salida de las mismas. Esa responsabilidad se debe establecer, recalcó.

ROSARITO EDA LIMITES PROTESTA
Foto: Archivo.

Recordó que incluso una legisladora, la hija de Hugo Torres, Laura Torres, en todo momento ha tenido un interés directo en el tema pues quería ser presidenta municipal y era diputada.

– “Era importante que esos documentos se mantuvieran guardados y ajenos de quienes pudieran tener un fin específico sobre el asunto», manifestó.

Se aclaró que sobre los terrenos en disputa, en todo momento han existido muchos intereses porque se trata de predios con mucha plusvalía, que catastralmente están tasados muy elevados, y el pago de traslación de dominio y predial es significativo, además que están en una zona donde hay agua, de la cual hay escasez en ambos municipios.

Ahora lo que el grupo pide al Ayuntamiento de Ensenada, dijo, es que de nuevo se mande la información a sabiendas que es sólo otra medida dilatoria, de cuya responsabilidad es del propio Congreso.

Se estará al pendiente para que en la reintegración del expediente éste vuelva a estar completo y se evite malos manejos, de mala fe, como se ha demostrado hasta el momento”.

Recalcó que las cajas con los documento que se perdieron pertenecen a lo que jurídicamente los abogados identifican como “el expediente”, que nació de una demanda donde el Municipio de Playas de Rosarito emplazó al de Ensenada a través del propio Congreso y se contestó con una contrademanda.

Los expedientes jurídicos tienen carácter legal denominado técnicamente como “Controversia territorial”. El Congreso del Estado es la instancia que debía de proceder como ejecutor con base a los documentos que hoy se perdieron.

Foto: Frontera Ensenada.
La presencia oficial de Ensenada en la zona de conflicto (Foto: Frontera Ensenada)

Afirmó que Ensenada cuenta con todos los antecedentes legales, históricos, geográficos, y documentales a su favor de Ensenada. Incluso en 1989, cuando el Congreso del Estado estableció los límites de cada municipio, estableció que Ensenada tiene 52 mil kilómetros cuadrados y Tijuana mil 584 kilómetros cuadrados.

Sin embargo en 1995, cuando se busca crear el Quinto Municipio del Estado en Playas de Rosarito que era parte de una delegación de Tijuana, el Congreso del Estado pidió información a la entonces Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas del Estado (Sahope), y es ahí donde surgió la polémica.

La SAHOPE anexó un plano delegacional donde establece lo que según esta instancia debe corresponder al naciente Ayuntamiento de Playas de Rosarito, pero le agregó 168 kilómetros cuadrados a los mil 584 kilómetros que se tenían asignados en total al Municipio de Tijuana, haciéndolo crecer a mil 752 kilómetros cuadrados.

Lo anterior provocó que la asignación de terreno no fuera sólo de los  que antes eran del Ayuntamiento de Tijuana, sino que ocasionó una sobre posición con predios que históricamente siempre han pertenecido a Ensenada.

En este sentido, cuando se integró el naciente Ayuntamiento se realizaron modificaciones legales con el error de dato y colindancias inexistentes, como identificar un “río San Miguel” que no existe, primero porque en el Estado no hay ríos y segundo por no existir tampoco un arroyo con esa denominación, aspecto que generó más confusión.

Por ello el Ayuntamiento de Ensenada busca la nulidad de las modificaciones de 1995, que parten de datos equivocados.

Andrés Armenta  consideró que desde el nacimiento del Ayuntamiento Playas de Rosarito, el Gobierno del Estado obró de mala fe a través de la SAHOPE, al proporcionar información falsa.

SANTA ANITA POLICIAS SE ENFRENTA
Por el territorio, policias de ambos ayuntamientos han llegado a los empujones y cachetadas (Foto: Archivo).

No solo eso, agregó. Publicó en el Periódico del Estado un anexo que contiene un croquis que distorsionó la verdad y manipuló a la opinión pública

Finalmente puntualizó que el Poder legislativo muestra en estos años poco interés en resolver la controversia con base a la información proporcionada.

“Responde más bien a intereses particulares por tratarse de terrenos que son considerados como muy valiosos”.