Omar García, el abstencionismo y los partiduchos

Omar García Arámbula resultó en Ensenada un gran candidato porque es una gran persona.

Olga Alicia Aragón Castillo / A los Cuatro Vientos

Para empezar, un profesionista, un ingeniero que logró hacer sus estudios universitarios con gran tenacidad y mucho esfuerzo, ya que proviene de una familia humilde. Es sin duda un hombre inteligente que sabe escuchar a los demás y reconocer las cualidades de los otros.

Es un hombre muy sincero, apegado a la verdad, dispuesto a dejar su comodidad cotidiana para entregarse de tiempo completo, en cuerpo y alma, a una causa en la que cree y sin cobrar un centavo por el tiempo, el talento y el esfuerzo que invierte en ella.

Es un hombre honrado que no anda buscando cómo colgarse de los otros y cómo negociar su talento. Omar Garcia logró, por esas cualidades, ganarse la confianza de la gente y hacer crecer la esperanza.

No cualquiera puede lograrlo, mucha gente ya sabe distinguir lo auténtico de lo demagógico.

Muchas gracias a Omar García por todo lo que hizo al frente de su equipo como el verdadero y único candidato independiente de Ensenada.

ABSTENCIONISMO EDA PORCENTAJE 2016
La realidad, el 6 de junio (Archivo)

Y de la pobre participación ciudadano en esta jornada electoral del 5 de junio, puedo decir que propicia que partiduchos que tienen tres canicas (un pequeño grupo de personas, la mayoría en condiciones de pobreza o de pobreza extrema) vendan esas tres canicas al Partido Revolucionario Institucional (PRI) en una alianza electoral denigrante para que el candidato priista, aunque sea derrotado por un candidato independiente, se llene el buche de votos como las gallina, mide granito en granito y al final gane la elección.

Claro que el partiducho de las tres canicas nos costará una fortuna. Va a cobrar a precio de oro el puñadito de votos que entregó al priista para llevarlo al poder.

Pese a todo ello, la gran lección que nos deja la candidatura de Omar García en Ensenada es que los ciudadanos saben reconocer perfectamente cuando en realidad se les presenta la opción de un candidato independiente, libre, honesto, sencillo, capacitado y con buenas propuestas y con la decisión firme de gobernar junto con la sociedad.

Ahora hay que prepararse para vencer en las próximas a la corrupta partidocracia, expresada en su peor rostro: el bipartidismo neoliberal que tanto daño han hecho al país y a la gente.