REFICCIONES: Cómo ser una persona

Escribió el filósofo español José Ortega y Gasset (1883-1955): “… un ser capaz de acciones, es decir, que sea sujeto consiente de sus actos. Esto es lo que llamamos Persona”. 

Ignacio Betancourt* / A los Cuatro Vientos

Por supuesto que sí, y siento que en este época el ciudadano se vuelve “persona”; la manera en que por todo el país la ciudadanía levanta sus reclamos, millones de personas en el límite de la exasperación, heterogeneidad promisoria, rostros diversos, amalgama inusitada de grupos sociales hermanados por la desgracia que otorga todo gobierno corrupto y represor, son la demostración palpable de que hoy el ciudadano se transforma en persona (por más que se adscriban a una ideología o a algún partido).

Si los cambios orgánicos en los individuos suelen ser dolorosos y generalmente incómodos, un verdadero cambio social no puede ser muy diferente. Ante el espejismo que soluciona matando, ante la asesina ilusión de las balas y las macanas que nunca han resuelto problema social alguno (en ninguna época de ningún país), la única opción válida es la unión incluso de lo diverso, es la organización de los muy distintos afectados, de aquellos a quienes lo injusto y lo criminal empuja a la unificación en las demandas y las luchas porque se persigue los mismo: un ¡basta ya! a la impunidad de gobernantes y grandes empresarios (y sus esbirros), cuya única finalidad es depredar a México junto con su población.

Aprovecho el “rollo” para hablar del propio “rollo”, al que llamaré opinión periodística y a la que considero oportuna en días como estos que ahora nos afectan.

Una opinión periodística puede ser oportuna porque se le toma o se le deja sin mayor compromiso, no se transgrede una filosofía, no implica un daño al decir, se toma o se deja bajo una única condición: se tendrá que pensar antes de llegar a una conclusión, se deberá reflexionar sobre lo leído para aceptar o rechazar. Esa es, me parece, la virtud de la opinión periodística siempre y cuando tal opinión no surja pagada por individuos o grupos que requieran publicitar alguna acción o convencer de ciertas mentiras, pues tal condición cancela cualquier validez argumental en la estructura de lo manifestado, aunque en los lectores críticos resulte igualmente valiosa por ser un magnífico pretexto para analizar y desenmascarar.

Decir lo que uno piensa, con el único e irrestricto respaldo que da el existir en una determinada geografía y una determinada sociedad, en la que quien la padece y goza gana además su derecho a pensarla y a transformarla. Pensar para uno mismo en un espacio periodístico leído por otro no deberá confundirse con un pretexto para ideologizar o justificar; se trata de pensar con el otro para no equivocarnos tanto a la hora de actuar.

Resulta obvio que no se trata de imponer lecturas de la realidad, se trata (entiendo) de pensar de distintas maneras problemas comunes, un puro y simple pretexto para revisar colectivamente pensamientos individuales pero no arbitrarios, reflexiones que nacen de una comunidad de evidencias llámese disciplina científica, adscripción artística o grupo social, es decir: el sustento de lo dicho en aras de un interés cada vez más convincente.

PAN BLANCO PANADERIA
El aumento a las tarifas eléctricas se traduce en un aumento de 600 millones de pesos para las panificadoras (Internet).

Como una manera de ilustrar lo anterior me pregunto ¿Por qué la población tiene que terminar pagando los recientes aumentos a la electricidad determinados por Hacienda? Por ejemplo, para los productores del pan, según declaró la Cámara Nacional de la Industria Panificadora en nota del pasado 6 de julio en La Jornada,  el aumento a las tarifas eléctricas se traduce en un aumento de 600 millones de pesos y en una circunstancia en la que apenas  se comenzaba a superar el aumento de impuestos de 2014.

Jonás Murillo González, presidente de esa Cámara Nacional dijo que el aumento en el pan para el consumidor viene por dos lados, debido al aumento en la gasolina y por el aumento de la electricidad. ¿Por qué tales incrementos no los absorben los grandes empresarios? ¿Por qué grandes empresarios y  funcionarios nunca ven afectados sus ingresos pese a crisis y equívocos? ¿Se consultó a la ciudadanía sobre el tema? No obstante, ya el Departamento de Energía de EUA (sic) a través de su Agencia de Información de Energía (AIE) sugiere que el gobierno mexicano debería eliminar los subsidios a los hogares en sus cuentas de luz pues entre el costo de la producción de electricidad y lo que paga el consumidor doméstico existe mucha diferencia. Son las desventajas de tener un presidente de México que sólo atiende las demandas del gobierno norteamericano y de las empresas trasnacionales.

O qué decir del simulacro de diálogo entre el gobierno mexicano y el gran movimiento popular en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), quien como gran concesión acepta dialogar con los charros del Sindicato Nacional de trabajadores de la Educación (SNTE), cuidado, no confundirse (aunque se pronuncien igual son muy diferentes).

De nuevo la receta mil veces fallida de aparentar en lugar de resolver. Ante los cada vez más insultantes caprichos de los pirrurris que hoy mal gobiernan (por más populistas que se vuelvan), como en la población sólo imaginan proles y nacos, por derecho divino se sienten merecedores no sólo del país sino de su población y en acatamiento de tal designio continuarán empecinados en su disfuncional comportamiento, por lo tanto, se multiplicarán plantones y bloqueos por toda la República, y en las instancias más inimaginables continuarán los reclamos, pese a la brutal campaña mediática en contra del magisterio digno y de un movimiento cada vez más grande por la incorporación de poblaciones enteras y las más diversas organizaciones (populares por la coincidencia de intereses aunque no provengan de un origen social común ).

Habrá que agradecer a Peña Nieto alias El telepromter, la unificación de la población en contra de una manera de depredar que resulta criminal anacronismo y pesado lastre para el demagógico vuelo que el Grupo Atlacomulco imagina estar realizando.

Del poeta Ezra Pound, nacido en EUA y muerto en Italia (1885-1972), su poema titulado “Segunda salutación”:

“Fueron elogiados mis libros/ porque acababa de llegar del campo;/ tenía veinte años de retraso así que encontré audiencia propicia./ No neguemos nuestra progenie.//Aquí los versos se levantan sin muchos artificios,/ aquí se está sin nada viejo alrededor./ Observen la irritación general:/ “Esto es –dicen- el sinsentido. ¿Qué se puede esperar de los poetas?/ ¿Dónde está lo pintoresco?/ ¿Dónde el vértigo de la emoción?/ No, su primera obra era mejor. ¡Pobrecito!, se desilusionó.// Vayan impúdicos y desnudos versos míos./ Vayan con pies ligeros/ (o con dos pies ligeros si lo prefieren)/ Vayan y bailen con descaro,/ ¡Vayan con impertinente alegría!// Feliciten los sepulcros y la oscuridad,/ saluden con los dedos en la nariz.// Aquí están las campanas y el confeti./ ¡Vayan, rejuvenezcan las cosas! Rejuvenezcan incluso a los espectadores./ ¡Vayan versos míos y rechiflen!/ Bailen y avergüencen a la gente,/ bailen la danza fálica y cuenten anécdotas chispeantes./ Hablen de la indecorosa conducta de los dioses./ Estropeen las faldas de las santurronas,/ hablen de sus rodillas y sus tobillos./ Pero ante todo, vayan con la gente que actúa:/ vayan, repiqueteen en los timbres de sus puertas./ Digan que aunque no haya empleo/los versos habrán de perdurar”. 

IGNACIO BETANCOURT ROBLES* Ignacio Betancourt Robles. Poeta potosino. Desde 1997 investigador literario en el Colegio de San Luis Potosí. Premio Nacional de Poesía Punto de Partida (UNAM, 1974); Premio Nacional de Cuento (INBA, 1976) Libros publicados: De cómo Guadalupe bajó a la Montaña y todo lo demás (1977); El muy mentado curso (1984), Ajuste de cuentos (1995) Diaria poesía (2006). Como dramaturgo ha escrito diez obras, todas representadas. Libros de investigación literaria: “El escándalo”, primer drama de Manuel José  Otón. Texto y contexto (1999); Literatura y frontera norte (2005).