Previo al Día del Árbol: Deforestación y tala ilegal en México

Uno de los grandes problemas que aqueja al ambiente en México es la intensa deforestación que el país sufre año con año.

César Suárez / Tercera Vía

Este problema ha causado no solamente un impacto negativo en la industria maderera sino que afecta a grandes partes del ecosistema nacional y fortaleza a bandas del crimen organizado. Además, siendo uno de los países que más emisiones de carbono producen, la destrucción desmedida de árboles impide generar un balance entre el crecimiento económico y el desarrollo sustentable.

Nuestro país es una de las naciones que mayor número de hectáreas de bosque tiene en el mundo.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, en México existen 64 millones de hectáreas de bosques, de los cuales  16 millones 549 mil hectáreas de bosques de coníferas y 48 millones 253 mil hectáreas de bosques de latifolias.

Esta cifra nos posiciona en el número 12 de los países con más árboles en el mundo. Las labores del gobierno y de Organizaciones de la Sociedad Civil para incrementar la cantidad de árboles en el país es la de reforestar año con año zonas sin árboles.

Actualmente se reforestan alrededor de 247 mil 600 hectáreas de bosques al año. Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de hectáreas que posee el país y de los esfuerzos anuales de reforestación, la destrucción masiva de bosques supera todo esto.

De acuerdo con la organización GreenPeace, en México se destruyen alrededor de 500 mil hectáreas de bosques y selvas, posicionándonos en el quinto lugar en deforestación a nivel mundial.

Algunos de los principales problemas que se genera por esta actividad es la disminución en el suministro de agua a escala local y nacional, rompe el equilibrio climático regional y global afectando lo que hoy se conoce como cambio climático.

BOSQUE 1

Otras consecuencias importantes provocadas por la deforestación son:

– Cuando un bosque es destruido se libera el carbono almacenado en los árboles (300 mil millones de dióxido de carbono).

– Destruye la gran biodiversidad que existe en México.

– Contribuye al cambio climático.

– El 20% de las emisiones de carbono a nivel mundial provienen de la pérdida de ecosistemas forestales.

Estas repercusiones ambientales tienen una estrecha relación con la mala regulación del Estado.

De acuerdo con GreenPeace, de los 5.8 millones de metros cúbicos de recursos forestales producidos en México, el 70% es de procedencia ilegal. Es decir, más de 30 mil hectáreas de bosques en el país son destruidas sin los permisos y consentimiento del Estado.

Este mercado negro de madera ha afectado notoriamente la productividad de la industria maderera. Mientras que la demanda de madera en el país alcanza los 20 millones de metros cúbicos, en el país se producen menos de siete millones. Esto genera que tengamos que importar madera de países como Chile y Estados Unidos.

BOSQUE 2

Estados más afectados por la deforestación:

Michoacán. Durango, Oaxaca. Veracruz. Chiapas. Guerrero. Tlaxcala Puebla.

Uno de los principales actores que se han posicionado como responsables de la tala ilegal es el narcotráfico.

Los grupos del crimen organizado han diversificado sus fuentes de ingreso a otras actividades como la venta de madera. Por ejemplo, el grupo delictivo Caballeros Templarios obtenía gran parte de sus ingresos de la explotación de minas y de la tala ilegal de árboles.

La producción y venta de drogas pasó a segundo término para dar pie al incremento de los mercados ilegales de recursos naturales. Si esto continuará así, podríamos llegar a los casos graves de tala ilegal en América Central.

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Ohio, el narcotráfico es responsable del 10% de la deforestación en Guatemala.

A pesar de ser uno de los países con más bosques en el planeta, seguimos siendo también uno de los que más árboles destruyen.

Gran parte de la deforestación en el país proviene de una falta de regulación por parte del Estado en la tala ilegal de árboles. Ha sido tal el abandono del gobierno en este sector que hasta las bandas del crimen organizado han optado por participar en este mercado para hacerse de más recursos.

BOSQUE 3

Esta falta de responsabilidad por parte del Estado no solo generará un problema climático en el país sino de seguridad.

Las bandas criminales al contar con más recursos tendrán también la fuerza necesaria para seguir desestabilizando diversas zonas del país afectando a grandes sectores de la población.

Es necesario que se tomen cartas sobre el asunto para atender este problema que al parecer, se nos salió de las manos.