Acerca de conflicto de interés y engaño propagandístico

A raíz de la polémica que generó la publicación en nuestro portal la información relativa al conflicto de interés y engaño proselitista y propagandístico del funcionario público Javier Ballesteros Ruiz, analista de Desarrollo Humano Laboral en la  Secretaría del Trabajo y Previsión Social del Gobierno de Baja California -en donde gana un sueldo bruto mensual de 16 mil 643.73 pesos-, y del equipo de campaña del candidato del Partido Acción Nacional (PAN) a munícipe de Ensenada y empleado de la empresa trasnacional Sempra Energy en México, Carlos Loyola Peterson, que usó electoralmente los servicios profesionales de actor del servidor público estatal señalado en la nota de referencia para criticar el trabajo de gobierno municipal de su opositor político (PRI), A los Cuatro Vientos publica extractos de la ponencia “CONFLICTO DE INTERÉS”, que en marzo de 2015 presentó en el Poder Legislativo de la federación Sandra Marisela Flores Alonso, miembro fundador de la Red de Investigadores Parlamentarios en Línea (REDIPAL); Licenciada en Comunicación por la UNAM; Máster en Democracia y Parlamento por la UNAM y la Universidad de Salamanca, España; Diplomada en Derecho Parlamentario por la UIA; Asesora Parlamentaria en la Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, México. Conceptos con los que coincide plenamente A los Cuatro Vientos y forman parte de su ética periodística:

“El conflicto de interés es un fenómeno relacionado, pero diferente, al tráfico de influencias y a la corrupción. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), este concepto se puede definir como “un conflicto entre las obligaciones públicas y los intereses privados de un servidor público, cuando estos intereses pueden tener la capacidad para influir impropiamente en el desempeño de sus actividades como servidor público”.

Existen 3 tipos de conflictos de interés: los reales, los potenciales, y los aparentes:

  1. Los conflictos de interés reales ocurren cuando la consecución de los intereses personales y familiares del funcionario público inciden, de forma efectiva y comprobable, en su desempeño o en su motivación personal para desempeñarse correctamente en función del interés público.
  2. Los conflictos de interés potencial existen cuando a pesar de que aún no se hace evidente el conflicto, en el futuro, cuando ciertas circunstancias en el contexto del servidor público puedan cambiar, el conflicto pueda aparecer –recordando que el trabajo en la función pública es dinámico: un interés declarado en un momento puede tener un impacto o consecuencias distintas en un momento posterior.
  3. Los conflictos de interés aparentes, por su parte, son aquellos donde ciertos actores sociales pueden sospechar de la presencia de un conflicto en una situación o decisión de uno o varios servidores públicos (Arellano G., David, Walter Lepore, Laura Zamudio, e Israel Aguilar, “Control de los conflictos de interés: Mecanismos organizacionales en la experiencia internacional y lecciones para México”, Documentos de Trabajo del CIDE, México, CIDE, número 255, febrero 2011.)

CONFLICTO INTERES CONTRATO

En nuestro marco jurídico vigente encontramos que La Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, en el artículo 8° fracción XI, se establece que todo servidor público tendrá como obligación excusarse de intervenir, por motivos de su encargo, en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquellos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, o parientes civiles, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte.

El servidor público deberá informar por escrito a su jefe inmediato sobre la atención, trámite o resolución de los asuntos a que hace referencia el párrafo anterior y que sean de su conocimiento, y observar sus instrucciones por escrito sobre su atención, tramitación y resolución, cuando el servidor público no pueda abstenerse de intervenir en ellos (Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos, Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 13 de marzo de 2002).

El mismo ordenamiento en la fracción XII señala que es una obligación abstenerse, durante el ejercicio de sus funciones, de solicitar, aceptar o recibir, por sí o por interpósita persona, dinero, bienes muebles o inmuebles mediante enajenación en precio notoriamente inferior al que tenga en el mercado ordinario, donaciones, servicios, empleos, cargos o comisiones para sí, o para las personas a que se refiere la fracción XI de este artículo, que procedan de cualquier persona física o moral cuyas actividades profesionales, comerciales o industriales se encuentren directamente vinculadas, reguladas o supervisadas por el servidor público de que se trate en el desempeño de su empleo, cargo o comisión y que implique intereses en conflicto.

Habrá intereses en conflicto cuando los intereses personales, familiares o de negocios del servidor público puedan afectar el desempeño imparcial de su empleo, cargo o comisión.

También la fracción XIII del mismo artículo se refiere al tema desempeñar su empleo, cargo o comisión sin obtener o pretender obtener beneficios adicionales a las contraprestaciones comprobables que el Estado le otorga por el desempeño de su función, sean para él o para las personas a las que se refiere la fracción XI.

Por otro lado, he encontrado que la guía de la Oficina de Ética de las Naciones Unidas proporciona un enfoque muy claro acerca el tema, al señalar que pueden surgir riesgos de conflicto de interés en dos niveles (Conflictos de intereses, Oficina de Ética de las Naciones Unidas, [en línea], New York, EUA, 2015, [consultado el 20-06-15], formato html, disponible en http://www.un.org/es/ethics/conflictofinterest.shtml):

  • Como conflictos de intereses institucionales, • Como conflictos de interés personal.

Un conflicto de interés institucional surge cuando, como resultado de otras actividades o relaciones, una organización no puede prestar servicios imparciales y la objetividad de la organización para realizar la labor correspondiente al mandato se ve o puede verse afectada, o la organización tiene una ventaja competitiva injusta.

PERSONAJE CON DINERO DIBUJO

Un conflicto de interés personal es una situación en que los intereses privados de una persona —como relaciones profesionales externas o activos financieros personales— interfieren o puede entenderse que interfieren con el cumplimiento de sus funciones oficiales.

Los funcionarios deben tratar siempre de evitar las situaciones en que se beneficien personalmente o permitir que otros se beneficien personalmente con las decisiones adoptadas. Es necesario tener conciencia de lo que las acciones, a falta de una explicación, pueden parecer a otros o ser interpretadas por ellos.

En ocasiones la percepción de un conflicto de interés plantea tanta preocupación ética como un conflicto efectivo de interés. Las situaciones de conflicto de interés no implican necesariamente una actuación errada. No obstante, si no se determinan o gestionan de manera apropiada, pueden comprometer la labor y la integridad de las instituciones.

Cuando cada persona evita la percepción y la realidad de un conflicto de interés se puede ayudar a preservar la independencia e imparcialidad. Uno de los pasos clave para evitar o resolver un conflicto de interés consiste en velar por los intereses de la organización o institución por encima de los personales.

Por ejemplo, las Naciones Unidas están muy atentas a que los asuntos financieros privados de un funcionario puedan crear posibles conflictos de intereses. Los funcionarios deben abstenerse de gestionar o tener intereses financieros en negocio alguno si un individuo o una empresa tiene la oportunidad de beneficiarse de una asociación de ese tipo como resultado del cargo del funcionario en las Naciones Unidas.

La Oficina de Ética de la ONU ha elaborado una Hoja de ruta, que es una guía de referencia para el personal de la Secretaría de las Naciones Unidas, como un recurso que proporciona información práctica acerca de temas como Conflicto de intereses; Honores, favores, obsequios y remuneración, Atenciones sociales, Favoritismo, Empleos externos y actividades externas, Uso de bienes y activos de la Naciones Unidas, Confidencialidad y uso de la información y Restricciones posteriores al empleo.

Declaración de Posible Conflicto de Interés

La “Declaración de Posible Conflicto de Interés”, deberá hacerse al ingresar a cargos públicos federales, actualizarse anualmente o en cualquier momento en que un servidor público considere que pudiera ocurrir un posible conflicto de interés en su responsabilidad.

Al respecto el Sistema DeclaraNet presenta un formulario sobre la declaración de conflictos de intereses, diseñado con el fin de recoger aspectos específicos. Se declararán los conflictos de intereses actuales y los de los tres últimos años. Deberá ser llenado por todos los servidores públicos obligados a presentar declaración de situación patrimonial, a partir del mes de mayo de 2015.

En este apartado el declarante deberá requisitar conforme a los puestos, cargos, comisiones, actividades o poderes que el declarante desempeña en órganos directivos o de gobierno en organizaciones con fines de lucro (empresas), o bien, en asociaciones, sociedades, consejos, actividades filantrópicas o de consultoría el declarante puede o no recibir remuneración por esta participación.

Imagen: garabatos y rayajos.blogspot.com
Imagen: garabatos y rayajos.blogspot.com

De tener alguna participación en alguno de los supuestos referidos, deberá ingresar los datos siguientes:

  • Nombre de la institución (empresa, asociación, sindicato, etc.)
  • Ubicación señalando la ciudad o población, entidad federativa y país.
  • Naturaleza del vínculo: socio, colaborador u otro.
  • Antigüedad del vínculo en años.
  • Frecuencia anual: 3 ocasiones, de 4 a 7 ocasiones, de 8 a 11 ocasiones, mensualmente, ocasionalmente u otra.
  • Participación en la dirección o administración, antes o durante el servicio público.
  • Tipo de persona jurídica en la que participa: instituciones de derecho público, sociedades o asociaciones de derecho privado, fundación, asociación gremial, sindicato o federación de organizaciones de trabajadores, junta de vecinos u otra organización comunitaria, iglesia o entidad religiosa, u otra.
  • Tipo de colaboración o aporte: cuotas, servicios profesionales, participación voluntaria, participación remunerada, otros aportes.

En la parte de observaciones o aclaraciones el declarante deberá especificar aquella información que considere relevante sobre este tema. Asimismo, la sección “PARTICIPACIONES ECONÓMICAS O FINANCIERAS DEL DECLARANTE”, se refiere a participaciones económicas o financieras, así como aquellos convenios, contratos, compromisos o acuerdos con un valor económico presente o futuro que el declarante tenga con personas físicas o morales y que podrían ser percibidos o susceptibles de un conflicto de interés y que no pueden ser incluidos en alguna de las secciones anteriores.”