Surgen las primeras ciudades con paneles solares obligatorios en edificios

San Francisco, la ciudad más tecnológica de  California, acaba de aprobar un cambio a la legislación para que los nuevos edificios construidos en 2017 cuenten, de forma obligatoria, con paneles solares.

En México, la construcción y operación de estos inmuebles está en pañales pero ya existe un edificio público 100% sustentable.

Business Conexion / Veo Verde / A los Cuatro Vientos

Scott Wiener, supervisor y miembro de comité urbanístico y de medio ambiente de la ciudad de San Francisco, explicó que la iniciativa exigirá que todos los edificios de 10 pisos o menos construidos a partir del 1 de enero de 2017, tendrán que asignar al menos un 15% de tu techo a la instalación de paneles fotovoltaicos o calentadores de agua solares.

La iniciativa de ley, presentada por Wiener y aprobada de forma unánime, es una parte del proyecto de la ciudad por adoptar el 100% del uso renovables para el 2025, un plan que arrancó desde el año pasado con la instalación de estaciones gratuitas de recarga para coches eléctricos, y que ahora continúa con esta nueva ley que busca aprovechar las nuevas infraestructuras para generar energía solar.

Lo que pide la nueva ley es o bien el uso de energía solar fotovoltaica (PV), es decir, las células que convierten la luz solar directamente en energía eléctrica, o el uso de paneles solares térmicos; un nuevo mercado local para  muchos de los  fabricantes de paneles solares en California.

Las nuevas normas convierten a San Francisco en la primera gran ciudad de Estados Unidos que obliga la instalación de paneles en las nuevas construcciones, aunque otras en California, en pueblos como Lancaster y Sebastopol, han firmado leyes similares.

Scott Wiener a través de un comunicado dijo “la activación de paneles solares en los techos de los edificios es una forma inteligente y eficiente para promover el uso de la energía solar y mejorar nuestro medio ambiente. Tenemos que seguir aplicando políticas de energía renovable agresivas para asegurar el futuro sostenible de nuestra ciudad”.

Apenas un caso excepcional en México

ATZCAPOZALCO EDIFICIO VERDE

Mientras tanto en México, a finales de 2013, se dio el primer paso hacia la sustentabilidad, un ejemplo entre los edificios de gobierno. En la sede de la delegación Azcapotzalco se convirtió en el primer edificio público 100% sustentable.

Para ello se invirtió 4 millones 700 mil pesos, en 240 paneles solares, 654 lámparas y 129 sensores de movimiento, mantenimiento de instalación, entre otros. Desde septiembre de ese año el edificio produce su propia energía eléctrica.

A partir de este momento el edificio hace su contribución verde. Se espera que en 20 años contribuya a la reducción del efecto invernadero de manera significante. Se calcula que en este lapso de tiempo dejará de emitir 86.07 toneladas de dióxido de carbono; cantidad que equivale a la circulación anual promedio de 46 autos o la tala de 48 mil árboles anuales. Además generará un ahorro al bolsillo de la delegación.

De entrada, la cantidad de 4 millones 700 mil pesos resulta escandalosa, pero a largo plazo se verán los beneficios en el impacto ecológico y en la economía de Azcapotzalco. Se calcula que la inversión se recuperará en 5 años, considerando que el gasto mensual en materia de energía eléctrica era en promedio de 60 mil pesos.

La inversión incluye una mejora en el sistema eléctrico del edificio, mismo que tenía más de 25 años sin recibir mantenimiento. Claro, por fallas que se presentaban en el edificio, cabe la posibilidad de que hubiera fugas de energía. Resolviendo estos detalles, el consumo de energía será más eficiente, esperando un ahorro total del 70% en el consumo de electricidad.

La nueva infraestructura incluye un cuarto de control eléctrico y monitoreo de los paneles, así como inversores de energía que transforman de manera inmediata la solar a electricidad. Aquí se llevará registro de la generación de energía y el consumo que se ejerce en el edificio en función.

En la inauguración del proyecto Sergio Palacios, entonces jefe delegacional de Azcapolzaco, mencionó la importancia de que los edificios públicos cuenten con estas características sustentables.

“Se llama a que los gobiernos en la ciudad y a nivel federal, se inclinen hacia esta tendencia. Es más, que se adopte como política pública para el mayor beneficio de la nación”, dijo en la ceremonia de inauguración del inmueble

México muestra un grave rezago en construcciones sustentables. Que una delegación dé el primer paso pone el ejemplo para el resto de los gobiernos mexicanos. Esto sería una pequeña parte, porque también existen otras implementaciones que van más allá del aprovechamiento de la energía solar; como la captación de agua de lluvia o utilizar materiales ecofriendly — que modifiquen el esmog, por ejemplo. Un buen primer paso, pero vayamos por más”.