Los Cucapá: persiste la lucha contra gobiernos negligentes

Los integrantes de la Cooperativa Pesquera Indígena Cucapá me solicitan apoyo para circular este comunicado a los medios, cuyo tema es el eterno problema que enfrentan cada año para gozar de su legítimo derecho tradicional a la pesca en el delta del Río Colorado y en la Reserva de la Biósfera Alto Golfo de California.

Demandan el apoyo de la CNDH, que recientemente giró la Recomendación (26/2016) que demanda el reconocimiento de los derechos indígenas a ser consultados en torno a las Áreas Naturales Protegidas en las que habitan y trabajan desde hace cientos o miles de años.

Los indígenas cucapá demandan también que se realice la Consulta Indígena, con el objeto de modificar el Programa de Maneja de la Reserva que les permita acceder a su actividad pesquera sin que las autoridades federales ambientales y de pesca los hostiguen y los sancionen.

Raúl Ramírez Baena / Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste.

Cooperativa Pueblo Indígena Cucapa Chapay Seis Jihurrat Cucapa

Ejido Oviedo Mota, Indiviso, municipio de Mexicali 23 de mayo del 2016.

Como es de conocimiento público, en 1993 se decretó la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado sin consulta previa al pueblo indígena cucapá. La Zona Núcleo de esta Reserva se creó sobre la desembocadura del Río Colorado, ignorando que el Río ha sido parte importante de nuestro territorio, donde milenariamente hemos desarrollado nuestra cultura indígena pesquera y de la cual depende nuestra subsistencia. El actual Programa de Manejo publicado en el 2007, más allá de reconocernos como pueblo indígena y nuestros derechos, nos coloca como “Contexto arqueológico, histórico y cultural”.

Desde el establecimiento de la Reserva se han implementado una veda y una cuota de captura a la pesquería de la curvina golfina, criminalizando el acceso a nuestro territorio y nuestra actividad pesquera y poniendo en riesgo la subsistencia de nuestras familias, pues es la única especie que aprovechamos en la desembocadura del Río Colorado, tanto para autoconsumo como para comercializar. Después de diversos amparos, logramos que no se implementara la cuota de captura para las temporadas de pesca 2015 y 2016.

Sin embargo, la cuota de captura no es lo único que amenaza nuestra cultura. La falta de presencia de autoridades en el Zanjón ha desatado una serie de problemas que afectan la seguridad de nuestros pescadores y familias, además de generar daños económicos a la cadena productiva pesquera. En esta temporada de pesca 2016 nos enfrentamos a serios problemas que socaban y ponen en riesgo nuestras formas tradicionales de pesca, nuestras ceremonias y convivencia familiar, que son fundamentales para conservar nuestra identidad como pueblo indígena.

CUCAPA PINTURA

Entre los problemas que enfrentamos está la invasión de pescadores furtivos en el Zajón, donde instalamos nuestros campos de pesca, y en la desembocadura del río donde ancestralmente hemos pescado. Han llegado pescadores furtivos con embarcaciones clonadas impidiéndonos pescar, robándonos nuestras redes cuando ya están tendidas con pescado, incluso agrediéndonos físicamente. Así mismo, estos pescadores invaden el Zajón haciendo inseguros los campos de pesca para nuestras familias y sobre todo para nuestros hijos, que tradicionalmente aprenden estas artes.

Además de la presencia de pescadores furtivos nos enfrentamos a retos que no son nuevos para esta temporada que termina, sino que son problemas recurrentes. Cada año tenemos que lidiar con el bajo precio del kilo de curvina, porque trailers están saliendo ilegalmente sin documentar la carga. Los esfuerzos de monitoreo de captura por parte de las autoridades federales se ha enfocado en las tres cooperativas cucapá, descuidando el resto de los pescadores y compradores que aprovechan esta falta de vigilancia.

Aunado a los problemas de pesca furtiva y falta de vigilancia, el temblor del 2010 destruyó el acceso a nuestro campo de pesca y nos imposibilitó, durante ese año y en el 2011, la entrada al Zanjón para pescar. Si bien desde el 2012 los gobiernos estatal y federal han destinado dinero para rehabilitar el camino, este 2016 el presupuesto asignado fue insuficiente para realizar un camino seguro y permanente.

Nuestra lucha por el respeto de nuestros derechos como pueblos ha sido larga. Hemos llegado hasta instancias internacionales como la CIDH y la ONU.

A nivel nacional, el 19 de abril del 2002, la CNDH emitió la Recomendación 08/2002 dirigida a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, recomendando la actualización del Programa de Manejo de la Reserva mencionada para que se atendieran las necesidades económicas y culturales de nuestro pueblo, y nuestro derecho a realizar actividades de pesca aún en la Reserva. Además, se mandató a hacer estudios para fijar una nueva delimitación de la zona núcleo.

Esta recomendación fue dada por cumplida el 28 de febrero del 2007, sin notificar oficialmente a nuestras autoridades por la CNDH. Es hasta el 22 de octubre del 2008, mientras estábamos en una sesión en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA en Washington, D.C., exponiendo nuestra problemática en Audiencia Pública, donde extraoficialmente se nos mencionó por parte de la representación del Estado Mexicano el supuesto cumplimiento. El 10 de marzo del 2010, mediante escrito, solicitamos a la CNDH se trasladara a nuestra comunidad para informarnos los motivos del porqué se había dado por cumplida la Recomendación 08/2002, sin obtener respuesta hasta la fecha. Sin embargo, sigue la negativa a la modificación al Programa de Manejo de la Reserva y las normas implementadas, tanto de conservación como de pesquerías, y siguen violando nuestros derechos como pueblo indígena pesquero.

En el 2014 y 2015 se realizaron dos reuniones en la Secretaría de Gobernación con autoridades de todos los niveles de gobierno, y uno de los acuerdos fue realizar una consulta indígena para modificar el Programa de Manejo de la Reserva, pero hasta la fecha la autoridad no ha atendido adecuadamente esta demanda que ha sido central para nosotros desde 1993. Es importante mencionar que como pueblo indígena no estamos pidiendo consulta pública para la modificación del Programa, sino que estamos pidiendo obedecer lo que la Constitución y el Convenio 169 de la OIT, que es ley suprema en nuestro país, mandatan al gobierno en todos los niveles: respetar nuestro derecho a la consulta y consentimiento previo, libre e informado.

Foto: La Jornada BC
Foto: La Jornada BC

Así pues, como parte del pueblo indígena Cucapá que nos dedicamos a la pesca, y en nombre de la Cooperativa Pueblo Indígena Cucapa Chapay Seis Jihurrar Cucapa, reconocemos la importancia de la reciente Recomendación 26/2016 sobre modificación de Programas de Manejo en Áreas Naturales Protegidas que emitió la CNDH, donde se ha mencionado que la Recomendación del año 2002 es uno de los antecedentes más importantes.

SALUDAMOS LA INICIATIVA DE LA CNDH PARA IMPULSAR EL RECONOCIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS, PERO DEMANDAMOS QUE PARA QUE ESTAS RECOMENDACIONES SEAN CUMPLIDAS, EL SEXTO VISITADOR GENERAL, JORGE ULISES CARMONA TINOCO, SEA EL INTERMEDIARIO Y GESTOR PARA ABRIR UN DIÁLOGO DE BUENA FE CON EL SECRETARIO DE MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES, RAFAEL PACCHIANO ALAMÁN, Y CON EL COMISIONADO NACIONAL DE AREAS NATURALES PROTEGIDAS, ALEJANDRO DEL MAZO MAZA, PARA ORGANIZAR UNA AGENDA QUE PERMITA AVANZAR EN LA MODIFICACIÓN DEL PROGRAMA DE MANEJO DE LA RESERVA DONDE SE

RECONOZCAN NUESTROS DERECHOS MEDIANTE UNA CONSULTA INDÍGENA, RESPETANDO NUESTRO CONSENTIMIENTO PREVIO, LIBRE E INFORMADO.

TAMBIÉN EXIGIMOS SE CUMPLAN LOS ACUERDOS DE LAS REUNIONES DE 2014 Y 2015 EN LA SECRETARIA DE GOBERNACIÓN: LA RENOVACIÓN DE LAS 61 EMBARCACIONES PARA REALIZAR NUESTRO TRABAJO CON MAYOR SEGURIDAD; LA CREACIÓN DE UN CAMINO DEFINITIVO HASTA NUESTROS CAMPOS DE PESCA CON LA ASIGNACIÓN DE UN PRESUPUESTO DE LOS DIFERENTES NIVELES DE GOBIERNO PARA SU CONSTRUCCIÓN; LA PERMANENCIA DE NUESTRO DERECHO A REALIZAR LA PESCA DE LA CURVINA GOLFINA SIN UNA CUOTA DE CAPTURA; Y LA VIGILANCIA E INSPECCIÓN, TERRESTRE Y MARINA, EFECTIVA, DURANTE LA TEMPORADA DE PESCA EN EL ZAJON POR PARTE DE LA CONAPESCA Y LA PROFEPA.

POR ÚLTIMO, EN EL CONTEXTO DE LA MILITARIZACIÓN DEL PAÍS Y LA CRIMINALIZACIÓN QUE HEMOS SUFRIDO DESDE QUE SE CREÓ LA RESERVA Y SU ZONA NÚCLEO, ASÍ COMO FRENTE A LA DEFENSA DE NUESTRO DERECHO AL ACCESO A NUESTRO TERRITORIO Y NUESTRA ACTIVIDAD PESQUERA, NOS PREOCUPA DE SOBREMANERA QUE SE ANUNCIE UNA GENDARMERÍA AMBIENTAL QUE ACTUALMENTE SE ACOMPAÑA DE UNA NEGATIVA DE RECONOCER NUESTROS DERECHOS EN EL PRINCIPAL INSTRUMENTO RECTOR DE LA RESERVA COMO ES EL PROGRAMA DE MANEJO.

Atentamente:

Hilda Hurtado Valenzuela, Presidenta de la Cooperativa. Ma. Inés Hurtado Valenzuela, Tesorera- Lorenzo Sainz González, Presidente de Vigilancia

Ccp. MIGUEL ÁNGEL OSORIO CHONG, Secretario de Gobernación, Ciudad de México; Ccp. ROBERTO CAMPA CIFRIÁN, Subsecretario de Derechos Humanos de la Segob, Ciudad de México; Ccp. LUIS RÁUL GONZÁLEZ PÉREZ, Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Ciudad de México; Ccp. JAIME MARTÍNEZ VELOZ, Comisionado para el Diálogo con los Pueblos Indígenas, Segob, Ciudad de México. Ccp. Medios de comunicación.