Récord histórico de dióxido de carbono en la atmósfera

Supera una vez más la barrera de las 400 partes por millón

BBC Mundo / A los Cuatro Vientos / Foto principal: Greenpeace

Imagen: BBC Mundo.
Imagen: BBC Mundo.

13 de junio de 2016.- El nivel de fondo de dióxido de carbono (CO2) en la troposfera libre ha superado el umbral simbólico de 400 ppm (partes por millón) en el Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña (2400 metros sobre el nivel del mar).

Este record fue superado a finales de abril coincidiendo con el máximo del ciclo anual de la concentración de CO2. Un valor promedio diario (en el periodo nocturno) de 400.2 ppm se registró el 29 de abril, alcanzándose las 401 ppm el 30 abril. En los primeros días de mayo se han observado superaciones del umbral sicológico de 400 ppm en numerosos valores horarios de CO2.

La concentración de CO2 registra un continuo e inquietante incremento a nivel mundial. El incremento en la concentración de gases de efecto invernadero, del que el CO2 es el más importante, produce un calentamiento de la atmósfera.

No es esta la primera vez que los niveles diarios de dióxido de carbono en la atmósfera han superado una marca simbólica.

El 11 de mayo de 2013, por primera vez, las mediciones diarias de CO2 superaron las 400 partes por millón (ppm), según los datos divulgados por la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés).

Los datos los recogió un reputado laboratorio de Hawai situado en el volcán Mauna Loa y que mide la concentración de ese gas en la atmósfera desde 1958.

Según los científicos, la última vez que los niveles de CO2 se mantuvieron de forma estable por encima de esa marca fue entre 3 y 5 millones de años atrás, cuando el clima de la Tierra era mucho más cálido y los humanos modernos no existían.

El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero fruto de las actividades humanas y surge principalmente de la quema de combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas.

Más en el invierno del hemisferio norte

Foto: evwind.com
Foto: evwind.com

La tendencia habitual que se registra en el volcán es que las concentraciones de CO2 aumenten en los meses de invierno y vuelvan a bajar cuando las temperaturas suben en el hemisferio norte.

Los bosques y la vegetación expulsan parte de los gases al exterior de la atmósfera, por lo que se espera que la concentración de CO2 baje de los 400 ppm en las próximas semanas.

Pero, a largo plazo se esperaba que siguiera aumentando gradualmente, tal y como se confirmó este día en el Observatorio de Vigilancia Atmosférica Global de Izaña.

James Butler es el responsable del Laboratorio de Investigaciones del Sistema Terrestre en el volcán Mauna Loa que gestiona NOAA y que fue el que registró una concentración de CO2 de 400,03 ppm en mayo de 2013.

– «El dióxido de carbono registrado varía dependiendo de la hora, el día o la semana, por lo que no nos sentimos cómodos al mencionar una sola cifra, la menor en un día que es lo que sucedió en este caso», explica Butler.

«Mauna Loa y el observatorio del Polo Sur son lugares icónicos que han tomado medidas de CO2 en tiempo real desde 1958. El año pasado, por primera vez, en el Ártico se superaron las 400ppm», señala el científico al apuntar que esta es, sin embargo, la primera vez que se supera esa media en Mauna Loa.

Quien inició las mediciones en el volcán de Hawai fue Charles Keeling, un científico de la Institución Oceanográfica Scripps.

En 1958, encontró una concentración en la cumbre del volcán de cerca de 315 ppm, es decir 315 moléculas de CO2 por cada millón de moléculas en el aire. Desde entonces, la denominada «curva de Keeking», se ha disparado considerablemente.

Las mediciones actuales en ese lugar han superado loa 400ppm en los últimos días, y el jueves alcanzó el máximo histórico diario de 399,73 de media.

Mediciones prehistóricas

NOMADAS PRIMEROS HUMANOS

Pero el científico de NOAA Pieter Tans matiza que sus mediciones están hechas en función al Tiempo Universal Coordinado (UTC, por sus siglas en inglés -equivalente al horario GMT-), mientras que Keeling hacía sus mediciones con el horario de Hawai. Teniendo en cuenta eso, explica, «la medición en función al equipo de Keeling sería de 400,08ppm».

– «Es probable que el próximo año o dentro de dos, la media anual pase de 400ppm», añade por su parte Butler.

«Un par de años después de eso, el Polo Sur tendrá mediciones de 400ppm y dentro de entre ocho o diez años, probablemente habremos visto las últimas mediciones por debajo de los 400ppm».

Para determinar los niveles de CO2 antes de la introducción de las estaciones de medición modernas, los científicos usaban las que se conocen como medidas indirectas como el estudio de las burbujas de aire antiguo atrapadas en el hielo antártico.

Estas burbujas, que pueden usarse para analizar los niveles de CO2 de los últimos 800.000 años, sugieren que los niveles de CO2 se mantuvieron estables en ese largo periodo entre los 200ppm y los 300ppm.

«El valor 400ppm de CO2 no tiene ningún significado por sí mismo para los físicos que estudian el clima», explica la científica británica Joanna Haigh.

No obstante, matiza que lo más preocupante es que después de que los niveles de CO2 se mantuvieran en los 300ppm por tanto tiempo, ahora pasen la marca de los 400.

Sin embargo, esto nos da la oportunidad de reflejar el incremento constante de las concentraciones de CO2 y hablar sobre por qué es un problema para el clima», concluye.